Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los simuladores de vuelo pueden ofrecer relevo de los síntomas de los vértigos crónicos

Vision y los simuladores del movimiento similares a ésos usados por los pilotos de caza y los astronautas pueden ofrecer relevo de los síntomas de los vértigos crónicos, investigadores en la confianza de NHS de los hospitales de Hammersmith y el parte imperial de Londres de la universidad en el gorrón de la neurología.

Los pacientes con una historia de los problemas del balance, incluyendo vértigos y vértigo, aparecen hasta la mejoría del 50% en la frecuencia y la intensidad de los vértigos después de asistir una serie sesiones de la terapia del simulador del ` las'. Las sesiones combinan el disco de rotación, la silla de giro y los ejercicios de video que crean la ilusión del movimiento. El tratamiento fortalece la entrada visual al cerebro, perfeccionando el balance y reduciendo vértigos.

La “entrada de sus músculos y juntas, su oido interno y sus aros componen la tríada de información sensorial que su carrocería necesita tirante equilibrada,” explica a profesor Adolfo Bronstein, autor importante y jefe del departamento del neurotology en el hospital de la cruz de Charing en Londres. “En pacientes con daño del oido interno, pensamos que fortaleciendo las otras entradas esto llevaría a una reducción en vértigos. Somos muy emocionados que los resultados de este oso de ensayo el fuera, y que estos ejercicios del simulador, cuando está combinado con fisioterapia, fortalezca la entrada sensorial el cerebro reciben que permite que el equilibrio correcto sea mantenido.”

Alistaron a cuarenta pacientes con los síntomas crónicos del oido interno que duraban muchos años en el estudio. Todos recibieron la fisioterapia estándar, con la mitad recibiendo además los ejercicios de la simulación visual dos veces semanalmente por dos meses. “Encontramos que la frecuencia y la intensidad de mareos fueron reducidas, junto con una mejoría en equilibrio y la coordinación en todos los pacientes, más tan por la mitad que recibió las simulaciones visuales,” explica a profesor Bronstein. ” Estos ejercicios, que se utilizan para entrenar a pilotos para evitar mareo, son simples fijar así que nosotros se sienten confiados que pronto se convertirán en parte del programa de tratamiento estándar para los vértigos crónicos.”

El oido interno, o el sistema vestibular, es una ordenación compleja de cámaras llenas de fluido que actúa como un inclinación-interruptor del mercurio, retransmitiendo a la información del cerebro sobre equilibrio humano. Cuando son rotas por una enfermedad tal como un frío o una gripe, o por la lesión en la cabeza, las señales llegan a ser confusas dando por resultado vértigos, vértigo y sensaciones de la náusea. Mientras que sobre un tercero de la población puede experimentar un desorden vestibular en algún momento de sus vidas, los vértigos crónicos que duran muchos años tienen un efecto enorme perjudicial sobre la calidad de vida, dejando muchos pacientes ansiosos y deprimidos. “Así como una mejoría en síntomas y balance de los vértigos, el encontrar que anima de este estudio es que ansiedad y la depresión de los pacientes la' fueron reducidas cerca sobre un tercero,” comenta profesor Bronstein. “Fortaleciendo el movimiento visual, un aspecto a menudo descuidado del sistema del balance, podemos diferenciar real a estos pacientes' calidad de vida.”