Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Cómo la úlcera introduce errores de funcionamiento el bastón para soportar

Los científicos que trabajaban para desarrollar una vacuna para los píloros de Helicobacter de la bacteria, la causa primaria de úlceras y a un contribuidor a los cánceres de estómago, han destapado nuevas complejidades de la manera que la bacteria adhiere al guarnición del estómago humano.

Las personas multinacionales de investigadores mostraron ese bizcocho borracho, una proteína que ayuda a los píloros del H. para tirante en el estómago, se han desarrollado en muchas deformaciones de las bacterias en América latina. La proteína es utilizada por deformaciones virulentas de los píloros del H. que son los objetivos de un esfuerzo de revelado vaccíneo a largo plazo.

“Si podemos perfeccionar nuestra comprensión de cómo los píloros del H. se adhieren al guarnición del estómago, podemos poder desarrollar mejores maneras de prevenir o de disminuir infecciones,” dice Douglas E. Berg, Ph.D., profesor de los alumnos de la microbiología molecular en la Facultad de Medicina de la universidad de Washington en St. Louis y contribuidor a la investigación, que aparece en la aplicación del 23 de julio la ciencia. Los “píloros del H. son un patógeno muy listo, pero su necesidad de adherir al guarnición del estómago puede ser su Aquiles' talón.”

Los epidemiólogos estiman que las infecciones de los píloros del H. están presentes hacia adentro sobre la mitad de la población de mundo. La mayoría de las infecciones en los Estados Unidos y otras naciones industrializadas se pueden tratar con los antibióticos, pero los tratamientos son demasiado costosos para muchas víctimas en las naciones subdesarrolladas, en donde la penetrabilidad y el saneamiento pobre de las bacterias aumentan importante el riesgo de infecciones de la repetición. Además, la resistencia a las medicaciones estándar es un problema grave en estos países.

Los píloros del H. pueden sobrevivir en los estómagos humanos por décadas, empleando muchos trucos para hacer tan. Para evitar ser enjuagada por procesos digestivos, las bacterias adhieren a las células que forran la pared de estómago, de la cual también roban los alimentos.

Bizcocho borracho, uno de varios “adhesins” que ese los píloros de la ayuda H. adhieren a la pared de estómago, lazos a una estructura del hidrato de carbono conocida como el receptor del antígeno de Lewis b. En seres humanos con diversos tipos de sangre, este receptor o se pone de pie solamente (el tipo de sangre O) o contiene los azúcares adicionales (los tipos de sangre A y B), cambiando la forma del bizcocho borracho del objetivo intentan atar.

“La mayoría de las poblaciones humanas tienen una mezcla de la gente con los tipos de sangre A, B y O. Cuando las bacterias se extienden a partir de una persona a otra, no pueden predecir el tipo de la sangre del ordenador principal siguiente, así que mantienen una forma del bizcocho borracho bastante flexible para atar a todos los receptores diferentes de Lewis b,” explica el iceberg, que es también profesor de la genética y del remedio. “En poblaciones del Amerindian en América latina, aunque, casi todo el mundo tiene tipo de sangre el O.”

Cuando el iceberg y los colegas tomaron una mirada detallada en 59 diversos píloros del H. se esfuerza en vecindades empobrecidas alrededor de Lima, Perú, ellos encontró que el 60 por ciento tenía una forma del bizcocho borracho que había perdido su adaptabilidad-él podría atar no más todo menos la versión de Lewis b asociada al tipo de sangre O.

“Usted puede ser que llame estas deformaciones los especialistas, y otras versiones de los píloros del H. los internistas,” el iceberg dice. “Estas deformaciones del especialista se relacionan con las deformaciones españolas de los píloros del H., así que estas adaptaciones deben haber ocurrido desde conquistadors españoles llegaron, introduciendo sus deformaciones bacterianas a la gente del nuevo mundo.”

Asombrosamente, el bizcocho borracho del especialista no ata a Lewis b más apretado que el bizcocho borracho del internista. Esto sugiere que el tipo del especialista pudo haberse convertido no debido a una ventaja para las bacterias pero con el desgaste simple de la forma del internista.

“Sospechamos que las bacterias tienen una tendencia a lo largo de las generaciones múltiples genético de desactivar y de reactivar las proteínas del bizcocho borracho que permiten que adhieran al guarnición del estómago, y que durante estos ciclos la capacidad de atar a otras formas de Lewis b pudo haber sido perdida,” el iceberg explica.

La capacidad de girar estas proteínas lejos asegura que algunas bacterias pueden más fácilmente el interruptor lejos del guarnición del estómago.

“Los sistemas inmunes alguna persona montan una reacción inflamatoria fuerte a los píloros del H. que pueden limpiar real fuera las bacterias, así que de la perspectiva del ` de las bacterias,' es siempre bueno tener algunas bacterias que puedan romperse flojamente y escape,” iceberg explica.

El iceberg y los colaboradores están trabajando para entender los detalles y las causas de este ciclo y de las actividades de las proteínas implicadas.

“Estamos esperando eso con aproximaciones combinadas a cegar la adherencia que podemos poder prevenir la infección,” el iceberg dice. “Es posible, aunque, que podemos tener que fijar nuestras miras en la disminución de la severidad de las infecciones, que limitarán el daño al estómago y reducirán cajas de cáncer y de úlceras de estómago.”

El principal investigador para el estudio era Thomas Borén, Ph.D., D.D.S., profesor de la bioquímica y de la biofísica medicinales en la universidad de Umeå en Umeå, Suecia. Borén era un estudiante postdoctoral en la Facultad de Medicina de la universidad de Washington hace 10 años.

“Éste es el tercer documento importante sobre adhesins en el bizcocho borracho que hemos producido,” iceberg dice. La “universidad de Washington y la universidad de Umeå tienen un programa de la cantina que nos ayude a guardar esta colaboración fructuosa el ir fuerte.”