El limpiar de la amígdala es terrible - hace la mordaza de la gente

Los cirujanos del oído, de la nariz y del paso de la clínica de Mayo esperaban encontrar una prueba más convivial para la infección de garganta que limpiando las amígdalas directamente, sino que por el contrario descubrieron que el lampazo tiene que tocar las amígdalas para descubrir exacto la infección.

“Si habríamos podido decir que los niños no tienen que hacer sus amígdalas limpiar -- que podríamos conseguir el lampazo de delante de la boca -- eso habría sido una buena cosa,” dice a Laura Orvidas, M.D., oído de la clínica de Mayo, cirujano de la nariz y del paso e investigador mayor del estudio. “Pero, estamos diciendo que usted no puede hacer eso.”

El Dr. Orvidas y colegas conducto un estudio para determinar si las amígdalas infectaron con los estreptococos beta-hemolíticos del grupo A -- conocido común como infección de garganta -- vierta suficiente DNA que la infección se podría descubrir hacia el frente de la boca. Ella explica que una determinada cantidad de DNA es necesaria para que venga una prueba del strep fuera positivo.

“Le encontramos tuvimos que ir hasta el final al dorso del paso a limpiar donde habrá suficiente DNA -- usted tiene que tocar real las amígdalas,” ella dice. “La infección se concentra mucho más en el tejido de la amígdala.”

El estímulo para los sitios que limpiaban de prueba en la boca con excepción de las amígdalas era encontrar un más niño y prueba adulto-cómoda, explica al Dr. Orvidas y Jonatán Lee, M.D., el residente quirúrgico del oído de la clínica de Mayo, de la nariz y del paso, que llevaron el estudio.

El “limpiar de la amígdala es terrible -- hace la mordaza de la gente,” dice al Dr. Lee. Los “niños la odian.”

El Dr. Orvidas está de acuerdo. “Con los lotes de niños es una lucha apenas a observar en sus pasos, sin mencionar el bastón un lampazo detrás allí,” ella dice. “Hay ciertos niños para quienes éste es enorme traumático. Nos motivan para intentar salvarlos “de la mordaza. “”

El Dr. Orvidas explica que ella ha experimentado el reto de la amígdala que limpiaba a niños no sólo con los pacientes pero también con su propia hija. “Era como le mataba,” ella dice de un acontecimiento reciente.

El estudio conducto anticipado con 130 pacientes que experimentaban tonsilectomía y en algunos casos, retiro de los adenoides también. Aproximadamente tres cuartos de los pacientes eran niños y un cuarto era adultos.

Durante la cirugía, los cirujanos limpiaron la superficie de la amígdala de cada paciente, el interior de la quijada por las muelas traseras, y entre el labio y las gomas en el frente de la boca. También recogieron muestras de tejido de la base de la amígdala y de los adenoides, si una adenoidectomía fue realizada.

El Dr. Lee analizaba los especímenes para el strep usando dos pruebas: reacción en cadena en tiempo real de polimerasa de la cultura estándar y del ciclo rápido, tecnología que amplifica la DNA. El Strep fue descubierto en uno o más de los sitios muestreados en 41 casos; 29 de éstos fueron descubiertos en la superficie de la amígdala. Ambos métodos de pruebas eran positivos para el strep en 28 de estos 29 casos. En cambio, el solamente 35 por ciento de esos pacientes con el strep en sus amígdalas era positivo en el lampazo que vino entre del labio y de la goma y en el 43 por ciento de los casos donde el lampazo fue tomado del interior de la quijada.