El Estudio ofrece discernimientos importantes en la conexión entre los trastornos mentales y las enfermedades físicas

Los Trastornos mentales y las enfermedades físicas van con frecuencia de común acuerdo. Por primera vez, los psicólogos en la Universidad de Basilea y la Universidad de Ruhr Bochum han determinado modelos temporales en gente joven: la artritis y las enfermedades del sistema digestivo son mas comunes después de la depresión, mientras que los desordenes de ansiedad tienden a ser seguidos por las enfermedades de la piel.

Las enfermedades y los trastornos mentales Físicos afectan a la calidad de vida de una persona y presentan un reto enorme para el sistema sanitario. Si la comprobación y los trastornos mentales co-ocurren sistemáticamente de una edad temprana, hay un riesgo que el niño o el adolescente enfermo sufrirá de progresos inconvenientes.

Datos a partir de 6.500 adolescentes

En un proyecto financiado por el National Science Foundation Suizo, un grupo de investigación llevado por el Dr. Marion Tegethoff del PALADIO en colaboración con Profesor Gunther Meinlschmidt de la Universidad de la Facultad de Basilea de Psicología ahora ha examinado el modelo temporal y el lazo entre las enfermedades y los trastornos mentales físicos en niños y gente joven. En el gorrón PLOS UNO, analizaban datos de una muestra representativa de 6.483 adolescentes de los E.E.U.U. envejecidos entre 13 y 18.

Los investigadores observaron que algunas enfermedades físicas tienden a ocurrir más con frecuencia en niños y adolescentes si han sufrido previamente de ciertos trastornos mentales. Asimismo, ciertos trastornos mentales tienden a ocurrir más con frecuencia después del inicio de enfermedades físicas determinadas. Los desordenes Afectivos tales como depresión fueron seguidos con frecuencia por artritis y enfermedades del sistema digestivo, mientras que el mismo lazo existió entre los desordenes de ansiedad y las enfermedades de la piel. Los desordenes de Ansiedad eran mas comunes si la persona había sufrido ya de enfermedad cardíaca. Una asociación cercana también fue establecida por primera vez entre los desordenes epilépticos y los trastornos alimentarios subsiguientes.

Epilepsia y trastornos alimentarios

Los resultados ofrecen discernimientos importantes en el lazo causal entre los trastornos mentales y las enfermedades físicas. Las asociaciones temporales nuevamente determinadas drenan la atención a los procesos que podrían ser relevantes ambos a los orígenes de enfermedades y de trastornos mentales físicos y a su tratamiento. En un estudio anterior, los mismos autores habían proporcionado ya las pruebas para el lazo entre los trastornos mentales y las enfermedades físicas en gente joven.

“Por primera vez, hemos establecido que la epilepsia es seguida por un riesgo creciente de trastornos alimentarios - un fenómeno, que había sido descrito previamente solamente en únicos partes del caso. Esto sugiere que las aproximaciones al tratamiento de la epilepsia podrían también tener potencial en el contexto de trastornos alimentarios,” explica a Marion Tegethoff, el autor importante del estudio. De una perspectiva de la política sanitaria, las conclusión subrayan que el tratamiento de trastornos mentales y de enfermedades físicas se debe ligar de cerca de una edad temprana conectado.

Fuente: Universidad de Basilea

Advertisement