Antifungals sistémicos: Una reseña

Los antifungals tópicos se utilizan generalmente y extensivamente en la administración de infecciones por hongos superficiales en adultos y niños. Sin embargo, los antifungals sistémicos comenzaron a ser utilizados con el revelado del B-desoxicolato de la anfotericina por los laboratorios de Squibb en 1958.

Los antifungals sistémicos pertenecen a tres diversas clases:

  • Macrólidos de Polyene
  • Azoles
  • Allylamines

Las moléculas diversas con actividad antihongos incluyen la griseofulvina y el flucytosine.

Polyenes

La anfotericina B era el primer éxito de una serie larga de pruebas hechas en los diversos macrólidos del polyene producidos por los Streptomyces - una especie del actinomycete que vivía en suelo. La anfotericina B sigue siendo uno lo más clínico posible de los antifungals sistémicos relevantes hasta el día de hoy, a pesar de su toxicidad y efectos nocivos sobre la infusión, debido a su eficacia contra los organismos fungicidas que colonizan las cavidades de carrocería y los órganos huecos.

Actúa de una manera peculiar, atando al ergosterol que es la composición principal del esterol en membranas celulares fungicidas. Esto previene la función normal de la membrana y hace contenidos celulares escaparse fuera.  Es tóxico a los riñones en seres humanos y otros mamíferos. Ésta es la razón por la que la búsqueda para las opciones menos tóxicas continuó durante las cuatro décadas próximas, hasta que viniera el candidato siguiente adelante, a saber, fluconazole.

Azoles

La mayoría del hoy funcionando de los antifungals viene del grupo del azole y del triazol. Éstos inhiben la biosíntesis del ergosterol previniendo la alfa-demethylation 14 del lanosterol y (a veces) la acción de la desaturasa D22 en el paso siguiente. La falta de producción del ergosterol hace la membrana fungicida llegar a ser anormalmente permeable y flúida, causando las enzimas sujetadas a ella para parar el funcionar, y el prevenir de síntesis de la pared celular.

Fluconazole es un imidazol pero está libre de la desventaja de otras moléculas en esta clase, es decir, amortiguación oral pobre con una distribución relativa a la dosis en los tejidos de la carrocería (ventrículos incluyendo del cerebro y las cámaras oculares). Su toxicidad era también importante más inferior que otros azoles, que es importante porque la infección por hongos sistémica ocurre generalmente en pacientes seriamente enfermos.

Aunque es ampliamente utilizado, llegó a ser evidente que no podría actuar eficazmente contra géneros fungicidas oportunistas tales como Fusarium y aspergillus, mientras que las deformaciones resistentes de la candida fueron seleccionadas fuera por su uso. La introducción de triazoles ha aumentado la especificidad de este grupo de drogas perfeccionando su atascamiento al citocromo fungicida P450 bastante que la enzima humana.

Allylamines

Éstos incluyen el terbinafine que inhibe la síntesis del ergosterol y por lo tanto de la membrana celular fungicida. Terbinafine muestra actividad in vitro excelente contra diversa especie del dermatofito (tal como Trichophyton y Epidermophyton); sin embargo, menos actividad se observa contra hongos filamentosos. Sus ventajas principales son un perfil de seguro sólido y solamente algunas interacciones medicamentosas determinadas.

Flucytosine

Flucytosine (5-fluorocytosine) es un antimetabolita que trabaja como agente antihongos que sigue su metabolismo al fluorouracil 5. Esto después se toma en el ARN durante la traslación y rompe síntesis de la proteína. También inhibe síntesis de la DNA previniendo la acción del synthase del thymidylate de la enzima. Es útil sobre todo en contra las levaduras enfermedad-que causan.

Griseofulvina

La griseofulvina está entre los antifungals más tempranos, pero su mecanismo de la acción es desconocido a partir de todavía. Se sospecha que interfiere con el montaje del microtubule. Esta droga es de uso frecuente simultáneamente a terapia tópica prescrita.

