Músculos pélvicos del suelo

El suelo pélvico es una hoja fina pero fuerte del músculo y del tejido conectivo que se cierra de la cavidad pélvica de debajo. Soporta los órganos pélvicos, que incluyen el diafragma urinario, el útero, la cerviz y la vagina, y la pieza pasada del intestino grande (el recto) en mujeres. En hombres, contiene el diafragma y el recto.

Los músculos que componen el suelo pélvico son el ani del levator y los músculos del coccygeus que emparejan juntos para aislar la cavidad pélvica, formando el diafragma pélvico. El ani del levator consiste en dos porciones, el músculo interno del pubococcygeus y el músculo exterior del iliococcygeus, sujetado al sacro en el dorso pero a partir de los huesos púbicos y los huesos iléicos, respectivamente, en frente.

Estos músculos forman un portafusil ancho como una hamaca, a partir de todo alrededor el hueso pélvico en abanico y conectar con los órganos pélvicos a través de fibras de músculo circulares firmemente envueltas y los espesantes del tejido fibroso que lo envuelve.

Los músculos del pubococcygeus pasan de retroceso dejar un entrehierro en el centro, que es donde los pasajes para los órganos pélvicos se localizan. Éste es el hiato urogenital. El descanso del ani del levator es formado por el iliococcygeus más fino. Sus fibras ensamblan detrás del ano para formar una placa del tejido conectivo fuerte llamado la placa del levator, que soporta los órganos pélvicos en descanso.

El suelo pélvico tiene dos orificios para cada uno de los pasajes al exterior, al hiato urogenital y al hiato rectal. En mujeres, la vagina y la uretra pasan con el hiato urogenitcal y el recto pasa con el hiato rectal.  En hombres, la uretra pasa a través del hiato urogenital y del recto con el hiato rectal.

Suelo pélvico femenino etiqueta - derechos de autor de la imagen: Ambientes médicos/Shutterstock de Alila
Suelo pélvico femenino etiqueta - derechos de autor de la imagen: Ambientes médicos/Shutterstock de Alila

Funciones del suelo pélvico

Los esfínteres circulares de la forma pélvica de los músculos para controlar el pasaje de substancias con cada uno de estos pasajes, a saber, del esfínter uretral y del esfínter anal. Así la continencia es una función importante del suelo pélvico.

Estos músculos son responsables de darle mando sobre el urination, la defecación, y la flatulencia. También están implicados en orgasmos. Soportan los órganos pélvicos contra la gravedad, manteniéndolos la posición durante momentos de la presión abdominal creciente, como cuando usted orcough o risa del estornudo. Cuando el diafragma aprieta para forzar la orina fuera, hay una relajación coordinada de la pieza del músculo ese los círculos alrededor de la uretra para permitir que la orina fluya fuera. La relajación similar ocurre durante la defecación, el parto y la cópula vaginal.

Cuando el suelo pélvico contrata, los órganos que soporta se levantan más arriba, y se exprimen los pasajes cierran. Cuando se relaja, por otra parte, la hoja muscular desciende y se abren los orificios.

Importancia del suelo pélvico

La importancia de esta hoja muscular es inmensa. Forma la pieza de los músculos de la base, un grupo de los músculos voluntarios que son responsables de mantener postura, la posición abdominal del órgano y la presión intrabdominal. Trabajan así como los músculos abdominales profundos y los músculos traseros para mantener la carrocería derecha sin fatiga. En la situación ideal, los cambios en la presión dentro del abdomen que suceso, por ejemplo, durante una tos, estornudo o levantar algo pesado, se regulan automáticamente entre los músculos abdominales, traseros y pélvicos del suelo. Mientras que sube la presión, contratan para soportar la espina dorsal y los órganos abdominales de ser dislocado, y la carrocería realiza la acción liso.

Sin embargo, el debilitamiento de los músculos de la base lleva al cambio de este ritmo. Por ejemplo, cuando se dañan los músculos pélvicos del suelo, los aumentos en la presión intrabdominal empujan hacia abajo el suelo pélvico débil, haciendo los órganos pélvicos descender más bajo. Si esto dura un rato largo, los órganos pélvicos cambian permanente su posición, que se llama prolapso pélvico del órgano. Los síntomas de esto pueden colocar de incontinencia de tensión a la pendiente real del útero con el orificio vaginal.

El suelo pélvico sí mismo no es visible del exterior, sino que puede ser entrenado por ejercicio consciente. Cuando la placa del levator es débil, los órganos pélvicos ceden y pueden deslizarse con el hiato urogenital aumentado.

Referencias

Further Reading

Last Updated: Aug 23, 2018

Dr. Liji Thomas

Written by

Dr. Liji Thomas

Dr. Liji Thomas is an OB-GYN, who graduated from the Government Medical College, University of Calicut, Kerala, in 2001. Liji practiced as a full-time consultant in obstetrics/gynecology in a private hospital for a few years following her graduation. She has counseled hundreds of patients facing issues from pregnancy-related problems and infertility, and has been in charge of over 2,000 deliveries, striving always to achieve a normal delivery rather than operative.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Thomas, Liji. (2018, August 23). Músculos pélvicos del suelo. News-Medical. Retrieved on September 16, 2019 from https://www.news-medical.net/health/Pelvic-Floor-Muscles.aspx.

  • MLA

    Thomas, Liji. "Músculos pélvicos del suelo". News-Medical. 16 September 2019. <https://www.news-medical.net/health/Pelvic-Floor-Muscles.aspx>.

  • Chicago

    Thomas, Liji. "Músculos pélvicos del suelo". News-Medical. https://www.news-medical.net/health/Pelvic-Floor-Muscles.aspx. (accessed September 16, 2019).

  • Harvard

    Thomas, Liji. 2018. Músculos pélvicos del suelo. News-Medical, viewed 16 September 2019, https://www.news-medical.net/health/Pelvic-Floor-Muscles.aspx.

Comments

The opinions expressed here are the views of the writer and do not necessarily reflect the views and opinions of News-Medical.Net.
Post a new comment
Post