Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El Curry ofrece la protección posible contra Enfermedad de Alzheimer

Un nuevo estudio ha encontrado ese curry, un común y el añadido de cocinar popular, podría ser un reforzador efectivo de una enzima que protege el cerebro contra condiciones oxidativas. Esta investigación es un primer paso de progresión importante en la determinación de si el curry podría ser agente preventivo contra condiciones neurodegenerative agudas, o reducir la progresión de crónico y envejece desordenes neurodegenerative asociados, tales como Enfermedad de Alzheimer.

Radicales Libres y Enfermedad de Neurodegenerative
Una de las teorías actuales más prominentes del envejecimiento es la “teoría del radical libre.” Según esta teoría, las moléculas del radical libre generadas a través de metabolismo mitocondrial pueden actuar como factor causativo de muerte celular de la función anormal y. Las Diversas toxinas en el ambiente pueden herir las enzimas mitocondriales, llevando a la generación creciente de radicales libres y de tensión oxidativa, que sobre la vida útil desempeñarían eventual un papel principal en el envejecimiento. El daño oxidativo del radical Libre a las metas intracelulares dominantes tales como DNA o proteínas se ha mostrado para ser una causa importante de las enfermedades degenerativas relacionadas con el envejecimiento tal como cáncer y Enfermedad de Alzheimer.

Afortunadamente, las células mamíferas han desarrollado sistemas altamente protectores contra incluir retos oxidativos en un cierto plazo. Cuando están activados correctamente, cada uno de estos sistemas de la célula tiene la posibilidad para restablecer homeostasis celular y para reanudar la capacidad de luchar lejos la oxidación. La Activación de caminos antioxidantes es determinado importante para el tejido con las defensas antioxidantes relativamente débiles, tales como el cerebro. De hecho, las pruebas cada vez mayores apuntan a la noción que redujo la expresión celular y la actividad de proteínas antioxidantes y la tensión oxidativa consiguiente son causas fundamentales para los procesos del envejecimiento del cerebro y las enfermedades neurodegenerative.

HO-1 y Curcumina
Hay una variedad de genes que codifican las proteínas que poseen propiedades antioxidantes. Del interés determinado en el sistema nervioso central (CNS) es el hemeoxygenase-1 (HO-1), que ha estado señalado para operatorio pues un mecanismo defensivo fundamental para las neuronas expuestas a un reto del oxidante.

Al mismo tiempo, varios estudios han utilizado los efectos beneficiosos de algunos productos naturales de uso general en la prevención de diversas condiciones patológicas. Las Especias y las hierbas contienen a menudo substancias fenólicas con las propiedades antioxidantes y chemopreventive potentes. Entre ellas es la curcumina, un agente fenólico natural, extraído del rizoma de la Cúrcuma Longa, y del pigmento amarillo en curry, la expresión HO-1 y la actividad fuertemente inducidas en astrocytes de la rata.

Estos últimos años, ha habido un interés sin precedente en determinar nuevas estrategias farmacológicas para aumentar mecanismos de defensa activando los genes antioxidantes múltiples de la defensa, un proceso que se ha referido como vida programada de la célula. Los estudios Anteriores han mostrado que la inducción de HO-1 puede representar un sistema antioxidante eficiente y una meta farmacológica potencial en una variedad oxidante y de enfermedades inflamatorio-mediadas, incluyendo el envejecimiento del cerebro y desordenes neurodegenerative.

Un Nuevo Estudio
Un nuevo estudio amplía las conclusión anteriores que examinan los efectos neuroprotective de la curcumina y su capacidad de inducir HO-1 en las neuronas hippocampal cultivadas. Este esfuerzo de investigación investigó los efectos de la curcumina sobre los perfiles de la expresión de otros genes implicados en la reacción celular de la tensión. El estudio también exploró la localización subcelular de la proteína HO-1 en una de las células grandes del tejido nervioso después del tratamiento con curcumina.

