Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La obesidad en moldes-madre es uno de los factores más decisivos que contribuyen al aspecto de malformaciones congénitas en sus niños

Un estudio de más de 2000 niños de mujeres con la diabetes gestacional (la diabetes que algunas mujeres consiguen durante embarazo) ha revelado que la obesidad en moldes-madre es uno de los factores más decisivos que contribuyen al aspecto de malformaciones congénitas en sus niños, aún más que la seriedad de la diabetes.

La investigación, publicada en el gorrón europeo Diabetologia, ha sido realizada por un equipo de investigación del Universitat Autònoma de Barcelona y Hospital de Sant Pau en Barcelona.

Se ha sabido desde los años 60 que los niños de mujeres con diabetes antes de que el embarazo tenga una posibilidad más alta del tener malformaciones congénitas, que se relacionan sobre todo con el grado del molde-madre de hiperglucemia (alto azúcar de sangre) durante el período en el cual los órganos del embrión están formando. En los niños de mujeres con la diabetes gestacional, que primero se descubre durante embarazo, el riesgo de malformaciones no aumenta tanto, sino que todavía existe. En este caso, durante el período cuando los órganos del embrión están formando los niveles de la glucosa son generalmente bastante inalterados.

Un equipo de investigación del Universitat Autònoma de Barcelona y el hospital de Sant Pau dirigida por el doctor Rosa Corcoy ha llegado a una conclusión inesperada después de analizar el lazo entre los niveles de la glucosa del molde-madre y las malformaciones congénitas en los niños de moldes-madre con diabetes gestacional. Asombrosamente, el índice de masa corporal, que indica obesidad, es más importante para las malformaciones que predicen que otras variables que indiquen la seriedad de la diabetes maternal mellitus.

En un estudio de 2060 niños, investiga decidido incluir el índice de masa corporal como variable para el análisis estadístico ahora que se ha demostrado que la obesidad hace una parte en malformaciones congénitas en embriones, especialmente ésos relacionados con el corazón y el sistema nervioso central. Según los resultados del estudio, el grado del molde-madre de obesidad es el factor que predice principal para las malformaciones cardiacas y las malformaciones de menor importancia, y el único factor capaz de predecir malformaciones del trecho renal y urinario. La seriedad de la diabetes gestacional del molde-madre, sin embargo, era el único factor que podría predecir malformaciones esqueléticas.

Los estudios anteriores no han determinado el grado de obesidad como contribuyendo al riesgo de malformaciones cardiacas en los niños de la mujer con diabetes gestacional, posiblemente porque esta variable no fue incluida en el análisis estadístico.

Los autores del estudio sugieren dos explicaciones posibles para el papel importante de la obesidad en malformaciones congénitas. La obesidad es un indicador de la disponibilidad de la energía y de todos los alimentos que ofrecen energía; el exceso de estos alimentos, y no sólo de la glucosa, se conecta con la aparición de malformaciones. Además, el exceso y la deficiencia de la insulina pueden provocar malformaciones en el embrión, y en el caso de la obesidad, el hecho de que hay una resistencia a los efectos de los resultados de la insulina en concentraciones más altas.