Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Dopamina y psicosis

La psicosis es un desorden de la salud mental donde un individuo percibe o entiende cosas diferentemente de cómo lo hacen otras personas.

Dopamina

Haber de imagen: SergeyTarasov/Shutterstock.com

Los dos síntomas principales son falsas ilusiones y alucinaciones. En el caso de la falsa ilusión, una persona cree fuertemente en la verdad de las cosas que no lo hacen otras personas alrededor de ellas. Una falsa ilusión común que una persona con psicosis puede tener está creyendo que la gente está proyectando dañarlos.

En el caso de la alucinación, el individuo oye, ve y a veces incluso los olores, asierra al hilo o prueba las cosas que no están allí. Un ejemplo común de la alucinación está oyendo voces.

Cuando una persona experimenta falsas ilusiones y/o la alucinación, pueden muy apenarse y pueden comenzar a cambiar su comportamiento. El acontecimiento de síntomas sicopáticos a menudo se llama un episodio sicopático.

¿Qué causa psicosis?

La psicosis se puede causar por una condición (psicológica) mental, una dolencia general, o abuso del alcohol o de droga.

La causa de la psicosis puede ser una condición de salud mental tal como esquizofrenia, desorden bipolar o ansiedad, tensión, o depresión severa. La causa de la psicosis determina a menudo qué tipo de síntomas tiene una persona.

Las falsas ilusiones grandiosas son comunes en desorden bipolar y las falsas ilusiones persecutory son comunes en esquizofrenia y la depresión. Las falsas ilusiones grandiosas se refieren cuando alguien cree que tienen más potencia o autoridad que ellas lo hacen, por ejemplo creyendo ellas son líder mundial o pueden restablecer a gente muerta.

Las falsas ilusiones de Persecutory refieren a pensamiento misterioso, donde alguien cree que alguien en autoridad está intentando dañarlas, por ejemplo.

La psicosis se puede también causar por una condición de salud general tal como enfermedad de Parkinson, malaria, esclerosis múltiple o un tumor cerebral. Otras causas incluyen usos erróneos de la substancia tales como consumición de demasiado alcohol o tomar las drogas tales como cocaína, MDMA o anfetamina.

Un episodio sicopático puede también ser accionado repentinamente parando tomando las drogas o bebiendo el alcohol que hace después tan durante mucho tiempo. Más raramente, la psicosis puede manifestar como efecto secundario de tomar ciertas medicaciones o de overdosing sobre ellos.

La” hipótesis de la dopamina”

Los científicos han conducto mucha investigación en los efectos de la psicosis sobre el cerebro y los cambios del cerebro que pueden accionar episodios sicopáticos. Creen que la dopamina del neurotransmisor desempeña un papel dominante.

Un neurotransmisor es un agente químico que las células nerviosas utilizan para transmitir la información a otras células nerviosas o a células del músculo o de la casquillo del prensaestopas. La dopamina modula muchas funciones del cerebro, con los caminos de la dopamina regulando mando de motor, el estímulo, el interés, la recompensa y actividades tales como recorrer y hablar. La debilitación de tales funciones del cerebro puede ser la base de los síntomas de la psicosis.

Evidencie que ha llevado a investigadores a postular “la hipótesis de la dopamina” en condiciones tales como esquizofrenia y el desorden bipolar se basa en varias fuentes, incluyendo estudios de las exploraciones y de las drogas de cerebro que afectan a niveles de la dopamina en el cerebro.

La hipótesis de la dopamina en esquizofrenia

La esquizofrenia es la causa de cabeza de admisiones a los hospitales de la salud mental y explica aún más de las poblaciones permanentes en tales hospitales.

Es una condición severa y a menudo crónica que se asocia a niveles más severos de desorden de la debilitación y de personalidad que en cualquier otra condición de salud mental. Los síntomas principales de la esquizofrenia incluyen alucinaciones, falsas ilusiones, procesos incoherentes del pensamiento, una capacidad reducida de aserrar al hilo normales y un repliegue de la realidad.

Aunque la comprensión de la neurobiología de la esquizofrenia todavía presente un reto, una característica que sigue habiendo sin cambiar es la implicación de la disfunción de la dopamina.

La desorganización al sistema de la dopamina es el resultado de la disfunción de la dopamina en las regiones siguientes del cerebro: el striatum, la corteza prefrontal, el hipocampo, y el nigra del substantia.

En el caso de esquizofrenia, la hipótesis de la dopamina propone que la transmisión de la dopamina sea activa en las áreas mesolimbic y underactive en la corteza prefrontal. El dysregulation de la dopamina también se ve en el amygdala, que está implicado en el tramitación emocional.

Los estudios de las exploraciones (PET) de la tomografía por emisión de positrones también han encontrado diferencias en el sistema de la dopamina en ciertas regiones del cerebro entre los pacientes con esquizofrenia y los individuos sanos neuropsiquiátricos. Particularmente, el sistema de la dopamina es activo en el hipocampo entre pacientes con esquizofrenia.

La hipótesis de la dopamina en desorden bipolar

El desorden bipolar es una condición común de salud mental caracterizada por los cambios en el humor, que es caracterizado por los episodios de aserrar al hilo maníacos y activos, pero los pacientes pueden también experimentar episodios depresivos en desorden bipolar. Los episodios de la depresión o del episodio maníaco pueden durar para los días o las semanas.

