Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Presión arterial de la Alta noche conectada a los niveles de azúcar de sangre crecientes

La Gente cuya presión arterial no cae importante durante la noche tiende a tener problemas más cardiovasculares.

Ahora, la nueva investigación en el Sistema de la Salud de la Universidad de Michigan y el Sistema Sanitario de Ann Arbor de los Asuntos de los Veteranos indica que también tienden a tener niveles más altos de glucosa (azúcar de sangre).

Eso podría poner estos supuestos “no-cucharones” en mayor riesgo para desarrollar la diabetes y otras enfermedades, que a su vez aumenta el riesgo de problemas cardiovasculares, los investigadores dicen.

“Encontramos que los no-cucharones experimentaron una probabilidad más alta que aumentaba la glucosa de ayuno que la gente cuya presión arterial sumerge por el más de 10 por ciento de noche,” dicen a Meredith Montero, estudiante de medicina de tercer año en la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan, que está presentando investigación el 13 de mayo en la reunión anual de la Sociedad Americana de la Geriatría en Orlando.

“Esto significa que los proveedores de asistencia sanitaria pueden querer vigilar la glucosa de estos pacientes más de cerca y acentuar a él la importancia de vigilar su presión arterial,” a Montero dice.

Los Investigadores estudiaron 51 edades 60 de los pacientes a 80 quién tienen tensión arterial alta, o hipertensión. De ésos, 20 eran los no-cucharones, cuya presión arterial no cae por el 10 por ciento en la noche. La Mayoría de la gente en la población en general es “cucharones,” pero es común para la gente con la hipertensión ser no-cucharones.

Ambos grupos tenían niveles de presión arterial medios casi idénticos durante el período de 24 horas que los estudiaron, pero los no-cucharones no tenían la reducción de noche en su presión arterial experimentada por los otros 31 temas.

Dos dimensiones del azúcar de sangre - glucosa de ayuno y pruebas de tolerancia de glucosa orales de dos horas - diferidas para los dos grupos, el estudio encontraron. El nivel de ayuno de la glucosa para los cucharones era 95 mg/dl por término medio; su nivel de tolerancia oral de dos horas de la glucosa era 133 mg/dl. Esos números eran 102 y 144 para los no-cucharones, respectivamente.

Una glucosa de ayuno nivelada más altamente de 125 es indicativa de la diabetes. Los Niveles de 110-125 pueden indicar la pre-diabetes, una condición en la cual los niveles de la glucosa en sangre sean más altos que usuales pero no están en el nivel de diabetes. La Gente con pre-diabetes puede prevenir el inicio de la diabetes con la ayuda de ejercicio, de baja de peso y de cambios de la dieta.

Además del potencial para la diabetes que se convertía, la glucosa y los tipos más altos de la insulina podrían contribuir al índice creciente de problemas cardiovasculares entre no-cucharones, dice la Marca Supiano, M.D., profesor del remedio geriátrico en el Departamento de Facultad de Medicina del U-M del Remedio Interno, director de la Investigación Geriátrica, de la Educación y del Centro Clínico (GRECC) en mentor de los Veteranos de los Asuntos de Ann Arbor de la facultad del Sistema Sanitario, y de Montero en este estudio.

“Puesto Que niveles más altos de la glucosa se atan a tales condiciones de salud serias, es importante que vigilamos estos niveles en la gente que aparece estar en un riesgo más alto, tal como gente cuya presión arterial no caiga importante durante la noche,” Supiano decimos.

http://www.med.umich.edu/