Los muchachos mimados son más probables crecer en los hombres que serán más acertados en el trabajo y en sus lazos

Muchachos “se miman” que pues los bebés y los niños son más probables crecer en los hombres que serán más acertados en el trabajo y en sus lazos que los bebés que se enseñan a ser resistentes.

El Dr. Sebastian Kraemer, niño y psiquiatra adolescente en el hospital de Whittington, Londres, informó a delegados en el Congreso Anual que si tratan a los muchachos en una moda más apacible, tiene un impacto positivo permanente en el cerebro que se convierte.

“Usted hardwire en la confianza en sí mismo que no se basa en la bravata, una confianza en sí mismo que sea auténtica y no necesite ser afirmada constante. Es decir usted tendrá un varón adulto más confiado pero menos más agresivo.”

En una charla dada derecho el ` el varón frágil', el Dr. Kraemer dijo que si trataran a los muchachos como muchachas pues los bebés ellos hicieron mejores en el autodominio. Los “muchachos actuarían más bién muchachas, no de una manera más femenina, pero más bién una muchacha en que podrían esperarse juntos. Los muchachos serían menos desorden propenso de la hiperactividad del déficit de atención y se realizarían mejor en la escuela. No endurezca tan encima de bebés. No los hará resistente. Los muchachos son más frágiles y necesidad ser tomado.”

Desde el principio, los varones son más vulnerables, dijeron al Dr. Kraemer. Cuando una mujer estaba bajo tensión, individualmente o durante una guerra o un desastre natural, concibieron a más muchachas. La investigación ha mostrado que los fetos masculinos son más probables morir en la matriz y, una vez que son nacidos, son tres semanas detrás en su revelado que muchachas. “Más varones son perdidos o dañados en la matriz que muchachas - todo que puede salir mal en obstetricia sale mal a los muchachos,” dijo al Dr. Kraemer.

Los muchachos son dos veces más probables que muchachas sufrir de dificultades de la lectura, de autismo y del síndrome de Asperger y mostrar comportamiento disruptivo. Los muchachos eran más psicológicamente vulnerables a su divorcio de los padres o a su molde-madre que sufría de la depresión natal del poste. En adolescencia, más muchachas que uno mismo-daño de los muchachos y tienen trastornos alimentarios, pero los muchachos son más violentos, con cuatro fuera de cinco crímenes que son comprometidos por los hombres.

Animan a los muchachos a mantener la tapa atornillada apretado hacia abajo en emociones y a desarrollar endurecimiento, valor que se divierte y serenidad. Esto da lugar a las pendientes pobres de los exámenes (pendientes de A.C. GCSE del 52 por ciento para los muchachos, comparadas al 61 por ciento para las muchachas). Incluso los chimpancés femeninos son mejores en las tuercas que se quiebran que los chimpancés masculinos, y hacen mejores trampas de la termita.

Varón ideal del ` el', dijo al Dr. Kraemer, fue personificado por Clint Eastwood en su papel en alta perforadora de los llanos, un vaquero solo con “ningún nombre, ningunos lazos, ningunas maneras - y probablemente inútil como padre”. Incluso los hombres más divertidos tienen su parte justa de problemas y revisten a menudo esto bajo un enchapado de madera del humor - Paul Merton tiene desorden bipolar y abusaron a Billy Connolly como niño.

Los hombres son más resolutos, dijeron al Dr. Kraemer, y esta mente del “proyector orientable” los hace mejores en la matemáticas y tablón de piso, sin embargo, se ocupan a menudo de problemas emocionales con apegos - para trabajar, sexo, el alcohol, las drogas y crimen.

“No hay punto en intentar endurecer encima de bebés - solamente los hará débiles, en el Dr. Kraemer concluyó. “Si usted observa a un bebé es tan obvio que son genderless. Debemos pedir que no cojan a los padres en estas trampas del género.”