Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las Nuevas técnicas para explorar el genoma de levadura para los genes que ayudan a guardar copiaron los cromosomas juntos

Los científicos de Johns Hopkins han utilizado con éxito nuevas técnicas para explorar el genoma de levadura para los genes que ayudan a guardar los cromosomas copiados juntos, protegiendo la integridad del material genético del organismo durante la división celular.

Combinando dos pantallas genoma-anchas, los investigadores podían estrechar hacia abajo las docenas de genes determinados por la primera pantalla a apenas 17 que hicieron ambos atajos -- un número bastante pequeño ser costado y tiempo-eficiente considerar en un cierto detalle. Su parte aparece en la aplicación de Abril la Biología Molecular de la Célula.

Los “Datos creados de nuevas técnicas de la genoma-exploración pueden ser de forma aplastante. Está Leyendo todos allí es saber que cerca de 50 genes para imaginar qué nuevo conocimiento puede estar al acecho en el pajar muy difícil,” dice la Chaqueta De Punto de Forrest, Ph.D., profesor adjunto en el Instituto de McKusick-Nathans de Hopkins del Remedio Genético. “Pero traslapando la información a partir de dos pantallas, podíamos imaginar lo que intentaba la Madre Naturaleza informar nos a que no era demasiado complicado para que entendamos.”

Mientras Que los investigadores habían esperado que sus pantallas revelarían nuevos genes y sus funciones, en lugar de otro determinaron los genes conectados previamente a dos otros aspectos de shepherding el material genético durante la división celular. Quince de los genes destacados eran sabidos ya para ayudar a asegurar la exactitud de la DNA copiada y de dos cromosomas del movimiento de la ayuda a los extremos contrarios de la célula de división.

Pero los resultados de los investigadores dan a estos genes “viejos” los nuevos trabajos, asociando los a la cohesión, el proceso pequeño-entendido de guardar un cromosoma y su copia juntos hasta que la célula esté lista para partir en dos. Si los cromosomas de la “hermana” no se guardan juntos, ambas copias podrían terminar hacia arriba en una cara de la célula de división. Otro problema es que las copias podrían experimentar los cambios extras, arriesgando la baja de genes importantes.

“Si no hay cohesión, la célula morirá,” dice la Chaqueta De Punto. “Sin Embargo, si el proceso trabaja a veces y no lo hace a veces, algunas células sobreviven pero su material genético consigue revuelto.”

Es que a veces-sí-a veces-ningún problema que la Chaqueta De Punto y sus personas estén intentando resolver, en parte porque es biología interesante, pero también porque la inestabilidad genética desempeña un papel tan grande en el revelado del cáncer en seres humanos. Nadie sabe exactamente en qué desvíos de la punta incorporan el material genético y no son fijos, pero las complejidades de la manipulación de los cromosomas durante la división celular parecen un buen lugar a comenzar.

El Becario postdoctoral Cheryl Warren, Ph.D., comenzó la búsqueda revisando 5.916 genes de la levadura -- de una vez -- para unos necesarios para la supervivencia en ausencia de un gen llamó ctf4, sabido ya para ser un componente crítico de la cohesión. Veintiséis genes se dispararon fuera de esta pantalla, un tipo conocido como “mortal sintetizado” puesto que la levadura sobrevive la baja de cualquiera una, pero no ambos, genes.

Sin Embargo, el efecto mortal sintetizado de algunos, si no de muchos, de los genes de esta pantalla sería debido a los problemas con excepción de la cohesión defectuosa, los investigadores sabía. “Tuvimos que hacer algo más para conseguir un punto de partida manejable,” dice Warren.

Así Pues, usando una técnica que ella se convirtió para determinar si la baja de un gen hace el material genético llegar a ser revuelto, Warren probó esos 26 genes para ver cuál de él parecía muy probablemente contribuir a la inestabilidad genética con su implicación en la cohesión. En estos experimentos, las etiquetas de plástico fueron dispersadas en el material genético de la levadura así que ella podría informar fácilmente si los pedazos del genoma se movieron o fueron a faltar cuando un gen fue eliminado.

Solamente 17 de los 26 genes determinados causaron inestabilidad genética al faltar del genoma de levadura. Quince de esos genes están implicados en comprobar con minuciosidad si los hilos recién formado de la DNA correspondieron con el material genético original de la célula y la llamada en “reparadores” según las necesidades (un proceso llamó el “punto de verificación de la S-Fase”). Los otros dos genes son parte de la maquinaria sabida previamente para ayudar a mover los dos conjuntos de cromosomas a las caras opuestas de la célula de división.

“Usando ambas pantallas, conseguimos un número que era bastante pequeño seguir conectado, pero bastante grande revelar una tendencia,” dice Warren. “Ésta es las primeras pruebas que las proteínas implicadas en controlar la serie de la DNA también están implicadas en la custodia de los cromosomas de la hermana juntos, y es un gran punto de partida para entender más.”