Memoria del Hábito - los seres humanos pueden detectar y conservar sin obstrucción conocimiento con la repetición

Los Seres Humanos tienen una capacidad “robusta” de aprender y de conservar la nueva información inconsciente, conservando supuesta memoria del hábito incluso cuando el aprendizaje consciente o declarativo está ausente, expertos de la memoria en la Universidad de California, la Facultad de Medicina de San Diego y el parte del Sistema de la Salud de los Asuntos de los Veteranos de San Diego en la aplicación del 28 de julio de 2005 la Naturaleza.

“Sabemos que hay hábito que aprende y que lo ha estudiado extensivamente en los modelos animales, pero no entendemos el proceso como en seres humanos porque nuestra memoria declarativa es tan dominante,” dijimos sin obstrucción al Escudero de Larry, Ph.D., profesor de neurologías, de la psiquiatría y de la psicología en el VAMC y el UCSD.

La memoria Declarativa se basa en el aprendizaje y la memorización del active, y es relacionada en una región del cerebro en el lóbulo temporal que incluye el hipocampo. Cuando se destruyen el hipocampo y las estructuras relacionadas, el paciente humano pierde la capacidad de aprender nuevas memorias y de llegar hasta memorias recientes.

El aprendizaje del Hábito ocurre cuando la información se salva inconsciente, con el aprendizaje de la repetición y del ensayo y error. Estas memorias se creen para ser conservadas en una diversa región del cerebro, llamada los ganglios básicos. En grapas con las lesiones en el hipocampo, había sido mostrado que en contraste con seres humanos con las lesiones hippocampal similares debido al daño o a la enfermedad que tienen dificultad el aprender de ciertas tareas durante cierto plazo, las grapas pueden aprender las tareas a un tipo normal, al parecer como hábitos.

“Hemos especulado que los seres humanos pudieron tener la misma capacidad de detectar memoria del hábito, pero que esta capacidad es obscurecida ordinariamente por nuestra capacidad excelente de aprender por la memorización consciente,” dijo al Escudero.

En el estudio señalado en Naturaleza, dos voluntarios humanos con la amnesia, llamada EP y GP, participados en una serie de la discriminación simple del objeto encargan. Ambos individuos tienen debilitación severa de la memoria, debido al daño del lóbulo temporal causado por encefalitis del herpes simple.

Presentaron con la misma serie de 8 pares de objetos diversos y fueron pedidos los voluntarios seleccionar el correcto de cada par, en varias sesiones conducto durante varias semanas. La palabra “correcta” estaba en la parte inferior del objeto correcto, y podría ser leída después de que el objeto fuera tomado y volcado.

Al principio de cada sesión, los voluntarios no tenían ningún recuerdo de realizar la tarea previamente, e incluso después varias sesiones no podrían explicar lo que les pedían hacer o porqué. Pero, después de varias sesiones de relanzar el ejercicio con los mismos pares de objetos, los voluntarios inconsciente seleccionaron el item correcto en cada par con el aumento de exactitud.

La capacidad de seleccionar el objeto correcto aparecía ser automática. De hecho, durante el curso del estudio como podían seleccionar el objeto correcto, los temas se preguntaban en voz alta, “Cómo soy que hace esto?” Cuando está preguntada cómo él conocía qué objeto para seleccionar, uno de los temas apuntados a su cabeza y contestados “Le aquí, y de alguna manera u otro la mano va para él.” Para el final del estudio rayaban el 95% y 100% en su selección del item correcto.

“Estas conclusión ayudan a explicar cómo los pacientes con baja de memoria profunda pueden todavía hacer lo que hacen, por ejemplo, porqué el EP del paciente de la amnesia puede tomar un paseo alrededor de su vecindad sin conseguir perdido,” dijo al Escudero. Los “Seres Humanos pueden detectar y conservar sin obstrucción conocimiento con la repetición. Esto también nos recuerda que tenemos este sistema de aprendizaje del hábito que esté trabajando todo el tiempo detrás de las escenas, dando forma independientemente quién somos y cómo nos comportamos, además de nuestro sistema de aprendizaje consciente.”

http://www.ucsd.edu/