Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Dieta y envejecimiento quetogénicos

Una dieta quetogénica puede ayudar algunas personas a perder el peso. Los estudios que examinan el efecto de dietas quetogénicas muestran resultados contradictorios. Esto hace las dietas quetogénicas un tema extremadamente polémico.

¿Cuál es una dieta quetogénica?

Las dietas inferiores del hidrato de carbono (LCDs) apuntan restringir el consumo de hidrato de carbono mientras que simultáneamente aumentan el consumo de proteínas y/o de grasas. El LCD más extremo es la dieta quetogénica (KD), que aumenta el consumo de grasa y disminuye la admisión del hidrato de carbono. Las pruebas muestran que un KD puede llevar a la baja de peso y a la energía creciente, pues un KD cambio la carrocería en un estado metabólico designado ketosis. Los efectos a largo plazo de los LCDs y de KDS son polémicos con las conclusión en conflicto que se presentan de muchos diversos estudios.

Haber de imagen: Sunvic/Shutterstock
Haber de imagen: Sunvic/Shutterstock

¿Pueden las dietas quetogénicas perfeccionar salud?

En un estudio, los ratones fueron utilizados para probar LCD (el 70% Kcal de la grasa), un KD (el 89% Kcal de la grasa), y dieta normal del mando del ` una' (el 65% Kcal de los hidratos de carbono) para comparar el efecto de cada dieta y las diferencias entre ellas. Los ratones en grupos del LCD y de KD recibieron considerablemente más de sus calorías de la grasa animal pero también de la proteína. Este estudio encontró que la vida útil en los ratones de KD importante fue aumentada comparada al grupo de mando (aumento 13,6%). El encontrar del interés determinado es que el grupo de ratones sujetados al KD también mostró una incidencia disminuida de tumores a la hora de muerte.  Estas conclusión sugieren que un KD pueda aumentar la vida útil y reducir el riesgo de desarrollar tumores, particularmente, los sarcomas histiocytic.

Otro parte mostró que una dieta de KD también perfeccionó la memoria en ratones envejecidos, así como perfeccionó sus resultados en las pruebas del comportamiento (qué coordinación, fuerza, y autonomía de los asnos). El análisis de la fisiología y el metabolismo también fueron realizados, que descubrió que los ratones con el LCD eran más pesados que ambos otros grupos a pesar de tener la misma admisión de la caloría. Los ratones de KD tienen una mayor masa magra comparada a los otros grupos en 26 meses, y los ratones del LCD tenían masa más gorda comparada a los otros grupos. Las pruebas metabólicas denunciaron que los ratones en un KD habían empeorado la tolerancia de la glucosa comparada al grupo de mando, sin embargo, éste no afectó a la transmisión de señales de la insulina de estos ratones. De hecho, pAS-160 (mediador de la sensibilidad de la insulina) fue aumentado de los ratones de KD, indicando un aumento en sensibilidad de la insulina. Las conclusión de este estudio sugieren que los cambios metabólicos ocurran en KD y el LCD, pero que los efectos podrían ser positivos y negativos mezclados. Se demuestra que la vida útil es perfeccionada por un KD, además, KD reduce la disminución cognoscitiva y perfeccionó la función de motor de ratones envejecidos. Los ratones sujetados a un LCD tenían longevidad similar a los ratones de KD aunque, el KD fuera más efectivo en preservar funcionamiento fisiológico en una edad avanzada.

¿Son las dietas quetogénicas apropiadas para los seres humanos?

Los estudios han mostrado que los LCDs están asociados a mortalidad creciente en poblaciones norteamericanas y europeas y que el alto consumo del hidrato de carbono está asociado a mortalidad creciente en poblaciones multinacionales y asiáticas. Estos resultados contradictorios pueden ser un producto del diseño experimental como estos estudios denuncian solamente sobre la admisión del hidrato de carbono de una población específica, significando que los datos no se pueden aplicar a los individuos que difieren del tema de prueba (es decir alguien de una diversa nacionalidad). Muchos estudios de esta naturaleza no explican la fuente del hidrato de carbono que los temas están consumiendo, que pueden también afectar a los resultados.

