Contar el número de células endoteliales en sangre puede predecir la eficacia del tratamiento contra el cáncer

Contar la cantidad de un tipo de célula normal que circulaba en la sangre de la gente con el cáncer podría predecir si un tumor progresa o responde a la terapia, un nuevo estudio llevado por el cáncer completo de la Universidad de Michigan que el centro ha encontrado. El encontrar podría dar a doctores una indicación temprana de si un tratamiento será meses acertados, escasamente de los pacientes de una terapia ineficaz.

Los investigadores observaban el número de células endoteliales - células normales que forran los vasos sanguíneos - que circulaban en la sangre de la gente con el sarcoma. Los estudios anteriores han mostrado que niveles más altos de circular las células endoteliales están encontrados en gente con el cáncer comparado a la gente que es cáncer-libre. En este estudio, los investigadores encontraron que los pacientes cuyo cáncer creció después de dos meses del tratamiento tenía niveles de circular las células endoteliales antes de comenzar terapia, mientras que los pacientes cuyo cáncer seguía siendo estable tenían niveles bajos de estas células.

“Esta prueba se puede utilizar para predecir el resultado y la supervivencia del paciente. Además, hay varias drogas disponibles en la clínica, y puede ser posible utilizar esta prueba para vigilar la eficacia de una droga en un paciente individual,” dice al panadero de Lorenza, D.O., profesor del remedio interno y de la farmacología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan. El panadero presentará estudio los resultados el sábado 14 de mayo, en la sociedad americana de la reunión anual de la oncología clínica en Orlando, Fla.

Las células endoteliales de circulación son el objetivo de las nuevas drogas del anti-angiogenesis, que se diseñan para inhibir el incremento de los vasos sanguíneos que introducen tumores. El Angiogenesis, el proceso natural de la formación del vaso sanguíneo, se cree para contribuir al incremento y al revelado de células cancerosas.

En esta juicio multicentra, los investigadores recogieron las muestras de sangre a partir de 88 personas con el sarcoma avanzado, un cáncer de los tejidos suaves, y analizado le para determinar el número de células endoteliales que circulaban en la sangre. Los inhibidores del Angiogenesis apuntan estas células, así que un cambio en el número de circular las células endoteliales sugeriría un cambio en estado del tumor.

“Porque la célula endotelial es el objetivo de estas drogas del anti-angiogenesis, usted puede ser que pueda determinar muy rápidamente si la terapia está trabajando,” al panadero dice. Tradicionalmente, los pacientes experimentan radiografías y la otra proyección de imagen explora para considerar si los tumores han desaparecido o se han encogido.

Dieron los participantes del estudio una nueva droga anti-angiogénica llamada ABT-510. Como parte de una juicio de la fase II, destinaron los pacientes con el sarcoma suave avanzado del tejido aleatoriamente a una de dos dosis de ABT-510. Les fijaron cada ocho semanas para determinar si el tumor respondía al tratamiento. El estudio observaba a gente con el sarcoma avanzado que se había extendido por metástasis, o se había extendido a otras partes de la carrocería. Las tasas de supervivencia para este escenario del sarcoma son muy inferiores: el cerca de 10 por ciento al 15 por ciento están activos después de cinco años.

En más de una mitad de pacientes que tomaban ABT-510, el cáncer no había progresado seis meses después de la terapia. Con las drogas estándar, el solamente 14 por ciento de pacientes no considera su cáncer progresar por seis meses.

ABT-510, un inhibidor del angiogenesis en el revelado en Abbott Laboratories, es creído para trabajar reduciendo o parando el incremento de los vasos sanguíneos, de tal modo cortando el abastecimiento de la sangre de un tumor. Estos tipos de drogas apuntan las células endoteliales, haciéndolas morir y evitando que los nuevos vasos sanguíneos sean formados.

En esta juicio, los niveles endoteliales de circulación de la célula en la sangre del participante del estudio fueron evaluados al inicio de la juicio, de un mes hacia adentro y de cada dos meses después de eso. Los investigadores determinaron el cytometry a flujo directo de circulación de las células endoteliales, un método de análisis que separa las células por energía, y por las manchas de óxido que atraen a los tipos específicos de células.

Los investigadores encontraron que los pacientes con el ciclón que circulaba los recuentos celulares endoteliales, definidos como más poco de 15 por la muestra de la sangre, permanecían en la terapia más de largo que la gente que tenía más de 15 células endoteliales de circulación por muestra al inicio del tratamiento o de un mes en el tratamiento. Se permitió a los pacientes permanecer en la terapia hasta que su tumor creciera por el 50 por ciento.

Las conclusión sugieren que los doctores puedan poder adaptar el tratamiento basado en la probabilidad de la reacción, pacientes potencialmente que cambian de los tratamientos que no están trabajando para ellos y no los están pasando sin los meses de efectos secundarios innecesarios.

ABT-510 está entre varios inhibidores del angiogenesis que son probados en diversos tipos de cáncer, incluyendo sarcoma, cáncer de pecho, cáncer de pulmón y cáncer de colon.

Además de panadero, los autores del estudio son George Demetri del instituto del cáncer de Dana Farber; David Mendelson y Michael Lobell, ambos de la Universidad de Arizona; Eric Rowinsky del centro de la terapia y de investigación del cáncer en San Antonio, Tejas; y Evelyn McKeegan, caballero de Raymond, amanecer Carlson y Paul Cernohous, todo de Abbott Laboratories.