Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La Investigación confirma cómo las acciones de la temprano-vida dan forma fisiología posterior

Subrayando el valor del buen cuidado prenatal, la nueva investigación sugiere que la infección temprana puede crear una vulnerabilidad cognoscitiva que aparezca más adelante durante la tensión en el sistema inmune.

Los Investigadores en la Universidad de Colorado en Boulder han señalado que las ratas que experimentaron una infección de una sola vez pues los recién nacidos no aprendieron así como las ratas adultas que no fueron infectadas como perritos, después de que su inmunidad fuera desafiada. La investigación está en la Neurología Del Comportamiento de Febrero, publicada por la Asociación Psicológica Americana (APA).

Las conclusión ajustadas en un cuerpo cada vez mayor de las pruebas que incluso una infección de una sola vez puede potencialmente permanente cambiar sistemas fisiológicos, un fenómeno llamaron la “programación perinatal.”

Cómo la infección en recién nacidos puede romper la memoria de Comprensión en adultos inmune-desafiados puede ayudar a científicos a entender antes de cómo la exposición a los gérmenes o a los factores de ansiedad ambientales o enseguida después del nacimiento puede fomentar susceptibilidad a las enfermedades neuropsiquiátricas y neurodegenerative. Por ejemplo, la infección viral prenatal se ha implicado en esquizofrenia, autismo y parálisis cerebral; la infección bacteriana es un factor de riesgo para la enfermedad de Parkinson. El Hasta 20 por ciento de embarazos tiene complicaciones el implicar de las infecciones del útero y de su contenido, un número que suba pues más niños son prematuros nacido.

En el estudio, las personas llevadas por Staci Bilbo, Doctorado, inyectaron un grupo de 49 perritos de la rata en el Día postnatal 4 con las bacterias intestinales comunes Escherichia Coli, con el agua salada, o con nada. En ratas, el Día 4 es como el tercer trimestre en embarazos humanos, una época en que el cerebro crece importante.

Una Vez Que los perritos crecieron, Bilbo y sus colegas probaron memoria a los adultos' cerca de 60 días después del nacimiento. Para probar memoria, cada rata fue permitida explorar un compartimiento experimental nuevo por varios minutos en el primer día. En el segundo día, cada rata fue colocada nuevamente dentro del compartimiento y chocada por dos segundos y después puesta detrás en su jaula casera. Después de 24 horas, los investigadores pusieron cada rata en el compartimiento experimental y registraron otra vez si las ratas congelaron -- fue inmovilizado por el miedo -- o tirante activo.

Todos Los grupos de ratas congelaron la misma cantidad, indicando ellos habían aprendido. Sin Embargo, inmediatamente después que exploraron el compartimiento experimental en el primer día, un segundo grupo de estas ratas fue inyectado con una dosis inferior del lipopolysaccharide (LPS), un componente bacteriano que causa gripe-como síntomas. Esta vez, las ratas infectadas con Escherichia Coli como los recién nacidos congelaron el 70 por ciento menos a menudo que las ratas que habían sido inyectadas con el agua salada como recién nacidos. Es decir bajo tensión inmune, las ratas temprano-infectadas aprendieron temer el lugar en donde habían sido chocadas importante menos a menudo que las ratas que no habían sido infectadas como perritos. No recordaban simple que era peligroso.

En un segundo experimento, los investigadores inyectaron 32 diversas ratas adultas neonatally infectada y del mando con el agua salada o con los LPS bacterianos. Dos horas más adelante, euthenized las ratas y controlaron etiquetas de plástico del cerebro de la inmunorespuesta. Porque estimula una inmunorespuesta sin las bacterias vivas, los LPS ayudan a revelar cómo el sistema inmune trabaja en sus el propio, sin la complicación de efectos secundarios.

Las personas encontraron que los perritos coli-infectados E. inyectados más adelante con los LPS tenían concentraciones importante más inferiores de cytokines llamados los interleukins que los perritos del mando (probaron 32 PERRITOS en todos). Las células Inmunes release/versión estos cytokines, o ciertas moléculas de proteína, en respuesta a los gérmenes. La investigación Anterior había sugerido ese IL-1BETA más alto en el hipocampo del cerebro, una zona de memoria dominante, rompe la consolidación de las memorias que seguían una experiencia de aprendizaje. Así aparece que puede haber un rango óptimo para IL-1BETA, con demasiado o demasiado poco almacenamiento de inhibición de la memoria. Bilbo dice, “El mensaje para llevar es que las inmunorespuestas en un cerebro sano están reguladas y controladas apretado; cualquier cambio en estas reacciones es probable causar problemas.”

Ella agrega eso, “debilitación de la Memoria en animales salvajes tendría indudablemente implicaciones severas para la supervivencia, por ejemplo recordando sitios de la jerarquía, sitios de la comida y vecindades despredadoras, así como para la aptitud física, por ejemplo recordando territorios y ubicaciones potenciales del compañero.”

Bilbo esfuerzo que las ratas de los adultos que no fueron infectadas pues los perritos no sufren la debilitación de la memoria como resultado de la infección adulta, y las que fueron infectadas son totalmente normales hasta que consigan que reto del sistema en segundo lugar inmune. El punzón relativamente infrecuente del one-two parece causar el problema, aunque los investigadores no sepan cuánto tiempo dura. No Obstante, dice Bilbo, “Esto puede ir lejos a explicar algo de la variabilidad individual en susceptibilidad de la enfermedad, con excepción de la variación genética, en animales en el salvaje y quizás los seres humanos.”

Los autores concluyen que la infección neonatal puede crear problemas posteriores cambiando como de bien el cuerpo puede responder a los retos inmunes futuros. Influencia de Esos cambios como de bien se salvan las memorias. Los cambios tempranos pueden estar a la configuración básica de las células glial llamadas los astrocytes dentro del hipocampo, que a su vez ayudan al sistema nervioso central para responder al daño o a la infección. Porque los astrocytes también ayudan a determinar el número y la conectividad de las sinapsis del sistema nervioso temprano en vida, especialmente la primera semana después del nacimiento en ratas, pueden estar implicados en la capacidad de aprender y de recordar, posiblemente vía una cierta conexión (dice Bilbo) a la producción del cytokine IL-1BETA.

Artículo: La “Infección Neonatal Induce las Debilitaciones de la Memoria Que Siguen un Reto Inmune en Edad Adulta,” Staci D. Bilbo, Doctorado, Lindsay H. Levkoff, VAGOS, Juan H. Mahoney, MA, Linda R. Watkins, Doctorado, Jerry W. Rudy, Doctorado, y Steven F. Maier, Doctorado, Universidad de Colorado en Boulder; Neurología Del Comportamiento, Vol. 119, No. 1.

el texto completo del artículo está disponible de la Oficina de los Asuntos Oficiales de APA y en http://www.apa.org/releases/earlylife_article.pdf

http://www.apa.org/