Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Diagnosis de la úlcera péptica

Las úlceras pépticas forman en el forro interior del esófago, del estómago, o del duodeno del intestino delgado. Las úlceras pépticas pueden ocurrir cuando demasiado ácido se produce en el estómago o si la capa mucosa gástrica protectora es erosionado debido a la irritación o a la inflamación.

Haber de imagen: Tefi/Shutterstock.com

Los pacientes con las úlceras pépticas asierran al hilo típicamente un dolor ardiente en su abdomen o pueden experimentar náusea, vomitar, baja de peso, o la baja del apetito. Es importante diagnosticar y tratar correctamente úlceras pépticas, pues las úlceras no tratadas pueden dar lugar a complicaciones tales como extracción de aire interna. Si está dejada no tratado, esta extracción de aire interna puede convertirse en anemia o la baja severa de la sangre, de los tejidos de la cicatriz que puede cegar el pasaje de la comida, así como de la peritonitis, que es una infección de la cavidad abdominal.

Pruebas de los píloros de Helicobacter

La causa del número uno de úlceras pépticas es infección con las bacterias de los píloros de Helicobacter. Los píloros del H. son una bacteria espiral-dada forma que embute en la capa mucosa del estómago y del intestino delgado, causando la irritación y la inflamación del forro interior de células gástricas. Un clínico que sospecha una diagnosis de úlceras pépticas después de realizar un examen médico puede pedir una prueba de los píloros del H.  Esta prueba mide la presencia o la ausencia de las bacterias de los píloros del H. en la carrocería de un paciente y se puede admitir varias maneras.

En la prueba del antígeno del taburete, la presencia de píloros del H. es determinada midiendo el número de antígenos bacterianos, que son fragmentos de proteínas, en las heces de un paciente. Los anticuerpos a los píloros del H. se pueden también medir en la sangre de un paciente. Sin embargo, la presencia de anticuerpos descubre solamente la exposición, que podría indicar una infección bacteriana actual o anterior.

La presencia de píloros del H. se puede también descubrir por una prueba de respiración. Para realizar la prueba de respiración, un paciente injiere una forma radioactiva del carbono. Si las bacterias están presentes, el paciente exhalará el dióxido de carbono radiactivo. Esta conversión ocurre debido a los niveles de la urea producidos por las bacterias de los píloros del H.

Las pruebas de los píloros del H. son rápidas y no invasores, haciéndolos mas comun que otras pruebas diagnósticas más invasores. La presencia de píloros del H., combinada con síntomas pacientes correspondientes, indica típicamente la presencia de una úlcera péptica. La infección de los píloros del H. se puede tratar con los antibióticos.

Pruebas endoscópicas

Para algunos pacientes, tales como los que sean más viejos o estén experimentando dolor severo o la extracción de aire, un clínico puede pedir un examen endoscópico gastrointestinal superior, llamado esophago-gastro-duodenoscopy (EGD). El endoscopio es un tubo fino, flexible con una cámara encendida sujetada que se inserte en la boca y se pase hacia abajo a través del esófago, del estómago, y del duodeno. Un EGD permite que el doctor visualice estas áreas y busque úlceras.

Upper GI Endoscopy, EGD - PreOp Surgery Patient Education - Engagement

Si se descubre una región ulcerada, una pequeña biopsia se puede tomar para el análisis adicional. El tejido hecho una biopsia se puede examinar para la presencia de píloros del H. por el examen bajo un microscopio, conducto una prueba química de la ureasa, o con una reacción en cadena de polimerasa (PCR), que descubre el material genético de las bacterias.

Las úlceras pépticas se pueden también descubrir por una serie de radiografías, llamada una serie gastrointestinal (GI) superior.  El paciente injiere un blanco, cretáceo, bario-conteniendo el líquido para recubrir el estómago y el duodeno, haciendo úlceras más fácilmente perceptibles en la radiografía.  Sin embargo, este método es menos de uso frecuente debido a la visibilidad y el potencial perfeccionados de hacer una biopsia inmediatamente lesiones sospechosas durante un EGD.

Referencias

Further Reading

Last Updated: May 22, 2021

Susan Chow

Written by

Susan Chow

Susan holds a Ph.D in cell and molecular biology from Dartmouth College in the United States and is also a certified editor in the life sciences (ELS). She worked in a diabetes research lab for many years before becoming a medical and scientific writer. Susan loves to write about all aspects of science and medicine but is particularly passionate about sharing advances in cancer therapies. Outside of work, Susan enjoys reading, spending time at the lake, and watching her sons play sports.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Chow, Susan. (2021, May 22). Diagnosis de la úlcera péptica. News-Medical. Retrieved on June 19, 2021 from https://www.news-medical.net/health/Peptic-Ulcer-Diagnosis.aspx.

  • MLA

    Chow, Susan. "Diagnosis de la úlcera péptica". News-Medical. 19 June 2021. <https://www.news-medical.net/health/Peptic-Ulcer-Diagnosis.aspx>.

  • Chicago

    Chow, Susan. "Diagnosis de la úlcera péptica". News-Medical. https://www.news-medical.net/health/Peptic-Ulcer-Diagnosis.aspx. (accessed June 19, 2021).

  • Harvard

    Chow, Susan. 2021. Diagnosis de la úlcera péptica. News-Medical, viewed 19 June 2021, https://www.news-medical.net/health/Peptic-Ulcer-Diagnosis.aspx.

Comments

The opinions expressed here are the views of the writer and do not necessarily reflect the views and opinions of News Medical.