Aunque el desorden bipolar subyacente de los mecanismos neurobiological no se entienda completo, la hipótesis de la dopamina ha sido una teoría dominante por más de 40 años.

Una revista sistemática 2017 publicada en la psiquiatría molecular, que observaba conclusión de estudios farmacológicos y biomédicos de la proyección de imagen, encontrada que los estudios soportaron la hipótesis que un estado de hyperdopaminergic es la base de episodio maníaco y que los niveles dopaminérgicos crecientes del transportador son la base de la depresión.

Interesante, Oliverio Howes y los colegas encontraron que, según las pruebas farmacológicas, los agonistas de la dopamina y el antidopaminergics pueden perfeccionar síntomas en la depresión bipolar.

Los investigadores dicen que las pruebas sugirieron un modelo donde los niveles crecientes del receptor de la dopamina D2/3 en el striatum aumentarían la neurotransmisión dopaminérgica y llevarían al episodio maníaco, mientras que los niveles crecientes del transportador de la dopamina (DAT) en el striatum reducirían la depresión dopaminérgica de la función y de la causa.

Según los investigadores, esto sugiere que el desorden bipolar subyacente del mecanismo patológico pueda ser receptor fallado de la dopamina y homeostasis del transportador. Si este modelo podría ser confirmado, agregan, tendría implicaciones para el revelado de nuevas aproximaciones terapéuticas tales como síntesis de disminución en episodio maníaco y DAT de inhibición en la depresión.

Otros neurotransmisores

La investigación reciente ha sugerido que las perturbaciones de la dopamina solamente pueden no explicar completo las características clínicas de la psicosis. Objetivos de investigación en curso para determinar qué papel, eventualmente, pueden desempeñar la serotonina, la acetilcolina, el glutamato, y GABA en psicosis.

Fuentes

Reseña. Psicosis. NHS 2019. Disponible en: https://www.nhs.uk/conditions/psychosis/

Scott, dopamina de JG y otros, psicosis, y esquizofrenia: el entrehierro que ensancha entre la neurología básica y clínica. Psiquiatría de translación 2018;  8, 30 (2018) DOI: 10.1038/s41398-017-0071-9. Disponible en: https://www.nature.com/articles/s41398-017-0071-9

Meyer-Lindenberg, y otros una dopamina y psicosis: Teoría, Pathomechanisms, y fenotipos intermedios. Rev. 2010 de Neurosci Biobehav; 34(5): 689-700. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2838993/

Gos, T y otros. El papel de la dopamina en esquizofrenia de una perspectiva Neurobiological y evolutiva: Pasado de moda, pero aún en Vogue. Psiquiatría delantera 2014; 5: 47. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4032934/

Howes, OD y otros. La hipótesis de la dopamina del desorden afectivo bipolar: el estado plus ultra y las implicaciones para el tratamiento. Psiquiatría molecular 2017; 22: 666-679. Disponible en: https://www.nature.com/articles/mp201716

Esquizofrenia. Enciclopedia Britannica. Disponible en: https://www.britannica.com/science/mental-disorder/Schizophrenia

Further Reading

Last Updated: Jan 23, 2020

Sally Robertson

Written by

Sally Robertson

Sally first developed an interest in medical communications when she took on the role of Journal Development Editor for BioMed Central (BMC), after having graduated with a degree in biomedical science from Greenwich University.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Robertson, Sally. (2020, January 23). Dopamina y psicosis. News-Medical. Retrieved on June 22, 2021 from https://www.news-medical.net/health/Dopamine-and-Psychosis.aspx.

  • MLA

    Robertson, Sally. "Dopamina y psicosis". News-Medical. 22 June 2021. <https://www.news-medical.net/health/Dopamine-and-Psychosis.aspx>.

  • Chicago

    Robertson, Sally. "Dopamina y psicosis". News-Medical. https://www.news-medical.net/health/Dopamine-and-Psychosis.aspx. (accessed June 22, 2021).

  • Harvard

    Robertson, Sally. 2020. Dopamina y psicosis. News-Medical, viewed 22 June 2021, https://www.news-medical.net/health/Dopamine-and-Psychosis.aspx.

Comments

  1. Jess Butler Jess Butler United States says:

    I have a friend who abuses amphetamines and I have repeatedly seen the dopaminergic effects played out in a manner that perfectly mimics my bipolar changes. When the friend is "speeding" it's just like my "mania" episodes; when they run out of the amphetamines, they act and look like my "depressive" side.
    The mania is pretty self-explanatory, exhibiting increased activity, speaking very rapidly, twitching, racing thoughts, and anorexia. With the withdrawal from the drug they will sleep, sometimes for days, talk and process information very slowly and dully, and eat (mostly carbohydrates and so-called comfort food).
    Researchers should think outside the box in this particular subject and take advantage of the untapped resources available. Also interesting would be a longitudinal study investigating the long-term effects of amphetamines upon the whole dopaminergic system in drug users to correlate their decreasing functionality with that of Parkinson's patients who lose their capabilities naturally instead of chemically.

The opinions expressed here are the views of the writer and do not necessarily reflect the views and opinions of News Medical.