Trastornos alimentarios conectados a las complicaciones perinatales

Ciertas complicaciones durante e inmediatamente después de nacimiento se asocian al revelado de la anorexia nerviosa de los trastornos alimentarios y del nervosa de la bulimia, según un estudio en la aplicación de enero archivos de la psiquiatría general, uno de los gorrones de JAMA/Archives.

Los trastornos alimentarios se creen para ser causados por una acción recíproca compleja de factores genéticos y ambientales, según la información de fondo en el artículo. Los partes de observación sugieren que los problemas durante el neurodevelopment en el feto pudieran llevar a la anorexia nerviosa o al nervosa de la bulimia más adelante en vida, y algunos estudios han encontrado una correlación entre las complicaciones obstétricas y la anorexia nerviosa. Las “complicaciones obstétricas pudieron tener más de un papel en el etiopathogenesis de trastornos alimentarios; primero, pueden causar daño hipóxico-inducido al cerebro que empeora el neurodevelopment del feto, y en segundo lugar, la suficiencia de la nutrición durante embarazo y en el período postnatal inmediato parece influenciar el estado alimenticio del adulto y el apetito que programa en vida,” los autores escribe.

Angela Favaro, M.D., Ph.D., y colegas en la universidad de Padua, Italia, terminó un análisis de 114 hembras con anorexia nerviosa, 73 con nervosa de la bulimia y un grupo de mando de 554 sin cualquier condición, todo nacido en el hospital de Padua entre el 17 de enero de 1971 y el 30 de diciembre de 1979. Quince de la gente con anorexia, 22 con bulimia y todos los temas del mando habían participado en un estudio anterior de la incidencia de trastornos alimentarios en Padua. Los autores agregaron en una muestra de 99 personas con anorexia y 51 con la bulimia que había sido referida un ambulatorio para sus condiciones. Entonces combinaron las muestras y los datos analizados sobre las complicaciones obstétricas obtenidas de archivos del hospital.

Varias complicaciones específicas en el molde-madre--incluyendo la anemia maternal (niveles bajos de la hemoglobina en la sangre), el infarto mellitus y placentario de la diabetes (muerte de la parte del tejido de la placenta)--aumentó el riesgo de un niño de desarrollar anorexia nerviosa. Los problemas del corazón, la hipotermia (temperatura del cuerpo inferior), los temblores y la hiporeactividad neonatales (menos de la reacción normal a los estímulos) también fueron asociados al último desarrollo de la anorexia. El infarto placentario, la hiporeactividad neonatal, las dificultades tempranas con la consumición, el largo más corto que medio del nacimiento y el peso de nacimiento inferior fueron asociados a nervosa de la bulimia.

Además, el número de complicaciones afectó a la edad en la cual los niños desarrollaron anorexia nerviosa. Ésos con más de cinco complicaciones desarrollaron el desorden en una edad media de 16,3, comparada con 17,5 años para ésos con una a cinco complicaciones y 18,8 años para ésos sin complicaciones. “Este tipo de lazo se considera las pruebas de un nexo causal e indicaría que una debilitación en el neurodevelopment se podría implicar en la patogenesia de la anorexia nerviosa,” a los autores escribe.

“Estas conclusión parecen mostrarles una cierta semejanza qué se ha encontrado en esquizofrenia y, con menos pruebas, en otros desordenes psiquiátricos severos,” denuncian--que algunas complicaciones obstétricas pueden contribuir al revelado de enfermedades psiquiátricas robando un feto del oxígeno y de los alimentos necesarios para el neurodevelopment apropiado o causando daño cerebral neonatal. “Sin embargo, esta observación debe llevar a una búsqueda para otros factores de riesgo más específicos que obren recíprocamente con factores perinatales y puedan predecir el revelado de un desorden psiquiátrico determinado bastante que otro.”

Además, escriben, la investigación futura “debe intentar fijar el impacto pronóstico de la presencia de complicaciones obstétricas y si este factor pudo ayudar en la opción del tratamiento apropiado y efectivo.”