Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La vasculatura del tumor se ha convertido en un objetivo atractivo en el tratamiento del cáncer.

El tratamiento con una proteína fundió a un anticuerpo en los ratones del tumor-cojinete llevados a la coagulación de la sangre dentro de los vasos sanguíneos del tumor, de la muerte del tejido del tumor, y del retraso de incremento del tumor, según un nuevo estudio en la aplicación del 18 de mayo el gorrón del Instituto Nacional del Cáncer.

La vasculatura del tumor se ha convertido en un objetivo atractivo en el tratamiento del cáncer. Los E.E.U.U. Food and Drug Administration aprobaron el primer medicamento para el cáncer antiangiogenic, bevacizumab (Avastin), el año pasado, y otras drogas en esta categoría están en fase de desarrollo. Una aproximación en el diseño de estos tratamientos es desarrollar las moléculas que inducen efectivo la coagulación en la vasculatura del tumor cuando están entregadas sistémico (es decir, intravenoso) pero que no induzca la coagulación en buques del nontumor.

Claudia Gottstein, M.D., del hospital Colonia en Alemania, y colegas de la universidad creó las proteínas de la fusión que consistían en el factor soluble del tejido (sTF) genético fundido a los fragmentos del anticuerpo dirigidos contra ratón o la molécula de adherencia de célula vascular humana 1 (VCAM-1), un antígeno encontró en la superficie interna de los vasos sanguíneos del tumor, que es el primer sitio dentro de la carrocería que se expone a las drogas intravenosas. Examinaron la actividad de las proteínas en estudios de laboratorio y probaron sus efectos antitumores cuando estaban administrados sistémico a modelos del ratón del linfoma de Hodgkin del ser humano y del carcinoma del pulmón de la pequeño-célula y a un modelo del ratón del carcinoma del pulmón de la pequeño-célula que contuvo vasculatura humana del tumor.

Una única administración sistémica de la proteína de la fusión llevó a la muerte del tejido del tumor. El tratamiento a largo plazo produjo retrasos en incremento del tumor y algunas regresiones del tumor. Los investigadores no podrían encontrar ninguna prueba del revelado de los coágulos de sangre o de la muerte celular en los tejidos normales relacionados con el tratamiento.

Los autores observan que esta investigación es un paso más allá de las drogas de oclusión vasculares, que han sido efectivas en estudios clínicos cuando estaba aplicada localmente solamente eso no podría ser administrada intravenoso porque no fueron apuntadas.

En un editorial, Masahi Narazaki y Juana Tosato, del Instituto Nacional del Cáncer, revisan las diversas aproximaciones que han sido en fase de desarrollo privar tumores de su abastecimiento de sangre. “Si las aproximaciones de alcance vasculares tales como la que está descrita cerca [Gottstein y los colegas] se desarrollan en la terapéutica del cáncer, tienen el potencial de agregar un punzón potente en el combate contra cáncer. Sin obstrucción, más trabajo necesita ser hecho, pero la perspectiva es prometedora,” ellas escribe.