Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los Investigadores crean el modelo animal de cualquier característica esquizofrénica

Los Investigadores han desarrollado una deformación del ratón en la cual la actividad anormal de la maquinaria de la dopamina en una parte específica del cerebro causa las debilitaciones cognoscitivas y del comportamiento que imitan ésos en esquizofrenicos humanos.

El logro es importante, porque crear un modelo animal de ninguna características esquizofrénica no se ha hecho antes. Y las complejidades genéticas y fisiológicas de la esquizofrenia han obstaculizado seriamente esfuerzos de entender el desorden.

Dr.s Cristóbal Kellendonk, Eleanor H. Simpson, Eric R. Kandel y colegas señaló su revelado del modelo del ratón en un artículo en la aplicación del 16 de febrero de 2006 la Neurona.

En un avance del estudio en la misma aplicación la Neurona, el neurólogo Solomon Snyder escribió que las conclusión de los investigadores--junto con los estudios que implican genes específicos en esquizofrenia--“permita una base para el optimismo” que los ratones dirigidos podrían proporcionar a un modelo animal para la esquizofrenia. “En este caso, los ratones transgénicos desarrollados por Kellendonk y los colegas pueden proporcionar a una herramienta valiosa para entender esto más malo de trastornos mentales,” escribieron a Snyder.

Kellendonk y sus colegas basaron sus experimentos en una teoría extensamente validada que la hiperactividad en la maquinaria de la dopamina del cerebro desempeña un papel fundamental en esquizofrenia. La Dopamina es un neurotransmisor importante en el cerebro--un mensajero químico que una neurona lanza en su vecino para accionar un impulso de nervio en la neurona de recepción.

Las drogas antipsicóticas mayores son creídas “para marcar abajo” de la maquinaria de la dopamina cegando los receptores para la dopamina en la superficie de neuronas. También, las anfetaminas, que release/versión la dopamina, se saben para agravar síntomas esquizofrénicos.

Los investigadores también basaron sus experimentos en pruebas que las anormalidades en la región del cerebro conocida como el striatum pueden afectar a la función cognoscitiva en esquizofrenicos--indirectamente influenciando la corteza prefrontal, un centro importante para la función cognoscitiva.

Para imitar la maquinaria hiperactiva de la dopamina, los investigadores crearon una deformación genético alterada del ratón en la cual los receptores de la dopamina overexpressed solamente en el striatum. Cuál es más, él dirigió la deformación del ratón de modo que pudiera cerrar este énfasis excesivo dando a los ratones el doxycycline antibiótico.

Los investigadores encontraron que los animales dirigidos no mostraron ninguna diferencia de ratones normales en su funcionamiento cognoscitivo general, nivel de actividad, el funcionamiento sensoriomotor, o la ansiedad.

Sin Embargo, los ratones mostraron las mismas clases de déficits cognoscitivos específicos vistos en esquizofrenicos humanos. En pruebas usando los laberintos, los animales mostraron déficits en “memoria de trabajo”--el almacenamiento temporal de la información requerido para una tarea. Los animales también mostraron una adaptabilidad del comportamiento más pobre; podían menos que ratones normales invertir su asociación de un olor determinado con una recompensa.

Los análisis Bioquímicos de los cerebros de los animales revelaron que exceso de la actividad del receptor de la dopamina en el striatum contribuyó a la función cortical prefrontal anormal.

Importantemente, encontró a los investigadores, ellos no podía invertir estos déficits cognoscitivos usando el antibiótico para amortiguar abajo de la maquinaria de la dopamina. Esto que encuentra sugiere que el efecto de la maquinaria anormal de la dopamina era de desarrollo, ellos dijo.

“Si la activación creciente de los receptores [de la dopamina] contribuye de hecho a los déficits cognoscitivos de pacientes con esquizofrenia, nuestros datos podrían explicar porqué los antipsicóticos no mejoran grandemente déficits cognoscitivos,” escribieron a los investigadores. “Los cambios fisiológicos que son responsables de déficits cognoscitivos pueden estar presentes mucho antes de que el primer episodio sicopático, cuando el tratamiento comienza generalmente. Así, el tratamiento con los antipsicóticos típicos puede ser demasiado atrasado invertir los cambios fisiológicos que son responsables de los déficits cognoscitivos.”

Los investigadores advirtieron que los “modelos del Roedor de la esquizofrenia tienen limitaciones importantes. Los circuitos neuronales afectados en gente son más complejos que los circuitos análogos en roedores. Particularmente, la talla relativa de la corteza prefrontal que está implicada en los déficits cognoscitivos es mucho más pequeña en roedores que en primates. Algunos de los síntomas cognoscitivos tales como alucinaciones o falsas ilusiones son imposibles de dirigir.

“Sin Embargo, el roedor que los modelos tienen la ventaja de permitir pruebas directas de los lazos del causa-efecto para los aspectos específicos de la enfermedad, tales como algunos de los déficits cognoscitivos,” ellos concluyó. “Aquí hemos podido introducir genético un único cambio molecular en una moda reservada y regulada y estudiar sus consecuencias del comportamiento y fisiológicas.”

Los investigadores dijeron que sus conclusión sugieren que los síntomas cognoscitivos de la esquizofrenia puedan presentarse de diferencias genéticas sutiles en el gen del receptor de la dopamina en los esquizofrenicos que aumentan actividad del receptor.

http://www.neuron.org/