Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Investigación en efecto del placebo entre los pacientes de Parkinson

Los pacientes de la enfermedad de Parkinson que pensaron que habían recibido un trasplante de neuronas humanas en su cerebro-pero quién no tenía real - señalaron a calidad de vida mejorada un año más tarde.

La Investigación señalada por Profesor Cynthia McRae de la educación proporciona la prueba evidente para las conexiones importantes del mente-cuerpo entre los pacientes que participaron en la juicio quirúrgica de un Parkinson de doble anonimato. Las conclusión fueron publicadas en los Archivos de Abril de la Psiquiatría General.

Cuarenta pacientes de los Estados Unidos y del Canadá participaron para determinar la eficacia del trasplante de las neuronas embrionarias humanas de la dopamina en los cerebros de ésos con la enfermedad de Parkinson avanzada. Veinte pacientes recibieron el trasplante, mientras que 20 fueron destinados más aleatoriamente para experimentar una cirugía del impostor.

McRae, psicólogo de asesoramiento, señala que el “efecto del placebo” era muy fuerte entre los 30 pacientes que participaron en la porción de la calidad de vida del estudio.

“Los que los pensaron recibieron el trasplante señalado una mejor calidad de vida en 12 meses que los que los pensaron recibieron la cirugía del impostor, sin importar cuya cirugía recibieron real,” McRae dice. Las Dimensiones de calidad de vida mejorada incluyeron el funcionamiento físico, el soporte social y un aforo global del cambio desde cirugía.

Uno de los resultados más impresionantes del estudio era que los aforos objetivos del funcionamiento neurológico de los personales médicos mostraron un efecto similar. En el artículo de los Archivos, McRae escribe: El “estado mayor Médico, que no sabía qué tratamiento cada paciente recibido, también señalado más diferencias y cambios en 12 meses basados en pacientes' percibió el tratamiento que en el tratamiento real.”

Un paciente, por ejemplo, señaló que ella no había sido físicamente activa por varios años antes de cirugía, sino que en el año que seguía cirugía ella reanudó el caminar y el patinar sobre hielo. La sorprendieron aprender después de que el de doble anonimato fuera levantada que ella había recibido la cirugía del impostor.

Las conclusión tienen científico y las implicaciones prácticas, dicen al co-autor del estudio, Dan Russell del Instituto para la Investigación Social y Del Comportamiento en la Universidad de Estado de Iowa.

“Este estudio es extremadamente importante con respecto al efecto del placebo porque sabemos de ningunos estudios del placebo que han mantenido efectivo por lo menos los 12 meses de doble anonimato. La longitud media de los estudios del placebo es ocho semanas,” Russell dice.

McRae observa que los resultados similares relacionados con el efecto del placebo se han encontrado en otros estudios de pacientes con la enfermedad de Parkinson. Ella dice que hay una necesidad de mandos del placebo en los estudios que evalúan el tratamiento para Parkinson, pues el efecto del placebo parece ser determinado fuerte en esta enfermedad.

McRae ha tenido un gran interés en la enfermedad de Parkinson desde entonces diagnosticaran a su padre con la enfermedad. Cuando ella oyó las cirugías ocurrían en Denver, ella expresó interés en el conducto de un estudio de la calidad de vida de la continuación y recibió más adelante una concesión del Instituto Nacional de Desordenes Neurológicos y del Recorrido. http://www.du.edu