Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las mujeres hirsutas tienen muy probablemente desordenes exceso-relacionados del andrógeno, sobre todo síndrome policístico del ovario

Entre mujeres en sus años de la maternidad, incluso las cantidades mínimas de pelo indeseado en el varón-tipo configuraciones - especialmente en presencia de otros cambios sutiles - pueden ser un signo de un desequilibrio hormonal conectado a una variedad de efectos secundarios y de dolencias serios, según la aplicación de diciembre de 2004 el gorrón americano de obstetricia y ginecología.

En un estudio de 188 mujeres conducto por los investigadores en el centro médico de Cedro-Sinaí y la universidad de Alabama, Birmingham (UAB), 102 temas con exceso de incremento mínimo del pelo tenía niveles excesivos de andrógenos, las hormonas “masculinas” que existen normalmente en mujeres en pocas cantidades.

“Conocemos ese exceso de incremento del pelo en la configuración masculina en las mujeres, que llamamos hirsutismo, somos generalmente un buen indicador que hay un desequilibrio subyacente de la hormona. Ahora este estudio relativamente grande muestra al ese casi 55 por ciento de las mujeres que tienen incremento indeseado mínimo del pelo tener un desorden exceso-relacionado del andrógeno, sobre todo el síndrome policístico del ovario,” dijo a Ricardo Azziz, Doctor en Medicina, MPH, MBA, silla del departamento de Cedro-Sinaí de obstetricia y ginecología, director del centro para los desordenes Andrógeno-Relacionados, y director ejecutivo de exceso de la sociedad del andrógeno, una organización de investigación internacional.

Entre las 188 mujeres en quejarse del estudio del incremento indeseado mínimo del pelo, 102 fueron encontrados para tener un desorden subyacente del exceso del andrógeno. Noventa y cuatro de los 102 sufrió del síndrome policístico del ovario (PCOS), un desorden caracterizado por los pequeños quistes numerosos en la periferia de los ovarios. Las mujeres con PCOS luchan a menudo con las irregularidades menstruales, problemas de piel, y el exceso de peso y ellas están en el riesgo creciente de desarrollar diabetes tipo II, la hipertensión y la enfermedad cardíaca.

Cuatro de los participantes del estudio fueron diagnosticados con la hiperplasia suprarrenal no-clásica (NCAH), una disfunción de la casquillo del prensaestopas suprarrenal que lleva a menudo al revelado prematuro del pelo púbico, de períodos menstruales irregulares, del hirsutismo y del acné severo, aunque los pacientes con formas más suaves puedan notar pocos si cualquier síntoma. Encontraron a otros cuatro pacientes para tener un desorden del multisistema que proviene un exceso a largo plazo de la insulina en la circulación sanguínea que hacia arriba-regula la secreción ovárica de andrógenos. El síndrome llamado de HAIRAN (insulina hyperandrogenic los nigricans resistentes del acanthosis), el desorden aumenta el riesgo de hirsutismo y de masculinization. Puede ser reconocido por los remiendos espesados característica de la piel oscura (nigricans del acanthosis) y de otros síntomas.

Las evaluaciones pacientes fueron terminadas entre el 1 de enero de 1995 y el 30 de junio de 2002 en UAB, donde el Dr. Azziz sirvió como profesor en el departamento de obstetricia y ginecología y en el departamento del remedio antes de ensamblar Cedro-Sinaí. Los participantes llenaron el formulario el historial médico y experimentaron un examen físico completo durante el cual les fijaron para varias condiciones, incluyendo la presencia de pelos bastos en el labio superior, la barbilla y el cuello, el pecho, el abdomen superior, el abdomen más inferior, los muslos, las armas superiores, la parte superior de la espalda, y el más de espalda.

“En nuestra población del estudio de mujeres con incremento indeseado mínimo del pelo, había pocos calculadores de exceso de un desorden del andrógeno,” dijo al Dr. Azziz, ahora sirviendo como profesor y el vicepresidente del departamento de obstetricia y ginecología y profesor en el departamento del remedio en la Facultad de Medicina de David Geffen en el UCLA. “Comparó a sus contrapartes no-afectadas, a ésas con un andrógeno que exceso del desorden no difirió en carrera, a masa de la carrocería, al grado de incremento del pelo o a los antecedentes familiares. Sin embargo, los pacientes con exceso de un desorden del andrógeno identificable eran ligeramente más jovenes y más probables de quejarse de infertilidad.”

El acné fue considerado en cerca de un cuarto de la población del estudio, afectando a ésos con y sin exceso de un desorden del andrógeno igualmente. Pero por lo menos la mitad de las mujeres con acné e incremento indeseado mínimo del pelo había elevado niveles del andrógeno y ciclos infrecuentes, irregulares de la ovulación. Los estudios anteriores han mostrado eso incluso sin incremento excesivo del pelo, el 55 a 86 por ciento de mujeres con acné han elevado niveles del andrógeno. Los autores recomiendan, por lo tanto, que las mujeres con acné, especialmente las que se quejen de incremento indeseado del pelo, reciben la evaluación hormonal profundizada.

El único mejor calculador de exceso de un desorden del andrógeno entre pacientes con exceso de incremento mínimo del pelo era la presencia de oligomenorrhea, períodos menstruales infrecuentes, aunque encontraran a algunas mujeres que demandaron tener períodos regulares para tener ciclos ovulatorios irregulares, y un número importante de estas mujeres tenía un desorden del exceso del andrógeno.

Una diagnosis clínica del hirsutismo es hecha por la evaluación de un médico y basada en escalas estandardizadas. Las mujeres con hirsutismo verdadero encuentran a menudo la ayuda profesional para sus condiciones subyacentes porque la severidad de sus síntomas los fuerza a buscar servicios cosméticos.

Los “Electrologists tienden a ser la línea de frente para los pacientes con hirsutismo. Cuando los electrologists reconocen que el síntoma es parte de un desorden más grande, pueden dar remisiones apropiadas, que permite a pacientes encontrar el diagnóstico y la ayuda del tratamiento que necesitan. Las mujeres con solamente incremento indeseado mínimo del pelo, sin embargo, tienen a menudo un desequilibrio hormonal subyacente que vaya desapercibido en conjunto,” dijeron al Dr. Azziz, casquillo de la mano amiga de la silla de Los Ángeles en obstetricia y ginecología en Cedro-Sinaí.

“Lamentablemente,” él agregó, “si los síntomas exteriores son mínimos o importantes, muchas mujeres ve hyperandrogenism como cosmético bastante que una anormalidad endocrinologic. Encontramos que hay una gran necesidad de más educación de médicos, de los médicos relacionados, y del público con respecto incidencia, signos, morbosidad y a los tratamientos disponibles para estos desordenes.”

El centro de Cedro-Sinaí para los desordenes Andrógeno-Relacionados es uno de los primeros programas en el país que se especializa en ambos hacia arriba y la hacia abajo-regla de los niveles del andrógeno en mujeres. Ofrece la prueba profundizada, los tratamientos y apoyo completo, e investigación en mecanismos moleculares y terapias futuras.