Efectos nocivos y interacciones medicamentosas

Las drogas que pertenecen a las diversas clases obran recíprocamente negativo con uno a en maneras diferentes:

  • Aumentando la toxicidad de la otra droga: La anfotericina B y el flucytosine pueden reaccionar con otras medicaciones para causar toxicidad renal y toxicidad de la médula. Hypokalemia es un efecto secundario común con el uso de la anfotericina B, y éste puede causar diversas arritmias cardiacas. Este efecto es más peligroso cuando la droga se combina con otras tales como el terfenadine o el astemizole antialérgico de las drogas.
  • Acelerando o reduciendo su metabolismo: por ejemplo, cuando el rifampin se da con un antihongos sistémico; el rifampin induce las enzimas hepáticas del citocromo P450 y asciende la avería del antihongos y reduce su eficacia. Esto ocurre con las drogas numerosas incluyendo phenobarbitone y el phenytoin. Inversamente, la avería de drogas tiene gusto de la histamina, cyclosporin y el glibenclamide se puede reducir importante por los antifungals sistémicos. En tercer lugar, los antagonistas del receptor H2 y los inhibidores de la bomba del protón, así como otras drogas para reducir acidez gástrica, reducen la amortiguación del ketoconazole y del itraconazole.  

La griseofulvina también aumenta las acciones de drogas tales como el grupo de la cumarina de anticoagulantes y de estrógenos. Muchas de estas acciones recíprocas son difíciles predecir debido a las variaciones en metabolismo entre los individuos, e incluso en el mismo individuo bajo diversas condiciones económicas.

Antifungals sistémicos más nuevos

La investigación reciente ha producido varios nuevos agentes por ejemplo:

Caspofungin, que es activo contra la pared celular fungicida en las deformaciones de la candida y del aspergillus resistentes a otros agentes. Es por lo menos tan efectivo como la anfotericina B contra candidiasis sistémica. Pertenece a la familia de echinocandins.

Otros en esta familia incluyen el micafungin y el anidulafungin. Éstos se pueden utilizar solamente en la forma intravenosa pero son altamente efectivos en infecciones de la candida, aunque su uso se asocia a un perfil perfeccionado del efecto nocivo y a pocas interacciones medicamentosas. Los echinocandins inhiben la síntesis de beta-1,3-glucan fungicida y así que prevenga la síntesis de la pared celular.

Voriconazole es un triazol más nuevo y pues tal tiene un espectro amplio de la actividad. Puede ser tomado oral e intravenoso. Es útil en tratar aspergilosis invasor, e infecciones resistentes de la candida. Puede ser incluso mejor que la anfotericina B en cuanto a eficacia del tratamiento y a supervivencia paciente. Causa una variedad de efectos secundarios severos tales como daño hepático, síntomas oculares, y reacciones dermatológicas. También se asocia a interacciones medicamentosas.

Posaconazole es otra nueva droga que se utiliza oral pero es activo contra infecciones del zygomycete. Otros incluyen el ravuconazole, que se puede administrar oral o intravenoso, y tienen un espectro amplio de la actividad y de una semivida larga. La necesidad de mejores drogas es indiscutible debido a los índices serios de la morbosidad y de mortalidad que siguen la infección por hongos sistémica, especialmente puesto que ocurren a menudo en pacientes ya enfermos e immunosuppressed.

Fuentes

Further Reading

Last Updated: Feb 26, 2019

Dr. Liji Thomas

Written by

Dr. Liji Thomas

Dr. Liji Thomas is an OB-GYN, who graduated from the Government Medical College, University of Calicut, Kerala, in 2001. Liji practiced as a full-time consultant in obstetrics/gynecology in a private hospital for a few years following her graduation. She has counseled hundreds of patients facing issues from pregnancy-related problems and infertility, and has been in charge of over 2,000 deliveries, striving always to achieve a normal delivery rather than operative.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Thomas, Liji. (2019, February 26). Antifungals sistémicos: Una reseña. News-Medical. Retrieved on May 30, 2020 from https://www.news-medical.net/health/Systemic-Antifungals-An-Overview.aspx.

  • MLA

    Thomas, Liji. "Antifungals sistémicos: Una reseña". News-Medical. 30 May 2020. <https://www.news-medical.net/health/Systemic-Antifungals-An-Overview.aspx>.

  • Chicago

    Thomas, Liji. "Antifungals sistémicos: Una reseña". News-Medical. https://www.news-medical.net/health/Systemic-Antifungals-An-Overview.aspx. (accessed May 30, 2020).

  • Harvard

    Thomas, Liji. 2019. Antifungals sistémicos: Una reseña. News-Medical, viewed 30 May 2020, https://www.news-medical.net/health/Systemic-Antifungals-An-Overview.aspx.

Comments

The opinions expressed here are the views of the writer and do not necessarily reflect the views and opinions of News Medical.