La Terapia génica y el ejercicio pueden ayudar a víctimas de Lou Gehrig's Disease

Un nuevo estudio en ratones da esperanza que una combinación de la terapia génica y del ejercicio puede ampliar las vidas de la gente que tiene Lou Gehrig's Disease.

La Esclerosis lateral amiotrófica (ALS), o Lou Gehrig's Disease, es crónicos y enfermedad progresiva que eso lleva a la parálisis y final a la muerte. No hay vulcanizaciones sabidas, y el único método Aprobado por la FDA para tratar la enfermedad es una droga que puede ampliar vida entre tres y seis meses, dijo a Brian Kaspar, el autor importante del estudio y profesor adjunto de pediatría en la Universidad Estatal de Ohio.

En el estudio, algunos de los ratones fueron tratados con una combinación del ejercicio y terapia con un gen sabido para ayudar a proteger las neuronas de motor.

“La terapia combinada duplicó casi la vida útil de ratones con el ALS,” dijo a Kaspar.

Los Ratones que tenían ALS pero recibidos ningún tratamiento vivieron un promedio de 120 días. Sin Embargo, los ratones que fueron permitidos ejercitar y la terapia génica también recibida vivieron un promedio de 210 días. Los ratones Sanos viven generalmente por uno o dos años.

“De Alguna Manera, los dos tratamientos se complementan y benefician al ratón,” dijo a Kaspar, que es también investigador con el Centro para la Terapia Génica en el Instituto de la Investigación de los Niños de Columbus.

Él presentó trabajo el 14 de noviembre en Washington, C.C., en la reunión anual de la Sociedad para la Neurología.

En el estudio actual, los investigadores observaban los efectos del ejercicio ambos con y sin el tratamiento adicional de la terapia génica. Un grupo de ratones que servían como mando tenía ALS pero recibido ningún tratamiento.

El estudio también mostró que los ratones con el ALS se beneficiaron de ejercicio más si comenzaron anterior en vida. Algunos ratones comenzaron el tratamiento del ejercicio (sin terapia génica) en 40 días de edad, mientras que otros ratones no comenzaron a ejercitar hasta 90 días de edad.

Los ratones que comenzaron a ejercitar cuando los más joven vivieron alrededor de un mes más largos que los ratones del mando, mientras que los ratones que comenzaron a ejercitar en 90 días de edad vivieron un promedio 11 días de más de largo que los ratones del mando.

“Cuanto anterior los ratones podrían ejercitar, cuanto mejor lo hicieron,” Kaspar dijo.

Los Estudios de otras enfermedades neuronales, tales como Parkinson y Huntington, han sugerido que el ejercicio puede evitar real que mueran las neuronas.

En trabajo relacionado, Kaspar y sus colegas encontraron esa supervivencia ampliada terapia génica del ratón por cerca de 20 a 25 días. El gen que utilizaron, insulina-como el factor de incremento 1 (IGF-1), produce una hormona por el mismo nombre. Esta hormona ayuda a proteger las neuronas de motor y también estimula incremento del músculo.

La “Investigación sugiere que el ejercicio refuerce niveles de IGF-1 así como otras proteínas que pueden ser beneficiosas,” Kaspar dijo. “Combinar los dos tenía un efecto profundo sobre la supervivencia y la función, sugiriendo que los tratamientos juntos pueden diferenciar importante en la progresión del ALS.”

Pero mientras que este pequeño estudio en ratones muestra promesa, los investigadores todavía tienen maneras de ir antes de que las juicios humanas puedan comenzar. Ni pueden decir qué clase de ejercicio puede ser el mejor para alguien con el ALS.

Kaspar y sus colegas han comenzado ya la fase próxima del estudio del ratón, no obstante - están entrenando a ratones para ejecutarse en una rueda de ardilla. El Entrenamiento de los animales permitirá a los investigadores controlar cuánto tiempo un ratón puede ejercitar. Esperan poder medir los efectos de diversas duraciones del ejercicio sobre la enfermedad.

“Entendiendo cómo la expresión génica de las influencias del ejercicio puede ayudarnos a encontrar las nuevas terapias que retrasan la progresión del ALS,” Kaspar dijo. Las influencias de la enfermedad cerca de 30.000 personas en los Estados Unidos, con áspero 5.000 nuevos casos señalaron cada año. La esperanza de vida Media está a cinco años del inicio de la enfermedad.

La causa del ALS es desconocida en todos sino el 2 por ciento de los casos, donde la enfermedad es causada por una mutación genética sabida.

“El reto final es imaginar qué muerte de la neurona de motor de los disparadores en el otro 98 por ciento de gente con la enfermedad,” Kaspar dijo.

Kaspar conducto el estudio con Soo Kim, persona pre-doctoral en bioquímica en el Estado de Ohio; con Liza Grissett y Priya Umapathi, ambos con el Instituto de la Investigación de los Niños de Columbus; y con Lindsay Frost, el Cristiano y Fred Gage, todo de Lindsey con el Instituto de Salk en La Jolla, California.

http://www.osu.edu/