El Índice de masa corporal se puede relacionar con los hábitos del alcohol

El índice de masa corporal (BMI) de individuos que beban el alcohol se puede relacionar con cuánto, y cuantas veces, beben, según un nuevo estudio por los investigadores en el Instituto Nacional en el Abuso de Alcohol y el Alcoholismo (NIAAA).

En un análisis de los datos cerco de más de 37.000 personas que tenían nunca ahumado, los investigadores para encontrar que BMI fue asociado al número de individuos de las bebidas consumidos en los días él bebieron. Calculado como peso de individuo en los kilogramos divididos por la altura en los contadores ajustados, BMI mide independientemente de si una persona está en un peso sano - los valores inferiores de BMI indican generalmente que la flaqueza y valores más altos de BMI indican ser gordos.

El índice de masa corporal de individuos que beban el alcohol se puede relacionar con cuánto, y cuantas veces, beben, según un nuevo estudio por los investigadores en el Instituto Nacional en el Abuso de Alcohol y el Alcoholismo (NIAAA).

“En nuestro estudio, hombres y mujeres que bebieron la cantidad más pequeña del alcohol - una bebida por día de consumición - con la frecuencia más grande - tres a siete días por semana - tenía los BMI más inferiores,” dijo a primer autor Rosalind A. Breslow, Ph.D., “mientras que los que consumieron infrecuentemente la cantidad más grande tenían el BMIs más alto.” Un parte del estudio del Dr. Breslow, epidemiólogo en la División de NIAAA de Epidemiología y Prevención Investiga y el colega Barbara A. Smothers, Ph.D., aparece en la aplicación del 15 de febrero de 2005 el Gorrón Americano de la Epidemiología.

“Esto es una edición importante,” dijo a Director Tintín-Kai Li de NIAAA, Obesidad de M.D. la “es frecuente en los Estados Unidos y es un factor de riesgo para las enfermedades crónicas numerosas y la muerte temprana. Puesto Que el uso del alcohol también es frecuente en este país, es importante examinar el lazo de la cantidad y la frecuencia del consumo para el peso corporal.”

Los investigadores examinaron los datos cerco a partir de 1997 a 2001 en la Encuesta Sobre Entrevista Nacional de la Salud (NHIS), una encuesta nacionalmente representativa de la población de los E.E.U.U. conducto cada año por el Centro Nacional para las Estadísticas de Salud. DRS. Breslow y Smothers compararon modelos de consumición del alcohol de los demandados de la encuesta con sus muescas de BMI. Puesto Que los estudios anteriores han mostrado que fumando y bebiendo interactivo para influenciar el peso corporal, el estudio actual mirado solamente los bebedores actuales que tenían nunca ahumado.

Los Resultados de los exámenes anteriores del lazo entre el alcohol y el peso corporal de consumición han sido contrarios. Los autores observaron que lo hizo una razón posible de esto es que los estudios anteriores utilizaron una manera diferente de evaluar el consumo del alcohol que el estudio actual.

El “consumo del Alcohol consiste en dos componentes,” explicó al Dr. Breslow, “la cantidad consumida en los días de consumición (cantidad), y cuantas veces ocurren los días de consumición (frecuencia). Volumen basado de consumición generalmente por término medio examinado Anterior de los estudios solamente consumido en un cierto plazo. Sin Embargo, el volumen medio proporciona a una descripción limitada del consumo del alcohol pues no explica modelos de consumición. Por ejemplo, un volumen medio de 7 bebidas por semana podía ser logrado consumiendo 1 bebida cada día o 7 bebidas en un único día. El volumen Medio puede no explicar completo relaciones importantes entre la cantidad y la frecuencia de los resultados de la consumición y de la salud tales como obesidad.”

Los autores sugirieron varias razones posibles de las asociaciones observadas de la cantidad y de la frecuencia del uso del alcohol con BMI.

El “Alcohol es una fuente importante de calorías, y la consumición puede estimular la consumición, determinado en configuraciones sociales,” dijo al Dr. Breslow. “Sin Embargo, las calorías en líquidos pueden no poder accionar el mecanismo fisiológico que produce la sensación de la plenitud. Es posible que, al largo plazo, los bebedores frecuentes pueden compensar la energía derivada del alcohol comiendo menos, pero incluso el comer excesivamente alcohol-relacionado infrecuente podría llevar al avance de peso en un cierto plazo.”

El Dr. Breslow advertido contra la deducción de lazos de la causa-efecto con respecto frecuencia, cantidad y a peso corporal de consumición de este estudio. El estudio apunta a la necesidad de estudios anticipado proyecto de determinar si ciertos modelos de consumición constituyen los factores de riesgo para el exceso de peso y la obesidad.

Advertisement