La esquizofrenia Diagnóstico

La esquizofrenia se diagnostica sobre la base de los perfiles de los síntomas. Correlatos neurales no proporcionan criterios suficientemente útil. El diagnóstico se basa en las experiencias de auto-reporte de la persona, y anormalidades en el comportamiento reportado por miembros de la familia, amigos o compañeros de trabajo, seguida de una evaluación clínica por un psiquiatra, trabajador social, psicólogo clínico u otro profesional de la salud mental. Evaluación psiquiátrica incluye una historia psiquiátrica y algún tipo de examen del estado mental.

Criterios estandarizados

Los criterios más utilizados estándar para la esquizofrenia el diagnóstico proviene de Manual Diagnóstico y Estadístico de la Asociación Americana de Psiquiatría de los Trastornos Mentales, versión DSM-IV-TR, y la Organización Mundial de la Salud Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud, el CIE-10. Los últimos criterios se utilizan normalmente en los países europeos, mientras que los criterios del DSM se utilizan en los Estados Unidos y el resto del mundo, así como la imperante en los estudios de investigación. Los criterios de la CIE-10 poner más énfasis en Schneider síntomas de primer rango, aunque en la práctica, el acuerdo entre los dos sistemas es alto.

De acuerdo con la cuarta edición revisada del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV-TR), para ser diagnosticado con esquizofrenia, tres criterios de diagnóstico se deben cumplir:

  1. Los síntomas característicos: Dos o más de los siguientes, cada uno presente durante gran parte del tiempo durante un período de un mes (o menos, si los síntomas remiten con el tratamiento).
    • Ilusiones
    • Alucinaciones
    • Lenguaje desorganizado, que es una manifestación de trastorno formal del pensamiento
    • Macroscópicamente comportamiento desorganizado (por ejemplo, vestirse inapropiadamente, llorando con frecuencia) o comportamiento catatónico
    • Los síntomas negativos - aplanamiento afectivo (falta o disminución de respuesta emocional), alogia (falta o disminución en el habla), o abulia (falta o disminución de la motivación)
    Si las ideas delirantes se consideran extraños, o las alucinaciones consisten en escuchar una voz que participan en un comentario continuo de las acciones del paciente o de la audiencia de dos o más voces conversan entre sí, sólo que los síntomas se requiere por encima. El criterio de la desorganización del habla sólo se cumple si es suficientemente grave como para afectar sustancialmente la comunicación.
  2. Disfunción social / laboral: Durante una parte significativa del tiempo desde el inicio de la alteración, una o más áreas importantes de actividad, como el trabajo, relaciones interpersonales o el cuidado personal, están muy por debajo del nivel alcanzado antes de la aparición.
  3. Duración: signos continuos de la alteración persisten durante al menos seis meses. Este período de seis meses debe incluir al menos un mes de síntomas (o menos, si los síntomas remiten con el tratamiento).

La esquizofrenia no se puede diagnosticar si los síntomas del trastorno de estado de ánimo o un trastorno generalizado del desarrollo están presentes, o los síntomas son el resultado directo de una enfermedad médica o una sustancia, como el abuso de una droga o medicamento.

Confusión con otras enfermedades

Los síntomas psicóticos pueden estar presentes con varias otras enfermedades psiquiátricas, incluyendo el trastorno bipolar, trastorno de personalidad límite, trastorno esquizoafectivo, intoxicación por drogas, psicosis inducida por drogas o intoxicación o la abstinencia, y trastorno esquizofreniforme. La esquizofrenia es complicado con trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) mucho más frecuentemente de lo que podría explicarse por puro azar, aunque puede ser difícil distinguir las compulsiones, que representan el TOC de los delirios característicos de la esquizofrenia.

Un examen más de medicina general y neurológica puede ser necesaria para descartar enfermedades médicas que rara vez se puede producir psicosis como la esquizofrenia, los síntomas, como trastornos metabólicos, infecciones sistémicas, la sífilis, la infección por el VIH, epilepsia y lesiones cerebrales. Puede que sea necesario para descartar un delirio, que se distinguen por alucinaciones visuales, de inicio agudo y el nivel de conciencia fluctuante, e indica una enfermedad médica subyacente. Las investigaciones no se repiten generalmente de recaída a menos que exista una indicación médica específica, o los posibles efectos adversos de la medicación antipsicótica.

"La esquizofrenia" no quiere decir doble personalidad, a pesar de la etimología de la palabra (del griego σχίζω = "Yo dividido").

Subtipos

El DSM-IV-TR contiene cinco sub-clasificaciones de la esquizofrenia.

  • Paranoid tipo: ¿Dónde delirios y las alucinaciones están presentes, pero trastorno del pensamiento, comportamiento desorganizado y aplanamiento afectivo están ausentes. (DSM código código 295.3/ICD F20.0)
  • Tipo desorganizado: nombre esquizofrenia hebefrénica en el ICD. En caso de trastornos del pensamiento y el afecto plano se presentan juntos. (DSM código código 295.1/ICD F20.1)
  • Tipo catatónico: El sujeto puede ser casi inmóviles o presentan agitación, movimientos involuntarios. Los síntomas pueden incluir estupor catatónico y flexibilidad cérea. (DSM código código 295.2/ICD F20.2)
  • Tipo indiferenciado: los síntomas psicóticos están presentes, pero los criterios para los tipos paranoide, desorganizado o catatónico no se han cumplido. (DSM código código 295.9/ICD F20.3)
  • Tipo residual: donde los síntomas positivos están presentes con una intensidad baja solamente. (DSM código código 295.6/ICD F20.5)

La CIE-10 define dos subtipos adicionales.

