Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La cirugía Vocal está disponible ahora para mantener el nivel de funcionamiento de la voz de canto

El Tejido en las cuerdas vocales y el sistema reproductivo femenino reaccionan semejantemente a los cambios hormonales presentes durante el ciclo menstrual de una mujer. En algunas mujeres, el cambio en tejido de la cuerda vocal es pronunciado, dando por resultado qué investigadores llaman “síndrome premenstrual de la voz” (PMVS).

El síndrome Premenstrual de la voz es caracterizado por fatiga vocal, rango disminuido, una baja de la potencia, ronquera ligera, y la baja de ciertas capacidades del canto (tales como capacidad de golpear las notas más altas). El síndrome comienza cuatro a cinco días antes de la menstruación y afecta generalmente a cerca de una mitad de las mujeres, determinado esas mujeres cuya voz sea importante para su carrera. La idea que los cambios hormonales durante el ciclo menstrual puedan afectar a la voz de canto no es nueva. En El Pasado, muchos teatros de la ópera Europeos excusaron a cantantes de la ejecución durante los días menstruales premenstruales y tempranos (conocidos como días de tolerancia).

Cuál es nuevo es que la cirugía vocal (phonosurgery) está disponible ahora para mantener el nivel de funcionamiento de la voz de canto. Puesto Que es bien conocida que la fisiología y la anatomía de las cuerdas vocales son alteradas por la menstruación femenina, los investigadores, Jean Abitbol, el DOCTOR EN MEDICINA, y el DOCTOR EN MEDICINA de Beatriz Abitbol, en 1 Ruda Largillière y Patrick Abitbol, DOCTOR EN MEDICINA, Cocinero de clinique - DES Hôpitaux de París, toda de la Ayudante en París, Francia, evaluada si la sincronización de la cirugía de la voz en cantantes con síndrome premenstrual de la voz era importante. Los resultados de sus conclusión serán presentados en la “Sincronización para Phonosurgery en Síndrome Premenstrual de la Voz,” en la reunión anual de la Asociación Laringológica Americana, El 30 de abril - 1 de mayo de 2004, el Centro Turístico y el Balneario, Phoenix, AZ de Ridge del Desierto de Jw Marriott.

Metodología: De 550 mujeres, 187 profesionales de la voz envejecieron 21 a 42 (27 mujeres incluyendo que experimentaron previamente phonosurgery con resultados funcionales pobres) quién fueron determinadas para tener PMVS fueron incluidas en este estudio. Para definir PMVS, el estudio fue hecho a lo largo de tres ciclos menstruales. Ningún tema tomaba los contraceptivos orales; los niveles del estrógeno y de la progesterona fueron medidos y determinados para ser normales en todos los temas; los borrones de la cuerda vocal fueron hechos en el mismo día como borrones cervicales con una correlación perfecta en todos los temas en la ovulación y el días 25-27 del ciclo.

El examen Vocal fue hecho a la hora de la ovulación y en la fase premenstrual. Digitaces o las grabaciones de vídeo fueron hechas de la anatomía del doblez vocal y del estudio chronokinetic laríngeo. Videostroboscopy fue utilizado para analizar los dobleces vocales, el epitelio, el aspecto del vascularity, la amplitud de la vibración, la movilidad de la junta del crico-arytenoïd, el edema del doblez y el aspecto de nódulos efímeros.

Un estudio espectrográfico también fue hecho: pidieron el paciente emitir /i/ en el alcance medio el mayor tiempo posible (tiempo máximo de la fonación), un pianissimo /i/, y /i/s en el ciclón y los puntos álgidos extremos de su rango vocal. Le entonces pidieron cantar a “Frère Jacques” a la agilidad vocal de la prueba. El estudio chrono-cinético laríngeo también incluyó la notación de la calidad del cierre glótico y de la contracción muscular de los dobleces vocales en notas de cielo y tierra. La movilidad y la flexibilidad de las juntas izquierdas y derechas del cricoarytenoid fueron examinadas pidiendo que el paciente emita una serie de notas staccatas (/i/-/i/-/i/-/i/ rápido).
La vibración de la mucosa vocal fue estudiada por la estroboscopia, observando en la cámara lenta su amplitud durante la fonación y el electro-laryngogram exacto terminó la evaluación visual de la calidad de la mucosa de los dobleces vocales durante la emisión de vocales.

En la fase premenstrual, todos los pacientes mostraron el edema (hinchazón) de las cuerdas vocales con moco espesado y la baja de la flexibilidad, dando por resultado la función muscular y vibratoria perturbada. Durante la fase ovulatoria, la hipersecreción del moco fue observada en los dobleces de ocho temas (el 4,2 por ciento), causando el claro frecuente del paso por tres a cuatro días. No se observó Nada similar con los 179 otros pacientes. La fatiga de la Voz fue observada en todos los pacientes.

El tiempo Máximo de la fonación fue disminuido en 98 casos (el 52,5 por ciento). La movilidad de la junta del crico-arytenoïd fue disminuida en 107 casos (el 57,2 por ciento). De las 187 mujeres, 37 mujeres (el 19,7 por ciento), tienen solamente señales vocales del síndrome premenstrual vocal, sin ningunas manifestaciones sistémicas generalizadas.

Los resultados de este estudio indican que la sincronización del phonosurgery en cantantes es crucial; todo lo posible se debe hacer por el cirujano para evitar phonosurgery durante la fase premenstrual. La Cirugía realizada entre el quinto y vigésimo día del ciclo menstrual asegurará la exactitud y la eficacia del procedimiento quirúrgico sí mismo así como la recuperación, que se podrían marcar de otra manera por la hinchazón vocal creciente, la extracción de aire, y un rato curativo prolongado.