Advertisement
Advertisement

¿Cuál es Linfoma no-Hodgkin?

Por el Dr. Tomislav Meštrović, DOCTOR EN MEDICINA, Doctorado

Los linfoma no-Hodgkin representan un grupo heterogéneo de los desordenes lymphoproliferative que originan en B-Linfocitos, T-Linfocitos o célula de asesino (NK) natural. Los linfomas del Linfocito B explican 80-90% de todas las cajas, linfomas del Linfocito T son responsables de 15-20% de los casos, mientras que los linfomas de NK se encuentran raramente.

El linfoma no-Hodgkin tiene una heterogeneidad biológica y clínica sustancial, así una diagnosis definitiva se puede hacer sólo después del examen histopathogical. Una aproximación holística proporcionada por personas multidisciplinarias de especialistas y de profesionales de la atención sanitaria es la piedra angular de asegurar resultado acertado del tratamiento.

Patogenesia de la enfermedad

Similar a otros tipos de enfermedades malas, los lymophomas non-Hodgkin se presentan por una acumulación de varias fases de aberraciones genéticas que den lugar a una ventaja del incremento de la copia mala. Los desplazamientos Periódicos durante la diferenciación del lymophocite que llevan a la expresión desregularizada de oncogenes representan a menudo un paso inicial, pero los cambios genéticos secundarios son un requisito previo para la transformación mala completa.

La condición se ha asociado a enfermedades autoinmunes o inflamatorias crónicas tales como tiroiditis de Hashimoto, artritis reumatoide o síndrome de Sjögren. La infección Crónica también se conecta a su patogenesia; por ejemplo, el linfoma no-Hodgkin gástrico primario del tejido linfoide mucosa-asociado (MALT-NHL) ha mostrado la correlación fuerte con la infección de los píloros de Helicobacter.

La supresión Inmune es un factor de riesgo sabido para el linfoma del non-Hodkin. En los pacientes que experimentaron el trasplante sólido del órgano, el riesgo de la enfermedad se ha asociado específicamente a la duración de la immunosupresión y al tipo de drogas usadas. Además, este linfoma es una complicación común en pacientes con la infección del virus de inmunodeficiencia humana que lo más frecuentemente afecta al aparato gastrointestinal.

Epidemiología del linfoma no-Hodgkin

La frecuencia y el modelo de linfoma no-Hodgkin varían en diversas poblaciones y regiones geográficas. Tomando En Cuenta diversos subtipos, una parte más elevada de linfoma folicular y difuso se puede observar en Norteamérica y Europa, mientras que en Asia hay una parte más elevada de linfoma del Linfocito T. No mucho se sabe sobre el papel etiológico de características inmunológicas, de etiquetas de plástico genéticas y de polimorfismos en el revelado de la enfermedad.

El linfoma no-Hodgkin representa el quinto tipo de cabeza de cáncer entre ambos sexos, explicando 4-5% de nuevas cajas del cáncer y el 3% de muertes del cáncer. Los tipos de incidencia en los E.E.U.U. duplicados entre 1970 y 1990, después de lo cual ellos se estabilizaron. La Incidencia también aumentó de otros países con ingresos elevados entre 1950 y 1990, sin aumento posterior durante la última década.

Los estudios epidemiológicos Numerosos que exploraron la exposición alimenticia, ambiental y profesional a las substancias químicas no han determinado ninguna asociaciones positiva constante con el riesgo creciente de la enfermedad o la mortalidad creciente. Dos anomalías posibles son admisión de los pescados (asociada a un riesgo non-significantly disminuido de revelado del linfoma en varios estudios) y leen la admisión de la carne con una asociación positiva.

Diagnosis y tratamiento

El síntoma más característico del linfoma no-Hodgkin es una hinchazón sin dolor en un ganglio linfático, observado generalmente en el cuello, el axila o la arista de encuentro. Esto es característico para los pacientes con lymophomas indolentes (tales como zona folicular, marginal y lymophoma lymphoplasmacytic). La implicación de Extranodal y los síntomas sistémicos son menos comunes en la presentación, pero se consideran a menudo pues la enfermedad avance o transforma en el escenario agresivo.

La Histología sigue siendo un paso de progresión obligatorio en el establecimiento de la diagnosis, que se debe hacer en base de ganglio linfático del excisional o de la biopsia extranodal del tejido que proporciona a suficiente material para las muestras formalina-fijas. Las biopsias de la Base se realizan solamente en pacientes sin ganglios linfáticos fácilmente accesibles o en los pacientes que requieren el tratamiento de la emergencia. La Laparoscopia también tiene un papel en el establecimiento de una diagnosis en casos de masas intrabdominales y retropertioneal.

Puesto Que el tratamiento adecuado depende principalmente del escenario de la enfermedad, así como del estatus médico del paciente, se requiere un trabajo-hacia arriba inicial completo que puede determinar todos los sitios de la enfermedad sabida y evaluar funciones del órgano de la línea de fondo. De Acuerdo con Ann Arbor que efectúa el sistema, entonces categorizan a los pacientes en limitado (representado por el escenario I e II) o avance (el escenario III e IV) enfermedad.

Cuando un programa de tratamiento para un individuo con linfoma non-Hodgkin se diseña, descompone en factores por ejemplo la edad del paciente y la salud general, el fragmento del linfoma y el subtipo histologic determinado deben ser tenidos en cuenta. La Mayoría de los pacientes deben recibir la quimioterapia con o sin la radioterapia. La Cirugía es útil en solamente un puñado de situaciones - lo más común posible establecer una diagnosis correcta obteniendo un espécimen de la biopsia.

El paciente debe estar implicado en el proceso de decisión desde el principio, y los pacientes deben ser tratados con la menos terapia tóxica preveída para producir una remisión completa duradera. Además, el buen cuidado de apoyo es giratorio en asegurar resultado acertado del tratamiento. Los avances Recientes que incluyen el uso de anticuerpos monoclonales y el uso disperso de HSCT han aumentado la vulcanización valoran para esta enfermedad mala.

Fuentes

  1. http://www.healthdirect.gov.au/non-hodgkin-lymphoma
  2. http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ijc.22719/pdf
  3. http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJM199304083281409
  4. http://jco.ascopubs.org/content/early/2011/04/11/JCO.2010.33.3252.full.pdf
  5. http://www.nature.com/modpathol/journal/v26/n1s/full/modpathol2012184a.html
  6. JO de Armitage, Coiffier B, Linfoma no-Hodgkin de Dalla-Favera R. Lippincott Williams y Wilkins; 2009.

Last Updated: Mar 18, 2015

Read in | English | Español | Français | Deutsch | Português | Italiano | 日本語 | 한국어 | 简体中文 | 繁體中文 | Nederlands | Русский | Svenska | Polski
Comments
The opinions expressed here are the views of the writer and do not necessarily reflect the views and opinions of News-Medical.Net.
Post a new comment
Post