Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Artritis reumatoide y pies

La artritis reumatoide (RA) es una enfermedad inflamatoria sistémica que puede afectar a las juntas múltiples que llevan a la inflamación, al dolor, a la rigidez y al hinchamiento.

Patología y síntomas

Cuando el RA afecta al pie y a la junta de tobillo el synovium que forra los extremos de los huesos en las juntas espesa y produce un exceso del líquido común. Este líquido del exceso junto con las substancias químicas inflamatorias que el sistema inmune libera lleva al hinchamiento y al daño al cartílago que actúa como amortiguador dentro de la junta que lleva para doler, y a la erosión común.

El problema más común del pie considerado con RA afecta a la pata delantera. Esto incluye la bola del pie cerca de los dedos del pie. El pie aparece deformado y hay síntomas del dolor, de la hinchazón, de la rigidez común, y de recorrer de la dificultad.

Puede haber presencia de nódulos reumatoides que lleven para doler cuando frotan contra las zapatas o si se prensan sobre mientras que recorren.

Además, los dedos del pie pueden ser dislocados; y pueden aparecer deformados como dedos del pie del martillo.

Hay dolor plano del pie, del tobillo y del pie, dolor del talón, juanetes y dolor sobre el tendón de Aquiles cuando el pie se afecta con artritis reumatoide.

Diagnosis

La diagnosis del RA que afecta a las juntas del pie o de tobillo es similar a la diagnosis del RA en general. El RA se diagnostica en base de un examen clínico así como de un laboratorio y de estudios de la proyección de imagen.

La diagnosis se inicia con una historia detallada del inicio y de la severidad de los síntomas así como antecedentes familiares de la artritis reumatoide o de otros desordenes autoinmunes.

El paso siguiente implica el examen físico donde las juntas afectadas y otras se examinan para hincharse, el dolor y los signos de la inflamación.

Hay varios cuestionarios y dimensiones basados pacientes llamados los cuestionarios de la evaluación de la salud (HAQ) que miden incapacidad y calidad de vida pacientes. Además estos cuestionarios también miden la propia opinión del paciente de la carga de la enfermedad.

Hay baterías de las pruebas que se pueden emplear en la diagnosis, sin embargo, ningunos de éstos son definitivos.

Debido a la inflamación, análisis de sangre tales como régimen reactivo de la proteína de C y de sedimentación de eritrocito (ESR) puede ser aumentado. Éstos son sin embargo marcadores no específicos de la inflamación.

El factor reumatoide es una prueba relativamente específica. Hay presencia de este factor indicativo en el casi 80% de todas las personas con artritis reumatoide. La presencia de factor reumatoide no se puede descubrir en los primeros tiempos de la enfermedad. Además alrededor 1 en 20 personas sanas puede probar el positivo para el factor reumatoide. Así la presencia de factor reumatoide no es absolutamente indicativa de artritis reumatoide.

Varios estudios de la proyección de imagen como rayos de X, exploraciones de MRI y exploraciones del CT se pueden pedir para observar el fragmento del daño común causado por la enfermedad.

Tratamiento del RA que afecta al pie y al tobillo

Los objetivos del tratamiento son dobles - relevar los síntomas de la enfermedad y prevenir la progresión de la enfermedad y el daño de la junta.

  • Para facilitar los analgésicos síntomas y los agentes antiinflamatorios son la manera primaria de la terapia. las drogas antiinflamatorias No-esteroidales (NSAIDs) son las drogas usadas extensamente para controlar síntomas de la artritis reumatoide.

  • Para prevenir la progresión del daño común Enfermedad-que modifica las drogas anti-reumáticas o DMARDs sea ampliamente utilizado. Estos agentes tienen un mecanismo variado de la acción y actúan por la hinchazón de la junta reductora y duelen, disminuyendo marcadores de la inflamación aguda en sangre y paran el daño común progresivo. DMARDs incluye Methotrexate, Sulfasalazine, Leflunomide, Hydroxychloroquine, sales del oro y Ciclosporin. DMARDs sin embargo también se asocia a diversos grados de efectos secundarios.

  • Una más nueva aproximación es utilizar agentes biológicos. Los inhibidores de TNF eran los agentes biológicos primero autorizados incluyendo etanercept, infliximab, adalimumab y certolizumab. Esto fue seguida por los anticuerpos monoclonales como abatacept, rituximab, y tocilizumab.

  • El tratamiento de apoyo incluye ejercicio, la protección común, el apoyo psicológico para ayudar a ocuparse de los síntomas asociados y la incapacidad.

  • La fisioterapia es una parte importante de la terapia de la artritis debilitante. Esto ayuda a mantener adaptabilidad y fuerza comunes óptimas.

  • Los dispositivos Assistive, tales como un bastón, un caminante, un calzador largo etc. pueden ayudar a hacer frente a la incapacidad asociada a RA. El cirujano puede ajustar al paciente con los dispositivos ortóticos. Éstos ayudan a amortiguar los nódulos reumáticos y a disminuir dolor al recorrer. Pueden también proporcionar el apoyo para perfeccionar a los mecánicos del pie. Las zapatas acomodaticias se pueden sugerir para relevar la presión y para doler y para ayudar con recorrer.

  • Los líquidos dentro de las juntas hinchadas se pueden aspirar o replegar para aliviar el dolor. Las inyecciones del corticosteroide se pueden dar en las juntas afectadas para prevenir la inflamación.

  • La cirugía se puede realizar para conservar la función común o para prevenir baja de la función común. La terapia común del repuesto puede ser elegida. Esto es vital cuando las juntas fallan.

Fuentes

  1. http://www.bjj.boneandjoint.org.uk/content/87-B/9/1171.full.pdf
  2. http://www.associatedfootandanklesurgeons.com/var/m_e/e1/e1a/69460/180580-rheumatoid_arthritis.pdf
  3. http://www.jfootankleres.com/content/pdf/1757-1146-5-2.pdf

Further Reading

Last Updated: Feb 27, 2019

Dr. Ananya Mandal

Written by

Dr. Ananya Mandal

Dr. Ananya Mandal is a doctor by profession, lecturer by vocation and a medical writer by passion. She specialized in Clinical Pharmacology after her bachelor's (MBBS). For her, health communication is not just writing complicated reviews for professionals but making medical knowledge understandable and available to the general public as well.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Mandal, Ananya. (2019, February 27). Artritis reumatoide y pies. News-Medical. Retrieved on January 20, 2022 from https://www.news-medical.net/health/Rheumatoid-Arthritis-and-Feet.aspx.

  • MLA

    Mandal, Ananya. "Artritis reumatoide y pies". News-Medical. 20 January 2022. <https://www.news-medical.net/health/Rheumatoid-Arthritis-and-Feet.aspx>.

  • Chicago

    Mandal, Ananya. "Artritis reumatoide y pies". News-Medical. https://www.news-medical.net/health/Rheumatoid-Arthritis-and-Feet.aspx. (accessed January 20, 2022).

  • Harvard

    Mandal, Ananya. 2019. Artritis reumatoide y pies. News-Medical, viewed 20 January 2022, https://www.news-medical.net/health/Rheumatoid-Arthritis-and-Feet.aspx.

Comments

The opinions expressed here are the views of the writer and do not necessarily reflect the views and opinions of News Medical.