Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El nuevo mecanismo genético se ha determinado que conectaba dieta al cáncer de pecho

Los experimentos realizados por los científicos en el Universitat Autònoma de Barcelona en tumores experimental inducidos del cáncer de pecho en ratas del laboratorio muestran que un exceso de ciertas grasas en la dieta, conocido común como omega-6, acelere el cáncer de pecho, aumentando la malignidad de la enfermedad.

El equipo de investigación en el Departament de Biologia Celular, d'Immunologia de Fisiologia i del Universitat Autònoma de Barcelona ha determinado cuatro genes, uno que tiene una función totalmente desconocida, cuya expresión se puede implicar en este efecto causado por los lípidos dietéticos. Una investigación más extensa en estos genes se requiere para descubrir si el mecanismo descubierto trabaje de la misma manera en cáncer de pecho humano. Los autores del estudio acentúan la importancia de un consumo moderado de grasas aunque algunas de ellas, tales como pescados y aceites de oliva azules, se hayan mostrado para ser beneficiosas a la salud. Estos aceites son elementos comunes en la dieta mediterránea.

El cáncer de pecho es la forma más frecuente del cáncer en mujeres en todo el mundo. El hecho de que este cáncer sea más frecuente en el mundo desarrollado sugiere que el estilo de vida y los factores ambientales puedan estar implicados. Los factores alimenticios son determinado importantes, dado la exposición continua de la gente con hábitos dietéticos. Entre ellos, las grasas dietéticas son el elemento principal implicado en cáncer de pecho. Las grasas no causan el cáncer, no obstante algunas de ellas, tales como grasas animales o ciertas grasas vegetales, aceleran el revelado clínico de la enfermedad, mientras que los pescados y el aceite de oliva azules aparecen demorar su revelado.

Un equipo de investigación dirigido por el Dr. Eduard Escrich, conferenciante en el Departament de Biologia Celular, d'Immunologia de Fisiologia i en el UAB y jefe del Grup Multidisciplinari por una mamá del Càncer del l'Estudi (el grupo multidisciplinario en cáncer de pecho estudia) ha establecido un mecanismo específico por el cual algunas de estas grasas favorecen el revelado del cáncer de pecho. Según la investigación, las dietas ricas en los ácidos grasos poliinsaturados n-6 reducen la expresión de un grupo de cuatro genes, tres cuyo se relacionan con la diferenciación celular (a-2u-globulin, VDUP1 y H19) y el cuarto cuyo es una serie con una función totalmente desconocida (conocida como EST Rn.32385), de tal modo acelerando la proliferación de tumores.

Los científicos han alcanzado estas conclusiones de los resultados, obtenidos usando los microarrays, que comparan la expresión de 6.000 genes en tumores del cáncer de pecho en los animales introducidos con las dietas ricas en grasas n-6 y en animales con dietas bajas en grasa. Los tumores en las ratas con las dietas ricas en grasas proliferaron, por término medio, más que las otras, asociado al parecer a una poca expresión de los cuatro genes. Según los investigadores de UAB, en un artículo publicado en carcinogénesis molecular, “éste es la primera vez que la influencia de una dieta rica en grasas en la expresión de estos genes se ha investigado. El descubrimiento abre una nueva línea de investigación en su implicación en cambios sobre el estado de la diferenciación celular inducido por los lípidos dietéticos en tumores del cáncer de pecho y el grado de malignity del cáncer.

La investigación realizada por el Grup Multidisciplinari por una mamá del Càncer del l'Estudi apunta generalmente establecer la actividad posible de elementos comunes en dieta humana, más allá del valor alimenticio, que puede permiso que las opiniones científicas son formuladas en la salud de la población del riesgo de enfermedad. Por lo tanto está implicada en el campo de secundario y especialmente la prevención primaria del cáncer de pecho.