Muchos hombres con el cáncer de próstata metastático viven más de largo en terapia contínua de la hormona

Published on June 4, 2012 at 2:21 AM · No Comments

Muchos hombres con el cáncer de próstata metastático, hormona-sensible vivo más de largo en la terapia contínua de la andrógeno-privación (también conocida como terapia de la hormona) que en terapia intermitente, según un estudio del diecisiete-año llevado por SWOG, un grupo de la cooperativa de investigación de cáncer financiado por el Instituto Nacional del Cáncer (NCI).

Castran a los Hombres con el cáncer de próstata metastático nuevamente diagnosticado generalmente quirúrgico o las medicaciones dadas para suprimir la producción de hormonas masculinas que impulsen su cáncer. El tratamiento puede ayudar a guardar la enfermedad en el tramo temporalmente, pero en la mayoría de pacientes el cáncer recaerá y contribuirá a la muerte del paciente.

La castración Quirúrgica es permanente pero la “castración médica” proporciona a hombres la ventaja potencial de recibir terapia intermitente. Un alto en esta terapia es seguido a tiempo por una subida de niveles de la testosterona. Los datos Científicos sugirieron que el tratamiento intermitente pueda demorar la recaída del cáncer, y que la subida de la testosterona puede dar lugar a una mejoría en la calidad de vida del paciente.

Estos datos proporcionaron al análisis razonado para la juicio clínica SWOG-9346, el más grande de la fase III tales estudio hasta la fecha en hombres con enfermedad metastática, hormona-sensible. Los Resultados de este estudio demuestran que la terapia intermitente (AD) de la andrógeno-privación no es tan buena como terapia contínua de la hormona con respecto a longevidad paciente.

Las conclusión deben presente hoy en la sesión plenaria de la Sociedad Americana para la reunión anual por el investigador principal del estudio, Maha Hussain, M.D., F.A.C.P. de la Oncología Clínica (ASCO), del Centro Completo del Cáncer de la Universidad de Michigan.

“Basó en estos resultados,” Hussain dice, “podemos concluir que el ANUNCIO intermitente no es tan efectivo como ANUNCIO contínuo en hombres con el cáncer de próstata metastático.”

Los investigadores Clínicos de la red de SWOG, con el financiamiento del NCI, llevaron a personas internacionales en el conducto del estudio en más de 500 sitios, alistando a 3.040 hombres con el cáncer de próstata hormona-sensible, metastático entre 1995 y 2008.

Todos Los hombres consiguieron un curso inicial del tratamiento de la andrógeno-privación por siete meses. Los 1.535 hombres elegibles cuyo nivel próstata-específico (PSA) del antígeno caído a 4 ng/mL o menos antes de fin de esos siete meses entonces fueron destinadas al azar para parar la terapia (el grupo intermitente de la terapia) o para continuar la terapia (el grupo contínuo de la terapia).

Ésos seleccionados al azar a la arma intermitente de la terapia tenían su tratamiento suspendido hasta que su PSA subiera a un nivel predeterminado, en cuya hora comenzaron otro curso de siete meses de la terapia de la andrógeno-privación, completando un ciclo terapia por intervalos de esta manera mientras sus niveles del PSA continuados para responder apropiadamente durante el ciclo de "ON".

Los Hombres en terapia contínua tenían un rato de supervivencia total mediano de 5,8 años desde la distribución aleatoria, con el 29 por ciento de estos hombres que sobrevivían por lo menos 10 años. Ésos en terapia intermitente tenían un rato de supervivencia total mediano de 5,1 años, con el 23 por ciento sobreviviendo por lo menos 10 años a partir del tiempo que fueron destinadas aleatoriamente a una arma del tratamiento.

Los investigadores encontrados, en análisis adicionales, eso los hombres con “enfermedad mínima” (la enfermedad que no se había extendido más allá de los ganglios linfáticos o de los huesos de la espina dorsal o de la pelvis) mejoraron importante en terapia contínua, mientras que los hombres con la “enfermedad extensa” (la enfermedad que se había extendido más allá de la espina dorsal, de la pelvis, y de los ganglios linfáticos o a los pulmones o al hígado) parecida para hacer sobre también usando cualquier aproximación del tratamiento.

Los análisis Adicionales indicaron que la época de supervivencia total mediana para ésas con enfermedad mínima era 7,1 años en la terapia contínua de la andrógeno-privación comparada a solamente 5,2 años en el tratamiento intermitente. Los Pacientes con enfermedad extensa tenían tiempos de supervivencia totales medianos de 4,4 años en terapia contínua y de 5,0 años en terapia intermitente.

“En El Pasado cuando vino a usar terapia de la hormona en esta enfermedad, doctores vio la enfermedad como una entidad y adoptó “una una talla única” aproximación,” Hussain dice. “Basó en las conclusión de este estudio, él parece que una talla no ajusta necesariamente todos.”

Los investigadores De Ensayo también compararon dimensiones de la calidad de vida a través de las dos armas del estudio durante los primeros 15 meses que seguían la distribución aleatoria paciente, incluyendo dimensiones de la función sexual (impotencia y líbido), función física y emocional, y nivel de energía. Encontraron la función sexual mejorada en los hombres que recibieron terapia intermitente con respecto a ésas en terapia contínua. Una segunda presentación en una sesión de la Discusión del Asentador de ASCO (mañana del 4 de junio, del Asentador #25) señala sobre estas conclusión preliminares de la calidad de vida de SWOG-9346 (Baya Abstracta de #4571, del CM Moinpour, del DL, y otros).

“Aunque vemos la calidad de vida potencial se beneficia con el IAD,” Hussain dice, “de una perspectiva médica, las conclusión primarias del estudio que demuestra que el IAD es inferior con respecto a supervivencia total deben ser la consideración primaria en el asesoramiento de todos los pacientes que sean interesados en terapia intermitente y determinado ésos con enfermedad mínima.”

Fuente: SWOG

Read in | English | Español | Français | Deutsch | Português | Italiano | 日本語 | 한국어 | 简体中文 | 繁體中文 | Nederlands | Русский | Svenska | Polski