Fallos de funcionamiento Genético dirigidos para luchar el cáncer

Las bacterias GENÉTICO dirigidas podrían convertirse en las últimas armas contra cáncer, los científicos BRITÁNICOS de la Investigación de Cáncer sugieren en hoy el 22 de abril de 2004 publicado estudio.

Los autores encontraron que eso la infección de tumores con los formularios modificados de Escherichia Coli - famoso por causar la intoxicación alimentaria pero normalmente inofensivo - podría ser una caja fuerte y altamente un modo eficaz de atacar a las células cancerosas.

Los Científicos mataron a las células cancerosas usando bacterias para escabullirse las moléculas de proteína dentro de ellas. No había habido previamente método para hacer esto, porque las moléculas tienden a conseguir barradas de las células que entran o analizadas antes de que puedan tomar medidas. Pero usar bacterias parece conseguir alrededor de ambos estos problemas y podría ser una manera rápida y fácil de alcanzar tumores.

Las bacterias de Escherichia Coli se encuentran naturalmente en la tripa humana y solamente algunas deformaciones son dañinas. En el nuevo estudio, científicos de la Unidad Molecular BRITÁNICA de la Oncología de la Investigación de Cáncer en los Baronets y El Londres, la Facultad de Medicina de Queen Mary y Odontología, utilizó E coli que había sido modificada así que podrían crecer, dividir o causar no más enfermedad.

Los Investigadores dirigieron las bacterias con un gen llamado invasin, permitiendo que hagan algo que Escherichia Coli normal no puede hacer - incorporan las células humanas pasando a través de sus membranas exteriores. Las bacterias también recibieron un segundo gen, llamado el listeriolysin O, para asegurarlas release/versión con éxito su cargamento dentro de las células cancerosas.

El Dr. Jorte Vassaux, investigador del terminal de componente en la Unidad Molecular BRITÁNICA de la Oncología de la Investigación de Cáncer, dice: “Es notorio difícil conseguir algunos tipos de molécula terapéutica dentro de las células cancerosas, que es porqué giramos a los organismos vivos para hacer el trabajo para nosotros.

“Con algunas modificaciones genéticas importantes, podíamos girar bacterias en las cápsulas eficientes de la salida, capaces de penetrar la membrana exterior de células cancerosas y de proteger su cargamento precioso hasta con seguridad dentro.”

Usando las bacterias, podían entregar efectivo una enzima llamada fosforilasa del nucleósido de la purina en las células cancerosas. Esto gira un “profármaco inactivo” 6-MPDR llamado en un tratamiento contra el cáncer potente.

Sobre el 90 por ciento de células invadidas por las bacterias fueron matados por MPDR, comparado con el menos de 15 por ciento de células no-invadidas.

Cuando los investigadores apuntaron tumores del ratón con la misma combinación de bacterias y de la droga, encontraron que el tratamiento parecía reducir la progresión del cáncer y hacer un gran número de células del tumor morir.

El Dr. Vassaux agrega: “Podemos poder utilizar el sistema bacteriano para alcanzar a tantas células cancerosas como sea posible con las enzimas droga-que activan. El tratamiento Subsiguiente del profármaco podía entonces atacar eficientemente tumores mientras que dejaba el tejido sano solo - los efectos secundarios que disminuían.

“También pensamos eso que introduce bacterias en el cuerpo de un paciente, no obstante los inofensivos, neutralizados, provocarán el sistema inmune y ayudarán a dirigirlo contra el tumor. Podemos conseguir Tan la ventaja de un efecto immunotherapeutic, así como la acción específica del tratamiento del profármaco.”

Profesor Roberto Souhami, el Director de REINO UNIDO de la Investigación de Cáncer de Asuntos Clínicos y Exteriores, dice: “Desarrollar nuevas las drogas tiende a asir los títulos, pero igualmente importante es el revelado de los nuevos sistemas para entregar eficientemente tratamientos a las células cancerosas.

“Usando bacterias tratar tumores es una nueva aproximación innovadora al problema y puede ofrecer el potencial de apuntar a las células cancerosas con un rango de diversas moléculas terapéuticas. Podría abrir nuevas avenidas emocionantes del tratamiento contra el cáncer.”