  • Depresión post-esquizofrénica: Un episodio depresivo que surgen a raíz de una enfermedad esquizofrénica, donde algunos de los síntomas esquizofrénicos de bajo nivel puede aún estar presente. (Código ICD F20.4)
  • Sencilla la esquizofrenia: el desarrollo insidioso y progresivo de los síntomas negativos prominentes, sin antecedentes de episodios psicóticos. (Código ICD F20.6)

Controversias y Dirección de la investigación

Parte de una controversia más grande sobre biopsiquiatría, la validez de la esquizofrenia como una entidad diagnóstica ha sido criticado por algunos psicólogos como carentes de validez científica y la fiabilidad del diagnóstico. En 2006, un grupo de pacientes y profesionales de salud mental del Reino Unido, bajo el lema de la Campaña por la Abolición de la Etiqueta Esquizofrenia, abogó por el rechazo del diagnóstico de la esquizofrenia en base a su heterogeneidad y el estigma asociados, e instó a la adopción de un modelo bio-psico-social. Otros psiquiatras del Reino Unido se opusieron argumentando que el término esquizofrenia es un concepto útil, aunque sea provisional.

La categoría discreta de la esquizofrenia utilizada en el DSM también ha sido criticado. Al igual que con otros trastornos psiquiátricos, algunos psiquiatras han sugerido que el diagnóstico sería mejor abordar las dimensiones individuales a lo largo de todo el mundo, que varía, de modo que hay un espectro o continuo en lugar de una línea de corte entre lo normal y enfermo. Este enfoque parece coherente con la investigación de la esquizotipia, y con una prevalencia relativamente alta de las experiencias psicóticas, en su mayoría no causan angustia creencias delirantes, entre el público en general. En concordancia con esta observación, el psicólogo Edgar Jones, y los psiquiatras, Tony y David Nassir Ghaemi, examinando la literatura existente sobre los delirios, señaló que la consistencia y la completitud de la definición de la ilusión han sido deficientes por muchos, los delirios no son ni necesariamente fija, ni falsa, ni implican la presencia de pruebas irrefutables.

Nancy Andreasen, una figura destacada en la investigación de la esquizofrenia, ha criticado el actual DSM-IV y los criterios de la CIE-10 para el sacrificio de validez para el bien de la mejora de la fiabilidad del diagnóstico. Ella sostiene que el excesivo énfasis sobre la psicosis en los criterios diagnósticos, al tiempo que mejora la fiabilidad del diagnóstico, hace caso omiso de deterioro cognitivo más fundamental que son más difíciles de evaluar debido a las grandes variaciones en la presentación. Esta opinión es apoyada por otros psiquiatras. En el mismo sentido, Ming Tsuang y sus colegas señalan que los síntomas psicóticos puede ser un final común del Estado en una variedad de trastornos, incluyendo la esquizofrenia, más que un reflejo de la etiología específica de la esquizofrenia, y advierten que no existen bases suficientes para considerar de DSM definición operativa como la "verdadera" construcción de la esquizofrenia. Neuropsicólogo Michael Foster verde fue más allá al sugerir la presencia de déficits neurocognitivos específicos pueden ser utilizados para construir los fenotipos que son alternativas a las que son puramente basado en los síntomas. Estos déficits tomar la forma de una reducción o deterioro en las funciones psicológicas básicas, tales como memoria, atención, función ejecutiva y la resolución de problemas.

La exclusión de los componentes afectivos de los criterios para la esquizofrenia, a pesar de su ubicuidad en el ámbito clínico, se ha convertido en una manzana de la discordia. Esta exclusión en el DSM se ha traducido en un "más complicado" trastorno separado - trastorno esquizoafectivo. Citando la confiabilidad entre los pobres, algunos psiquiatras han impugnado totalmente el concepto de trastorno esquizoafectivo como una entidad separada. La distinción categórica entre los trastornos del humor y la esquizofrenia, conocida como la dicotomía Kraepelinian, también ha sido cuestionada por los datos de epidemiología genética.


Leer más


Origen y abstraído de la información encontrada en NIAMS, CDC, NIH, FDA, Wikipedia ( Creative Commons Attribution-ShareAlike License )

Last Updated: Sep 29, 2009

Read in | English | Español | Français | Deutsch | Português | Italiano | 日本語 | 한국어 | 简体中文 | 繁體中文 | العربية | Dansk | Nederlands | Finnish | Ελληνικά | עִבְרִית | हिन्दी | Bahasa | Norsk | Русский | Svenska | Magyar | Polski | Română | Türkçe
Comments
The opinions expressed here are the views of the writer and do not necessarily reflect the views and opinions of News-Medical.Net.
Post a new comment
Post