Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los presupuestos actuales tienen enfermedad cardiovascular (CVD) el explicar de 17 millones de muertes anualmente

El especialista renombrado de la salud pública, profesor Stephen Leeder, presentará las conclusión centrales de un parte que destaca la tendencia que perturba hacia un incremento en enfermedad cardiovascular en países en vías de desarrollo, en un coloquio especial de ser celebrado en la universidad de Sydney.

La enfermedad cardiovascular, el ataque del corazón y el recorrido son el convertirse en rápido un tema importante en países en vías de desarrollo. Los presupuestos actuales tienen enfermedad cardiovascular (CVD) el explicar de 17 millones de muertes anualmente, comparado a un índice de mortalidad de HIV/AIDS de 3 millones. Las dependencias internacionales comprometidas a perfeccionar salud global han pasado por alto enfermedad cardíaca y el recorrido y muchos países en vías de desarrollo no han creado programas para controlar estas enfermedades.

El impacto devastador potencial del CVD se ha examinado en un parte importante una carrera contra tiempo: La significación de la enfermedad cardiovascular en las economías que se convierten co-sidas autor por profesor Stephen Leeder, director del instituto australiano de la política sanitaria.

“En 2020 habrá mil millones personas en el mundo envejecido sobre 65. Como las edades globales de la población, la enfermedad cardiovascular se fija para convertirse en la causa de cabeza de la muerte y de la incapacidad mundiales y está amenazando abrumar los sistemas sanitarios. Los países en vías de desarrollo están atestiguando la devastación a su mano de obra que Australia y otros países occidentales experimentaron hace 50 años,” dijeron a profesor Leeder.

“Podemos ahora hacer mucho para prevenir enfermedad cardiovascular y para mejorar su impacto. El tabaquismo, una dieta malsana, los lípidos elevados de la sangre, la hipertensión, el exceso de peso, y la falta de ejercicio, explican sobre el 75 por ciento de la enfermedad cardiovascular. Son favorables al tratamiento médico y a las opciones individuales y sociales. Necesitamos la investigación urgente en las mejores maneras de manejar y de prevenir enfermedad cardiovascular en países en vías de desarrollo.”

Profesor Stephen MacMahon, director principal del instituto de George para la salud internacional dijo que Australia tiene una obligación de ayudar a los países en vías de desarrollo, determinado ésos en la región de Asia Pacific, reduce la carga del CVD.

“Con sus sistemas frágiles de la salud, bajo a los países del ingreso medio sea mal equipado ocuparse de la carga cada vez mayor de enfermedades tales como ataque del corazón y recorrido,” dijo a profesor MacMahon.

“Como uno de los países más ricos de la región de Asia Pacific, Australia está en una buena posición para ayudar a países menos desarrollados en nuestra parte del mundo para levantarse para apresurar haciendo frente al CVD. Si no lo hacemos, el impacto económico y social será aserrado al hilo por la región entera.”

Profesor Stephen MacMahon discutirá algunos de los proyectos acertados del CVD que son emprendidos por el instituto de George en países en vías de desarrollo mientras que el Dr. Alan Cass, director del plan de acción y de la división de la práctica en el instituto de George, comparará la carga de enfermedades vasculares crónicas entre australianos indígenas con ésa entre gente en países en vías de desarrollo. El Dr. Paul Magnus, consejero médico, AIHW ofrecerá una reseña comparativa de las implicaciones del parte en términos de información australiana en el CVD.

El parte es accesible en línea en: http://www.earth.columbia.edu/news/2004/images/raceagainsttime_FINAL_0410404.pdf