Tratamiento de úlceras por presión

Por Dra. Ananya Mandal, Méd.

Las úlceras por presión se dan en pacientes que se quedan inmóviles durante mucho tiempo o que padecen une presión sostenida sobre una zona de la piel durante un largo periodo de tiempo. Estas son difíciles de diagnosticar rápidamente y tienen fama de ser difíciles de tratar.

Las úlceras comienzan como una descoloramiento rojiza u oscura de la piel afectada. Esta fase se llama la 1era etapa de la úlcera. A medida que la úlcera progresa sin detección ni tratamiento a la 2ª, 3ª y 4ª etapa, puede que se vean afectados los músculos, los huesos y las articulaciones también.

Las úlceras por presión, además, se complican con la presencia de otras enfermedades crónicas como el diabetes, la insuficiencia cardíaca, desnutrción etc. Por lo tanto el tratamiento de las úlceras por presión requieren el tratamiento de estas enfermedades subyacentes.

Otro factor importante en la gestión de las úlceras por presión es la prevención ya que las úlceras por presión son difíciles de tratar. La prevención de las úlceras por presión es una parte importante de la gestión de las úlceras por presión.

Objetivos de las terapias contra úlceras por presión

Los objetivos de la terapia contra las úlceras por presión son (1-6):

  1. Eliminación de la presión sobre el(las) área(s) afectada(s)
  2. Proteger la piel sana adyacente
  3. Mejorar la autodefensa del cuerpo y permitir una condición favorable en el cuerpo que facilite el proceso natural de curación.
  4. Proporcionar alivio al dolor
  5. Eliminar y curar infecciones
  6. Eliminación de tejidos desvitalizados o necróticos
  7. Tratar el paciente para controlar el diabetes, la hipercolesterolemia, la desnutrición y la anemia etc.

Tratamiento de úlceras por presión

Se descomprime la úlcera por presión. Se inspecciona con regularidad para controlar los cambios. La inspección y el re-posicionamiento frecuente de otras protuberancias óseas y otras zonas vulnerables es importante.   Se utilizan terapias con analgésicos para aliviar el dolor.

Apósitos o vendajes y promoción de la curación

Los tratamientos específicos incluyen los apósitos, la eliminación de pieles dañadas y la promoción de la curación.

Aquellos con infecciones necesitan antibióticos y apósitos anti-bacterianos para matar las bacterias y ayudar a la curación.

Los vendajes más anticuados con gasa, gasa con parafina, y los apósitos con almohadillas sencillas no se recomiendan. Entre los apósitos que se recetan en casos de úlceras por presión hay hidrocoloides, hidrogeles, espumas, películas, alginatos, siliconas blandas:

  1. Hidrogeles– estos son geles que mantienen la humedad de las heridas y ayudan a que cicatricen las heridas.
  2. Hidrocoloides – estos son apósitos que forman un gel sobre la herida y se adhieren al piel sana circundante.
  3. Las espumas pueden utilizarse para absorber y retener fluidos y mantener seca la ulcera y ayudarla a que sane.

Las cremas de barrera no deberían aplicarse con presión sobre las úlceras.

Otros tratamientos contra las úlceras por presión

Otros tratamientos incluyen la estimulación eléctrica que envía pequeñas descargas para provocar la curación.

A veces se recomienda un tratamiento quirúrgico. Esto incluye quitar la piel desvitalizada o dañada. Esto se llama desbridamiento. Esto se hace cortando las zonas de tejido desvitalizado. El desbridamiento también puede hacerse utilizando enzimas que disuelven el tejido.

Las grandes úlceras podrán necesitar tratamientos quirúrgicos más extensos. Las zonas curadas también pueden requerir cirugía plástica con injertos de piel de otras partes sanas del cuerpo para posicionarlas sobre las úlceras curadas.

Las úlceras por presión suelen ser lentas en la curación debido a efectos adversos continuos como la presión o una mala nutrición. Se cree que la vitamina C (500mg dos veces al día) reduce el área de la superficie de las úlceras por presión y el sulfato de zinc (220mg tres veces al día) también facilita la curación de la herida. Estos son suplementos junto con una nutrición general mejorada.

Prevención de las úlceras por presión

Las úlceras por presión pueden desarrollarse muy deprisa especialmente en algunos individuos. El desarrollo de una úlcera por presión puede tardar tan poco como una hora si la persona es incapaz de moverse incluso durante un periodo muy corto de tiempo.

Una vez desarrolladas las úlceras pueden progresar antes y inundar tejidos y pueden llevar al dolor y a estancias prolongadas en el hospital.

En casos extremos las úlceras por presión pueden volverse mortales. Se pueden dar infecciones severas como la intoxicación de la sangre, sepsis o infecciones óseas.

Formas de prevenir las úlceras por presión

Las úlceras por presión pueden prevenirse a base de vigilar y de observar con regularidad. Algunos pasos en la prevención de las úlceras por presión incluyen:

  1. Movimientos continuos- los movimientos continuos y el re-posicionamiento del paciente alivia la presión de las áreas que son vulnerables la las úlceras por presión. Debería haber un horario de para dejar registro de los cambios de postura.  Un paciente con una úlcera tiene que estar acostado de tal manera que no añada presión sobre la úlcera para evitar que empeore. Tendría que haber guías sobre las posturas correctas a la hora de sentarse y estirarse, apoyo para los pies y el uso de equipamiento para prevenir la presión.
  2. Colchones y almohadas - Existen varios tipos para prevenir las heridas por presión. Pueden utilizarse colchones anti escara.  Estos son impermeables pero también absorben el exceso de agua. Algunos de estos también pueden pulsar y oscilar de vez en cuando para redistribuir la presión. También hay camas fluidificadas. Aquí el paciente flota sobre cuentas de cristal recubiertas de silicona entre las cuales se introduce aire caliente. Estas reducen la fricción y el cizallamiento.
  3. Valoración Frecuente de la Piel - toda la piel debería examinarse con regularidad para comprobar los signos del desarrollo de la úlcera por presión. Se utilizan escalas y herramientas para detectar cambios tempranos. Algunos signos reveladores son manchas rojas en la piel que no desvanecen, ampollas, o daño a la piel, extensiones de la piel calientes, frías o duras con o sin hinchazón.
  4. auto-cuidado - el paciente desarrolla un plan de inspección frecuente de la piel y rutina para el cambio de postura con su cuidador y su profesional de la salud para evitar que se produzcan úlceras.
  5. Dieta- se aconseja a los pacientes que coman una dieta sana y equilibrada. Pueden recetarse suplementos si hay alguna deficiencia. (1-6)

Revisado por April Cashin-Garbutt, BA Hons (Cantab)

Fuentes

  1. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2912087/
  2. http://www.nice.org.uk/nicemedia/pdf/CG029publicinfo.pdf
  3. http://www.royalfree.nhs.uk/pip_admin/docs/Pressure_sores_143.pdf
  4. http://www.patient.co.uk/doctor/Pressure-Sores.htm
  5. http://osp.mans.edu.eg/tmahdy/papers_of_month/0708_Pressure_Sores.pdf
  6. http://www.ucop.edu/agrp/docs/la_ulcers.pdf

Last Updated: May 2, 2017

Advertisement

Comments

  1. Alfredo Alonso Alfredo Alonso Spain says:

    Gracias por la información!

The opinions expressed here are the views of the writer and do not necessarily reflect the views and opinions of News-Medical.Net.
Post a new comment
Post