Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las Pruebas de la exposición a un virus de la grapa relacionado posiblemente con el cáncer se han encontrado en la sangre de los trabajadores Norteamericanos del parque zoológico

Las Pruebas de la exposición a un virus de la grapa relacionado posiblemente con el cáncer se han encontrado en la sangre de los trabajadores Norteamericanos del parque zoológico, según un estudio en la aplicación del 15 de diciembre El Gorrón de Enfermedades Infecciosas, ahora accesible en línea.

El virus, un polyomavirus conocido como virus símico 40 (SV40), ha sido de largo un tema de la preocupación de la salud pública, en parte porque se ha mostrado para causar el cáncer en animales de laboratorio, y algunos investigadores han señalado la DNA SV40 en tumores humanos.

Los autores, el Eric A. Engels y los compañeros de trabajo en el Instituto Nacional del Cáncer, los Institutos de la Salud Nacionales, la Rockville, el DOCTOR EN MEDICINA, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, Atlanta, el GA, y La Facultad de Medicina de la Universidad John Hopkins, Baltimore, DOCTOR EN MEDICINA, estudiaron a 254 trabajadores del parque zoológico, 109 de quién manejó primates extensivamente y el resto en absoluto. Un análisis del anticuerpo mostró que la reactividad SV40 era más común entre los trabajadores del primate (el 23 por ciento) que entre los otros trabajadores (el 10 por ciento). Estos tipos inferiores, que sugirieron la ausencia de la réplica en curso SV40, puesta en contraste con análisis resultan mostrando el 85 por ciento y el 56 por ciento de reactividad, respectivamente, para dos otros polyomaviruses, BK y JC, que son altamente frecuentes en seres humanos y establecen la infección de por vida.

Cuando los investigadores utilizaron partículas de SV40, de BK, y de JC para evaluar si las reacciones de SV40-positive eran específicas o representadas cruz-reaccionando reacciones del anticuerpo, sólo 14 de 29 temas demostraron reactividad específica. Engels y los compañeros de trabajo comentaron que ésta sugirió que mucho de sus resultados de SV40-positive fuera probablemente debido reactividad cruzada al virus de BK o de JC.

Los investigadores advirtieron que no hay hasta ahora pruebas definitivas que SV40 puede infectar persistente a seres humanos, y que las consecuencias para la salud de la exposición SV40, incluyendo el riesgo de cáncer, son todavía desconocidas. Sin Embargo, concluyeron que su estudio “sugiere que expongan a los individuos que trabajan de cerca con los primates no humanos profesional a SV40,” y que otros estudios de las ediciones implicadas son necesarios.

En un editorial acompañante, el Sah de Keerti De la Escuela de la Salud Pública, Baltimore, DOCTOR EN MEDICINA de Bloomberg de la Universidad John Hopkins, comentó que, “aunque los seres humanos en contacto con primates puedan infectarse con SV40, las pruebas actualmente disponibles no sugieren que SV40 circule independientemente en la comunidad o que contribuye al revelado de cualquier cáncer humano.” Debido a incertidumbres en las pruebas, sin embargo, él recomendó otros estudios, incluyendo un estudio más cercano de ésos expuestos a los primates, “que investigan “la firma completa” de la infección SV40” como las series genomic, transcripciones, anticuerpos, reacción del Linfocito T, y así sucesivamente.

http://www.idsociety.org