Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las nuevas conclusión desafían una de las vistas establecidas de cómo las células nerviosas comunican el uno con el otro

Las nuevas conclusión de los investigadores en el centro médico al sudoeste de UT desafían una de las vistas establecidas de cómo las células nerviosas comunican el uno con el otro.

Cada vez que nos movemos, asierre al hilo las emociones, piense o recuerde, las células nerviosas, o las neuronas, en nuestra carrocería transmiten los mensajes a uno otros vía las señales químicas llamadas los neurotransmisores. Dentro de las neuronas son los organelos minúsculos llamados las vesículas sinápticas que secuestran los neurotransmisores y liberan los cuando están necesitadas en la sinapsis, o el espacio entre las células nerviosas, donde la señal química se transmite a otras neuronas.

Se sabe que las vesículas sinápticas liberan sus neurotransmisores en dos diversas “maneras” - una cuando se estimula la neurona y activamente retransmitiendo un mensaje, y la otra a través de baja espontánea cuando la neurona está “en descanso,” o inactivo. Hasta ahora fue creído que las mismas vesículas sinápticas eran responsables de liberar los neurotransmisores en ambas maneras.

Sin embargo, la nueva investigación por los científicos al sudoeste de UT que aparecen en la aplicación del 17 de febrero la neurona del gorrón sugiere que dos tipos distintos de vesículas sinápticas son responsables de las dos diversas maneras de la baja del neurotransmisor - un tipo de vesícula para la baja espontánea, otra vesícula asociada a la baja actividad-relacionada.

“Estas conclusión preguntan uno de los principios de la base de la función sináptica y revelan complejidad importante en la organización de vesículas sinápticas dentro de sinapsis individuales,” dijo al Dr. Ege Kavalali, profesor adjunto en el centro para la neurología básica y de la fisiología en el autor al sudoeste y mayor de UT en el estudio.

Los neurotransmisores regulan muchos diversos aspectos del humor, de la cognición y del comportamiento, tales como estado emocional, reacciones para esfuerzo, para doler, y las impulsiones físicas del sueño, del apetito y de la sexualidad.

Una mejor comprensión de tales mecanismos fundamentales de la baja del neurotransmisor ayudará a investigadores en sus investigaciones de desordenes psiquiátricos y los desordenes neurológicos tales como retardación mental, autismo, depresión y epilepsia, que se han conectado a la función anormal del neurotransmisor, dijeron al Dr. Kavalali.

En cultivos celulares neuronales, los investigadores etiqueta las vesículas sinápticas con un tinte fluorescente y observaron cómo y cuándo las vesículas liberaron los neurotransmisores, ambos cuando las neuronas estaban en descanso y cuando eran activas. De estas observaciones, así como de los datos recopilados de técnicas electrofisiológicas, los investigadores encontraron dos tipos distintos de vesículas.

“Las diferencias funcionales de estos dos equipos de vesículas pueden ser el resultado de diferencias en la proteína y/o composición de lípido de las vesículas,” el Dr. Kavalali dijo. Un “análisis más de alta resolución es necesario probar si los dos equipos de vesículas son de hecho distintos.”

El Dr. Kavalali dijo que si los dos tipos de vesículas tienen diversas composiciones moleculares, como sus conclusión sugieren, esas diferencias pueden permitir regular independientemente la baja espontánea y actividad-relacionada del neurotransmisor. La baja espontánea se piensa para desempeñar un papel en el revelado del conjunto de circuitos de los nervios en el cerebro y la carrocería, mientras que la baja actividad-relacionada es responsable de funciones tales como aprendizaje y memoria.