Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Historia del bocio

El bocio es una condición de salud con una prolongada historia, debido a sus síntomas visibles y alta incidencia en épocas históricas. La cuenta siguiente se piensa para dar una reseña abreviada de la historia de la condición.

Historia antigua

Ha habido referencias al bocio en textos chinos históricos desde 2700 A.C. La alta incidencia de la condición, con relativamente poco conocimiento de su patogenesia y de técnicas preventivas, llevó a su reconocimiento temprano. Las esponjas y las algas marinas quemadas fueron utilizadas para tratar la condición desde 1600 A.C.

En el ANUNCIO 85, un médico chino, Tshui Chin-thi, distinguido entre los tumores fijos, malos y el móvil, tumores benignos en el cuello. El tipo benigno era probablemente curable, aunque sea no entendible si él entendía la patología del órgano responsable de la condición.

En el remedio de Ayurvedic del indio, los bocios fueron referidos como “galaganda”, y clasificados en tres categorías para referir a hipertiroidismo, a hipotiroidismo y a quistes thyroidal. Un médico nombró a Charaka conocido que los bocios se podrían prevenir por el consumo de ciertas comidas, tales como leche, arroz, cebada y pepino.

En griego remedio del griego clásico, Hipócrates y Platón ambos hicieron referencias a la glándula tiroides, que creyeron eran responsables de lubricar los pasadizos respiratorios. Sin embargo, otro médico griego nombró a Galen creyó que el estado coherente esponjoso de la casquillo del prensaestopas era más probable estar implicado en la amortiguación que la secreción. Él sugirió que la carrocería “calor” viajara a través de redes vasculares en la carrocería y fuera convertida en los impulsos de nervio que afectan a la glándula tiroides.

Siglos tempranos

Aetius mencionó el uso de la cirugía de tratar el bocio en el del siglo VI, creyendo que era una hernia de la laringe. De hecho, el término “bocio” es probable haber originado del guttur latino del término, significando la laringe del bronquio.  En el siglo VII, Paulus Aegineta categorizó el bocio como steatomatous o hyperplastic. En el siglo VIII fue asociado a síntomas nerviosos, y en el siglo XII el eslabón con la enfermedad ocular, apetito creciente fue observado.

El primer archivo de una cirugía acertada de la tiroides era en el siglo X, realizado por Albucasis, que quitó un bocio grande de un hombre bajo sedación del opio.  

En 1511, Leonardo da Vinci drenó una representación de la glándula tiroides, pues él era familiar con su estructura anatómica. Sin embargo, él no entendía su función, y creyó que ayudó a mantener la estructura del cuello, y mantiene la tráquea y el esternón separados.

17mo-diecinueveavo Siglo

En 1656, un anatomista famoso nombrado Thomas Wharton descubrió la estructura anatómica exacta de las casquillos del prensaestopas endocrinas, incluyendo la glándula tiroides, y explicó que estas casquillos del prensaestopas eran responsables de secretar substancias en las funciones de la carrocería con certeza.

En el siglo XVIII, mucha gente notó que el abastecimiento de sangre a la tiroides era excesivo con respecto a otras áreas de la carrocería. El cirujano alemán, Heister, variaciones conocidas en el acontecimiento de la ampliación de la tiroides y aconsejado su tratamiento con los ungüentos o cirugía, cuidado de un cierto riesgo de la hemorragia.

La deficiencia del yodo era una causa común del bocio en épocas anteriores. Era común a los bocios de la invitación con alga marina y a las granadas de mamíferos marinos, debido a su contenido rico del yodo. En el siglo XIX, Eugen Baumann descubrió un de alto nivel del yodo presente en las glándulas tiroides de ovejas, sugiriendo la importancia de esta composición específica en la función de la casquillo del prensaestopas.

Siglo XX y más allá

Conocen los sepulcros y a Carl von Basedow de Roberto para su descripción exacta de bocios y otras anormalidades de la glándula tiroides. Éste era el origen de la tríada de Merseburg de exoftalmía, de bocio y de palpitaciones, descritos por von Basedow, en 1840.

En 1909, Emil Theodor Kocher ganó un Premio Nobel Para su trabajo en thyroidology, incluyendo sus técnicas innovadoras para la cirugía de la tiroides, y otras condiciones endocrinas.

En este plazo, el extracto de la tiroides era de uso general en práctica médica, empezando por Horsley y Murray. Los cristales de la tiroxina fueron aislados en 1914 con Kendall. Una cierta hora más adelante, en 1952, el triiodothyronine fue descubierto, que ayudó a avance el estudio del thyroidology importante.

Referencias

Further Reading

Last Updated: Feb 26, 2019

Yolanda Smith

Written by

Yolanda Smith

Yolanda graduated with a Bachelor of Pharmacy at the University of South Australia and has experience working in both Australia and Italy. She is passionate about how medicine, diet and lifestyle affect our health and enjoys helping people understand this. In her spare time she loves to explore the world and learn about new cultures and languages.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Smith, Yolanda. (2019, February 26). Historia del bocio. News-Medical. Retrieved on June 15, 2021 from https://www.news-medical.net/health/Goiter-History.aspx.

  • MLA

    Smith, Yolanda. "Historia del bocio". News-Medical. 15 June 2021. <https://www.news-medical.net/health/Goiter-History.aspx>.

  • Chicago

    Smith, Yolanda. "Historia del bocio". News-Medical. https://www.news-medical.net/health/Goiter-History.aspx. (accessed June 15, 2021).

  • Harvard

    Smith, Yolanda. 2019. Historia del bocio. News-Medical, viewed 15 June 2021, https://www.news-medical.net/health/Goiter-History.aspx.

Comments

The opinions expressed here are the views of the writer and do not necessarily reflect the views and opinions of News Medical.