Un meta-análisis del consumo del hidrato de carbono y de la mortalidad por todas causas denunció que aproximadamente 40-50% de avance de la energía como hidratos de carbono es el nivel óptimo para disminuir el riesgo de mortalidad. También fue observado que en los hidratos de carbono inferiores de las comunidades de los E.E.U.U. (el <40%) y el alto consumo del hidrato de carbono (el >70%) se asocia al riesgo creciente de mortalidad y de una vida útil más corta. Importantemente, el meta-análisis mostró que los pacientes que reemplazaron los hidratos de carbono por las grasas animal-derivadas y las proteínas tenían un riesgo más alto de la mortalidad que los que reemplazaron los hidratos de carbono por las grasas y las proteínas instalación-derivadas.

Así, los estudios humanos de la longevidad continúan favorecer las dietas comprendidas de fuentes de los hidratos de carbono y de la instalación del aproximadamente 50% de grasas y de proteínas.

¿Pueden las dietas quetogénicas ayudar con la administración del dolor?

KDS se denuncia al socorro con dolor pues tienen efectos hypoalgesic y antiinflamatorios. Los estudios han apuntado fijar el efecto de un KD sobre dolor. Una prueba del hotplate fue realizada en las ratas que fueron introducidas un KD y las ratas que tenían una dieta normal más arriba en los hidratos de carbono (el grupo de mando), este experimento mostraron que las ratas con un KD tenían un tiempo de espera creciente al dolor térmico durante la prueba.

Una explicación posible para esto que encuentra es que el metabolismo de la cetona produce menos especie reactiva del oxígeno (ROS) comparada al metabolismo de la glucosa. El ROS es un contribuidor bien conocido a la inflamación. Durante estudios del roedor, fue mostrado que KDS reduce el ROS en el cerebro y en modelos de la esclerosis múltiple. KDS también se ha mostrado para reducir la inflamación del hígado en pacientes obesos con la enfermedad del higado grasa (la variante sin alcohol). Además, el metabolismo ketolytic aumenta los niveles de adenosina, que tiene efectos antiinflamatorios. Los efectos de un KD sobre dolor neuropático se han fijado durante varios estudios. Lamentablemente, las conclusión sugieren que un KD no podría perfeccionar importante sobre dolor neuropático. Más investigación en esta área debe perfeccionar los modelos usados y potencialmente ofrecer resultados importantes.

Fuentes

Further Reading

Last Updated: Jul 2, 2019

Written by

Samuel Mckenzie

Sam graduated from the University of Manchester with a B.Sc. (Hons) in Biomedical Sciences. He has experience in a wide range of life science topics, including; Biochemistry, Molecular Biology, Anatomy and Physiology, Developmental Biology, Cell Biology, Immunology, Neurology  and  Genetics.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Mckenzie, Samuel. (2019, July 02). Dieta y envejecimiento quetogénicos. News-Medical. Retrieved on July 13, 2020 from https://www.news-medical.net/health/Ketogenic-Diet-and-Aging.aspx.

  • MLA

    Mckenzie, Samuel. "Dieta y envejecimiento quetogénicos". News-Medical. 13 July 2020. <https://www.news-medical.net/health/Ketogenic-Diet-and-Aging.aspx>.

  • Chicago

    Mckenzie, Samuel. "Dieta y envejecimiento quetogénicos". News-Medical. https://www.news-medical.net/health/Ketogenic-Diet-and-Aging.aspx. (accessed July 13, 2020).

  • Harvard

    Mckenzie, Samuel. 2019. Dieta y envejecimiento quetogénicos. News-Medical, viewed 13 July 2020, https://www.news-medical.net/health/Ketogenic-Diet-and-Aging.aspx.

Comments

The opinions expressed here are the views of the writer and do not necessarily reflect the views and opinions of News Medical.