El tratamiento con vitamina A y un ácido graso omega-3 retrasa la progresión del pigmentosa de la retinitis

Pacientes con el pigmentosa de la retinitis, una enfermedad ocular progresiva que puede causar la baja de la visión, que fue tratado con la vitamina A y el ácido docosahexaenoic (DHA), una clase del ácido graso omega-3, no experimentó la reducción de la progresión de su enfermedad, según dos artículos en los archivos de la oftalmología, uno de los gorrones de JAMA/Archives.

El pigmentosa de la retinitis es un desorden de las células de luz-cerco en la capa de la retina- en el dorso del aro que cerco luz-y puede causar baja de la visión. Según el artículo, influencias del pigmentosa de la retinitis cerca de una en 4.000 personas por todo el mundo. Los estudios anteriores han mostrado que los pacientes trataron con vitamina A tienen una disminución más lenta en la función retiniana y la baja de la visión comparadas a los pacientes que no toman la vitamina A. Otros estudios han encontrado que los pacientes con pigmentosa de la retinitis tienden a tener niveles de sangre más inferiores del ácido docosahexaenoic (DHA), un ácido graso omega-3 encontrado en las células del fotorreceptor.

Eliot L. Berson, M.D., de la enfermería del aro y del oído de Massachusetts, de la Facultad de Medicina de Harvard, de Boston, y de los colegas investigados si el donante de DHA oral a los pacientes que recibían ya el tratamiento de la vitamina A podría parar o reducir el curso de su pigmentosa de la retinitis.

Los investigadores estudiaron a 221 pacientes con pigmentosa de la retinitis envejecidos 18 a 55 años que fueron seguidos durante un período de cuatro años. Dieron 1.200 miligramos por el día de DHA o controlan los pacientes las cápsulas (placebo), y todos fueron dados 15.000 IU/d (unidades internacionales por día) de la vitamina A.

Los investigadores escriben que no se encontró “ningunas diferencias importantes en la disminución en la función ocular entre el ácido docosahexaenoic más la vitamina A (DHA+A) el grupo y controla más la vitamina A (mando + A) el grupo sobre un intervalo de cuatro años.”

“En los pacientes destinados para recibir 15.000 IU/d de la vitamina A, este ensayo aleatorizado mostró que no lo hicieron 1.200 miligramos por día de suplementación ácida docosahexaenoic sobre un intervalo de cuatro años, por término medio, para reducir el curso de la enfermedad en pacientes con pigmentosa de la retinitis,” los investigadores concluye.

http://archopht.ama-assn.org/


En un análisis separado del mismo estudio también denunciado en esta aplicación los archivos de la oftalmología, el Dr. Berson y los colegas investigaron el efecto de DHA y el tratamiento de la vitamina A en los pacientes con pigmentosa de la retinitis según si o no los pacientes tomaban la vitamina A antes de alistar en el estudio.

El treinta por ciento de esos pacientes no tomaba la vitamina A antes de incorporar el estudio.

Los investigadores encontraron que “entre pacientes no tomar la vitamina A antes del asiento, ésos en el grupo de DHA+A [30 pacientes] tenía una disminución más lenta en [baja de la visión] que ésos en el grupo del mando +A [35 pacientes] durante los primeros dos años; estas diferencias no fueron observadas en años tres y cuatro de continuación o entre los pacientes que tomaban la vitamina A antes de asiento.”

Los investigadores concluyen: “Para los pacientes con la terapia de la vitamina A del principio del pigmentosa de la retinitis, adición del ácido docosahexaenoic, 1.200 miligramos por día, redujo el curso de la enfermedad por dos años. Entre pacientes en la vitamina A por lo menos dos años, los ricos de una dieta en los ácidos grasos omega-3 (0,20 gramos por día o más) redujeron la disminución hacia adentro [la baja de la visión].”

“El actual estudio también soporta una recomendación anterior que la mayoría de los adultos con las formas típicas del pigmentosa de la retinitis deban continuar para tomar 15.000 IU/d del palmitato de la vitamina A bajo supervisión médica para reducir el curso de su condición,” los autores escribe. “Debe ser observado que el precursor de la vitamina A, betacaroteno, fiable no está convertido en la vitamina A; por lo tanto, el betacaroteno no es un reemplazo conveniente para el palmitato de la vitamina A en el contexto de este régimen de tratamiento.”