Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Conecte entre un camino crítico del cáncer y una proteína del virus (EBV) de Epstein-Barr

Los investigadores en la Facultad de Medicina de la Universidad de Pensilvania han determinado un eslabón entre un camino crítico del cáncer y una proteína del virus (EBV) de Epstein-Barr sabidos para ser expresado en varios cánceres EBV-asociados.

Sus conclusión demuestran un nuevo mecanismo por el cual EBV transforme las células de B humanas del sistema inmune en las células cacerígenas, que pueden llevar al revelado de los linfomas del linfocito B.

Erle S. Robertson, doctorado, profesor adjunto de la microbiología y director de la virología del tumor, con el caballero de Jason del estudiante del centro y de MD/PhD del cáncer de Abramson de Penn, publicó su aplicación de los resultados a principios de marzo la biología molecular y celular.

Usando los cultivos celulares humanos infectados con el virus de Epstein-Barr, los investigadores encontraron que una proteína viral específica apunta una molécula que regule normalmente la progresión del célula-ciclo, o proceso de la duplicación, de descansar las células de B. En presencia de esta proteína viral - EBNA3C llamado (para el antígeno nuclear de EBV) - el ciclo celular de las células de B generalmente quietas del ser humano consigue un comienzo del salto, que inicia final incremento incontrolado.

EBV, una pieza de la familia del herpesvirus y uno de los virus humanos mas comunes, juegos un papel en cánceres tales como enfermedades lymphoproliferative en trasplante o pacientes de SIDA, el linfoma de Burkitt, el linfoma de Hodgkin, y el carcinoma nasofaríngeo, y también causa la enfermedad bien conocida, mononucleosis infecciosa. Tanto como 95 por ciento de adultos 20 años y más viejos se han infectado con EBV, pero no muestran ningún síntoma.

Los “virus que se asocian a los cánceres típicamente apuntan el ciclo celular al control de ganancia,” dice a Robertson. “Sin embargo, ésta es la primera vez esa investigación del laboratorio en cómo EBV impulsa el proceso canceroso ha determinado directamente un componente crítico del ciclo celular para el mando. Ahora podemos desarrollar la terapéutica apuntada para romper la función de esta proteína viral.” Los investigadores conjeturan que el primer uso de las terapias futuras de estos estudios estará en enfermedad lymphoproliferative en trasplante y pacientes immunocompromised porque éste es un caso sin obstrucción del linfoma EBV-impulsado del linfocito B.

El uso de péptidos de cegar la acción recíproca entre esta proteína esencial de EBV y el camino específico en células de B humanas está actualmente en curso. Los estudios de la inicial muestran que el incremento de células cancerosas EBV-asociadas se puede inhibir en análisis de la tejido-cultura. Los investigadores están persiguiendo activamente esta línea de la investigación para desarrollar terapias potenciales.