No crea que todo que usted leyó en dietas

En una sociedad fijada cada vez más con imagen de la carrocería, nos bombardean con la supuesta prueba científica que asciende el uso de una miríada de dietas.En una sociedad fijada cada vez más con imagen de la carrocería, nos bombardean con la supuesta prueba científica que asciende el uso de una miríada de dietas.

Un artículo publicado hoy en la metodología de la investigación médica del gorrón BMC del acceso abierto sugiere que tomemos todo que leemos en el valor nominal, pues la mayoría de los estudios de la baja de peso de información de los artículos de la investigación no pueden indicar las características pacientes cruciales que pueden orientar los resultados.

Cheryl Gibson, de la universidad de la Facultad de Medicina de Kansas, y de colegas encontró que eso sobre el 90% de estudios de la dieta no describió adecuadamente y completo sus temas, haciéndolos casi imposibles interpretar exacto.

En los E.E.U.U., 97 millones de adultos son gordos u obesos. Los estudios extensos en el papel de la dieta, del ejercicio y de genes se están realizando en un esfuerzo general de entender y de prevenir mejor obesidad.

Los investigadores analizaban 231 artículos que denunciaban los estudios de los efectos de la restricción de la dieta, restricción y ejercicio de la dieta, o ejercicio solamente, sobre baja de peso; así como la investigación estudia en la composición de la carrocería, la distribución gorda, el metabolismo y la aptitud física aerobia. El análisis incluyó los artículos a partir de 1966 a 2003 que denunciaron estudios de participantes adultos obesos.

Las personas se centraron en cómo los artículos denunciaron características sujetas, usando la consolidación del patrón de las características de las juicios de la información (CONSORTE) como guía. La declaración del CONSORTE es un filete de 21 elementos, recomendado como esencial para que un estudio sea válida, por un panel de investigadores, de epidemiólogos, de biostatisticians y de editores de gorrón clínicos. Las características que los investigadores eligieron concentrar conectado eran edad, género, salud general, uso de la medicación (con excepción de las drogas llevadas la obesidad del mando), pertenencia étnica y estado posmenopáusico. Se ha mostrado que todas estas características afectan al peso y pueden alterar el efecto de la dieta y del ejercicio sobre baja de peso.

Los investigadores también examinados si el tamaño de muestra al principio y en el final del estudio fue indicado, por género. “Sin el conocimiento del número de temas que fueron perdidos para seguir, programas de lectura no pueda juzgar la eficacia de un tratamiento clínico o comprobar independientemente de si el encontrar de investigación hace que la significación práctica” explique a los autores.

Sus resultados muestran que el uso de la medicación era indicado lo más menos posible de las características, pues el 92% de los artículos lo faltaron fuera. El estado de la salud del tema fue ignorado por el 34% de los estudios. La pertenencia étnica no fue indicada en el 86% de los estudios, y la edad del tema no fue denunciada en el 11% de los estudios. el 8% de los estudios no pudieron denunciar el estado posmenopáusico de sus participantes, y el 4% no indicaron género.

“Encontramos defectos importantes en la información de características sujetas” para concluir a los autores. “Muchos estudios no denunciaron las variables que pueden explicar algo de la variación en resultados […] y revele la adhesión pobre a los patrones de la información publicados”.

La información inadecuada puede llevar a los resultados en polarización negativa que son validados como válidos. La calidad de la información para los estudios de la baja de peso tiene que perfeccionar si debemos nunca entender obesidad.