Inyección transforaminal de esteroides es una alternativa viable para la cirugía lumbar dolor radicular

Published on July 30, 2010 at 1:50 AM · No Comments

54 por ciento de los pacientes a lograr el alivio del dolor después de 1 mes de tratamiento

Un estudio reciente de investigadores de Australia determinó que la inyección transforaminal de esteroides era una alternativa viable a la cirugía para el dolor radicular lumbar por hernia de disco. Los detalles completos del estudio se publican en la edición de agosto de Medicina del Dolor, una revista publicada por Wiley-Blackwell en nombre de la Academia Americana de Medicina del Dolor, de la Facultad de Medicina del Dolor de la Universidad de Australia y Nueva Zelanda de anestesistas, y la Columna Internacional Sociedad de la intervención.

Dolor radicular lumbar (ciática) es más comúnmente causada por una hernia de disco lumbar y la inflamación de las raíces nerviosas afectadas. Las inyecciones de esteroides por diferentes vías se utilizan como una alternativa a la cirugía para reducir la inflamación y aliviar el dolor. Inyección epidural de esteroides, ya sea por la vía interlaminar o caudal, es el tratamiento más utilizado esteroides para aliviar el dolor. Sin embargo, los estudios indican que las inyecciones de interlaminar no son más efectivos de lo normal inyecciones de solución salina en un ligamento interespinoso, mientras caudal inyecciones epidurales de esteroides no han podido probar superior a anestesia local sola.

Transforaminal inyección de la inyección de esteroides directa y precisa sobre el nervio afectado en la columna vertebral radiológica guía-ha demostrado ser más eficaz que la inyección de esteroides interlaminares con respecto al alivio del dolor y mejoría de la discapacidad. Sin embargo, estudios controlados de esta forma de administración producen resultados contradictorios.

El presente estudio examinó si la ruta transforaminal de la inyección o la inyección del agente es el elemento crítico en la determinación de alivio del dolor con éxito. Los participantes del estudio fueron asignados aleatoriamente a uno de los cinco grupos: inyección transforaminal de esteroides (TFST) para probar su eficacia; inyección transforaminal de solución salina normal (TFNS) para la prueba de un efecto de riego; inyección transforaminal de anestésico local (TFLA) para probar el efecto de la un anestésico local, intramuscular inyección de esteroides (IMST) para la prueba de un efecto sistémico, o la inyección intramuscular de solución salina normal (IMNS) para comprobar que no específico (placebo) efectos.

Un total de 150 pacientes fueron incluidos en el estudio. Los criterios de inclusión fueron pacientes adultos, capaces de dar su consentimiento y en condiciones de cumplir con los instrumentos de resultado utilizadas, con dolor irradiado a la extremidad inferior de un lacerante, punzante, o la calidad eléctrica, la limitación de la pierna recta plantear a menos de 30 grados, y la demostración de una hernia discal por TC o RM a nivel segmentario en consonancia con las características clínicas. El dolor de la calidad adecuada fue la principal indicación para el tratamiento. Los signos neurológicos de la radiculopatía no se les exigía, pero sirvió para consolidar el diagnóstico cuando se les presente. Todos los pacientes fueron clasificados como elegibles para la cirugía, lo que significa que la cirugía sería la siguiente intervención si las inyecciones no aliviar el dolor.

Los criterios de exclusión fueron la estenosis foraminal, déficit motor severo, una historia de abuso de sustancias, cirugía previa en el nivel de segmentos afectados, o condiciones que hizo una inyección inseguras, tales como el embarazo, una infección reciente o deformidad de la columna. Los pacientes no fueron excluidos de la base de la duración del dolor.

Después de la aleatorización, los cinco grupos de tratamiento no mostró diferencias estadísticamente significativas en las características demográficas tales como el equilibrio de género edad, los niveles de segmentos tratados, o la proporción de casos agudos o crónicos.

Un volumen estándar y la dosis fueron utilizadas para cada paciente para cada tipo de inyección. Los pacientes asignados a recibir TFST 0.75ml de bupivacaína al 0,5% seguido de 1.75ml de triamcinolona en una concentración de 40mg/ml. El grupo TFLA recibió 2 ml de bupivacaína al 0,5%. El grupo TFNS recibió 2 ml de solución salina al agente. Los pacientes en el IMST recibió 1,75 ml de triamcinolona (40mg/ml). Los pacientes asignados a IMNS recibió un volumen de 2 ml.

Read in | English | Español | Français | Deutsch | Português | Italiano | 日本語 | 한국어 | 简体中文 | 繁體中文 | Dansk | Nederlands | עִבְרִית | Русский | Svenska | Polski