Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Lucha Gorda minada cerca sobre los marcapasos activos de la consumición

Los Investigadores en la Universidad de Warwick han podido por primera vez detallar cómo y porqué las neuronas específicas en el cerebro controlan la reacción del hambre. Han revelado un conjunto de las células nerviosas de los marcapasos en el cerebro que aparecen ser la base del mecanismo impulsor para introducir que sí mismo introduce en un Web complejo de señales. El nivel de complejidad que han encontrado es tal que el sistema podría ser mucho más a riesgo de repercusiones serias de un único desvío en cómo se tramitan esas señales que cualquier persona había pensado previamente. Cualquier número de un rango de desvíos podría llevar a la actividad excesiva de estas células de marcapasos y explicar porqué mucha gente encuentra dificultad en la consumición menos.

En la investigación, publicada en la Aplicación de Mayo la Neurología de la Naturaleza, el Dr. David Spanswick y su equipo de investigación en la Universidad del Departamento de Warwick de Ciencias Biológicas, observado una parte del cerebro llamaron el núcleo arqueado hipotalámico que era sabido para ocuparse de las señales del hambre y de la saciedad pero cómo logra éste es mal entendido. La Universidad de las personas de Warwick ha determinado las neuronas muy específicas que actúan como “marcapasos que introducen”.

Este grupo específico de las neuronas que él ha aparado “las explosiones regulares de la producción de los marcapasos del ARCO” de la actividad eléctrica. No Obstante estas células integran y tramitan una amplia variedad de señales que indican las necesidades energéticas de las señales del cuerpo transmitidas lo más a menudo posible por el uso de mensajeros químicos tales como hormonas como ghrelin, release/versión de la tripa y del leptin de las células gordas. La combinación de estas señales y de su integración por los marcapasos del ARCO es un mecanismo fino tan equilibrado que una pequeño desvío o mutación que llevaba a cualquier comunicación inadecuada en estos caminos podría producir una influencia inconveniente importante en modelos de consumición o que introducían del ser humano.

El número elevado de maneras potenciales que estos marcapasos delicado equilibrados del hambre pueden salir mal podría explicar porqué mucha gente gorda no puede abordar sus problemas del peso por una combinación de dieta y de ejercicio. En la última gente con un problema del peso han hecho frente a escepticismo y a dudas en cuanto a cómo intentaban difícilmente realmente adherir para adietar y para ejercitar regímenes. Esta investigación muestra que puede de hecho haber razones muy buenas por las que parecen incapaces de resolver sus problemas del peso simple empleando los métodos usuales, - la consumición menos puede ser un problema más difícil y más complicado que anticipamos actualmente.

texto completo del trabajo de investigación en la Neurología de la Naturaleza: Web site

Para más información contacto:

El Dr. David Spanswick
Departamento de Ciencias Biológicas
Universidad de Warwick
Teléfono: 024 76 574182
[email protected]