Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La terapia del estrógeno puede aumentar el riesgo para la demencia

Un nuevo estudio en el gorrón de American Medical Association (JAMA) sugiere que la terapia del estrógeno no disminuya, pero puede aumentar, el riesgo para la demencia en más viejas, posmenopáusicas mujeres.

La demencia es disminución progresiva en la función cognoscitiva debida dañar o la enfermedad en el cerebro más allá de qué se pudo preveer del envejecimiento normal. Particulary afectó a áreas puede ser memoria, atención, lenguaje y solución de problemas, aunque determinado en los estados avanzados de la condición, las personas afectadas puedan ser desorientadas a tiempo (no sabiendo qué día, semana, mes o año es), lugar (que no sabe donde están) y persona (que no conoce quién son).

Más de 4 millones de personas de en los Estados Unidos tenían hoy enfermedad de Alzheimer, y se prevee que ese número aumente a 13 millones en 2050. Influencias cognoscitivas más suaves de la debilitación entre un quinto y una mitad de más viejos adultos y predicen fuertemente demencia y la institucionalización subsiguiente. Los estudios anteriores han denunciado una asociación entre más poco arriesgado de la demencia y el uso posmenopáusico del estrógeno.

Sally A. Shumaker, Ph.D., de la Facultad de Medicina de la universidad del bosque de la estela, Winston-Salem, N.C., con los investigadores del estudio preliminar de la memoria de la salud de las mujeres (WHIMS) intentado para determinar si los estrógenos equinos conjugados (CEE) solamente disminuyeron un riesgo de una más vieja mujer para la demencia o la debilitación cognoscitiva suave (MCI). Los CABRESTANTES encontraron previamente un riesgo creciente para la demencia y ningún efecto sobre el MCI en las mujeres tratadas con la ECO más el acetato del medroxyprogesterone (MPA).

Los CABRESTANTES son un estudio ancilar a las juicios clínicas seleccionadas al azar iniciativa de la salud (WHI) de las mujeres más grandes de la terapia de la hormona que incluyen a un grupo geográficamente diverso de aproximadamente 27.000 mujeres. El estrógeno más la juicio de la progestina del WHI era en julio de 2002 terminado debido a significantly more acciones adversas no cognoscitivas asociadas a la ECO más el MPA comparado con placebo. La juicio estrógeno-sola de WHI fue terminada el 29 de febrero de 2004, porque los institutos de la salud nacionales consideraban exceso del riesgo de recorrido en el grupo activo de la hormona ser inaceptable en mujeres sanas en ausencia de la ventaja para la enfermedad cardíaca coronaria, el resultado primario.

Los CABRESTANTES consistidos en seleccionados al azar, las juicios clínicas de doble anonimato, placebo-controladas de la ECO o la ECO más MPA (estrógeno más juicio de la progestina) en mujeres de la comunidad-vivienda envejecieron 65 a 79 años, conducto a partir de junio de 1995 al 8 de julio de 2002 (estrógeno más la progestina; n=4,532), o 29 de febrero de 2004 (estrógeno-solo; n=2,947) en 39 de los 40 centros clínicos de WHI. Los participantes en la juicio estrógeno-sola recibieron 1 tablilla diaria que contenía 0,625 mg/d de la ECO o que igualaba placebo; en el estrógeno más juicio de la progestina, recibieron 1 tablilla diaria que contenía a ECO (0,625 mg/d) MPA más (2,5 mg/d) o placebos de igualación.

Los investigadores encontraron eso en la juicio estrógeno-sola, 47 participantes fueron diagnosticados con la demencia probable, de la cual 28 fueron destinados para recibir a la ECO y 19 para recibir placebo de igualación. Durante la continuación, la incidencia de la demencia probable era el 49 por ciento más alta entre las mujeres destinadas para recibir a la ECO comparada con ésas que recibían placebo, pero esta diferencia no era importante. Los regímenes de incidencia para la demencia probable en la juicio estrógeno-sola eran estadístico similares a ésos en el estrógeno más juicio de la progestina. Cuando los datos de las 2 juicios fueron reunidos, el riesgo total para la demencia probable fue aumentado importante en el 76 por ciento. Después excepto participantes con ciertas muescas de la línea de fondo en o por debajo del punto del corte, sugiriendo la disminución cognoscitiva temprana, el riesgo para la demencia probable aumentó un 77 por ciento no significativo en la juicio estrógeno-sola y las 2,19 épocas importantes en las juicios reunidas.

El riesgo de diagnóstico con el MCI en el grupo de la ECO fue aumentado un 34 por ciento no significativo comparado con el grupo del placebo. En las juicios combinadas, el riesgo era similar. Las mujeres destinadas a la ECO tenían un riesgo creciente el 38 por ciento importante de tener o MCI o la demencia probable en algún momento durante la juicio, comparada a las mujeres destinó al placebo