Los investigadores de un estudio dieron derecho “al Efecto de Cytoprotective de la Curcumina en Astrocytes de la Rata y las Neuronas Son Mediadas por la Inducción Específica de HO-1,” presentarán sus conclusión en la Sociedad Fisiológica Americana (APS) (conferencia científica anual de http://www.the-aps.org), Biología Experimental 2004, siendo celebrado el 17-21 de abril de 2004, en el Washington, Centro de Convenio de la C.C. El equipo de investigación representa dos países. Los investigadores Italianos son Juan Scapagnini del Instituto de Ciencias Neurológicas, el CNR, Catania, Claudia Colombrita y Vittorio Calabrese en los di Catania de Dipartimento di Scienze Chimiche, de Universita, y Alessia Pascale, en el Departamento de la Farmacología Experimental y Aplicada, los di Pavía, Pavía de Universita. En los Estados Unidos, los investigadores son Michael L. Schwartzman y Nader G. Abraham del Departamento de la Farmacología, Universidad Médica de Nueva York, Valhalla, NY.

Metodología
Los astrocytes del tipo 1 de la Rata y las neuronas hippocampal de la rata fueron expuestos a las diversas concentraciones de curcumina. Después de cada tratamiento (seis o 24 horas), las células fueron cosechadas para la determinación de la actividad de la oxigenasa del heme y de la expresión de la proteína. Los investigadores también midieron la expresión de HO-1 y de los mRNAs de las enzimas de la desintoxicación de la Fase II por RT-PCR cuantitativo en tiempo real.

Las Neuronas que crecían en 24 receptores de papel también fueron expuestas a diversas concentraciones de curcumina, y la viabilidad de la célula era resuelta en 24 horas. Otras neuronas fueron pretratadas por 18 horas con la curcumina 15mM o la curcumina 15mM + la protoporfirina IX (ZnPP IX) 10mM del cinc y después expuestas para dos horas a la glucosa-oxidasis de 50 mu/ml (GOX), antes de que la viabilidad de la célula fuera resuelta.

Resultados
El Tratamiento de astrocytes con curcumina aumentó la expresión de la proteína HO-1 en el nivel cytoplasmatic y nuclear, como se muestra en análisis de la inmunofluorescencia bajo el microscopio confocal de la laser-exploración. Los investigadores también encontraron una expresión importante de la reductasa y de la S-Transferasa del glutatión, dos piezas de la quinona de las enzimas de la desintoxicación de la Fase II, en los astrocytes expuestos a la curcumina del µM 5-15. Con la exploración de los efectos de la curcumina sobre la actividad HO-1 en neuronas hippocampal cultivadas los investigadores encontrados elevaron la expresión de HO-1 mRNA y proteína. Concentraciones Más Altas de curcumina (µM 50-100) causaron un efecto citotóxico sustancial sin cambio en la expresión de la proteína HO-1. Interesante, preincubación (18 h) con el µM de la curcumina 15 dieron lugar a una resistencia celular aumentada al daño oxidativo mediado GOX; este efecto cytoprotective fue atenuado considerablemente por ZnPP IX, un inhibidor específico de la actividad de la oxigenasa del heme.

Conclusiones
Este estudio determina una pasta nueva que se podría utilizar para los propósitos terapéuticos como inductores potentes de HO-1 para proteger a las neuronas contra condiciones oxidativas. Los investigadores creen que ines vitro adicionales y in vivo los estudios son necesarios determinar si la curcumina se puede utilizar como agente preventivo contra las condiciones neurodegenerative agudas que afectan a una población cada vez más envejecida.

La Sociedad Fisiológica Americana (APS) es la más vieja sociedad de la investigación de las ciencias biomédicas de América. La sociedad sin ánimo de lucro, con unas 11.000 piezas, es el editor de 14 gorrones científicos, incluyendo el Gorrón Americano de la Fisiología, que se ha publicado desde 1898.