Adiposidad, restricción de la caloría, y envejecimiento Excesivos

¿Puede comiendo un bajo en calorías con todo dieta equilibrada ampliaron alimenticio vida humana? La investigación Preliminar sugiere que pudiera, así que los investigadores en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis están poniendo en marcha un estudio a largo plazo para descubrir.

En un editorial en el Gorrón de American Medical Association, Luigi Fontana, M.D., el Ph.D., el profesor adjunto del remedio en la Universidad de Washington y un investigador en el Istituto Superiore di Sanita en Roma, Italia, dice que las dietas caloría-reservadas apuntan a los mecanismos posibles del envejecimiento y que sugieren maneras de intervenir y de modificar sus efectos.

en Enero, Fontana y los colegas encontraron que después de un promedio de seis años en la restricción de la caloría, los corazones de la gente funcionaron como los corazones de una gente mucho más joven. Y las personas del Centro de Investigación Biomédico de Pennington en la Universidad de Estado de Luisiana en Baton Rouge están señalando que seis meses de la restricción de la caloría reducen dos etiquetas de plástico dominantes de envejecimiento: niveles de la insulina y temperatura del cuerpo de ayuno.

Más que hace una década varios investigadores, incluyendo Juan O. Holloszy, M.D., profesor de medicina en la Universidad de Washington, demostraron que la restricción calórica rigurosa y constante aumentó la vida útil máxima en ratones y ratas en el cerca de 30 por ciento y lo protegió contra ateroesclerosis y cáncer.

El estudio Humano ha sido difícil porque la restricción de la caloría requiere un régimen muy estricto de la dieta, para mantener el número total de calorías inferior y para asegurar que la gente consume el equilibrio apropiado de alimentos. Algunas dedican personas de un grupo llamado la Sociedad de la Restricción de la Caloría a limitar su aportación calórica con la esperanza de mejorar su salud y de ampliar sus vidas. Las piezas de la Sociedad, que se llaman los Camaradas (Restricción de la Caloría con la Nutrición Óptima), han desarrollado maneras de comer dietas bajas en calorías/arriba de la nutrición.

Fontana ha hecho la investigación extensa con los Camaradas, señalando recientemente en la aplicación del 17 de enero el Gorrón de la Universidad Americana de la Cardiología que los corazones de la gente en la restricción de la caloría aparecían más elásticos que los de los temas género-correspondidos con de la edad y del mando. Sus corazones podían relajarse entre las batidos de una manera similar a los corazones de una gente más joven.

Las personas del Centro de Investigación Biomédico de Pennington señalan en la aplicación del 5 de abril el Gorrón de American Medical Association en un estudio de seis meses de hombres y de mujeres entre 25 y 50 quién fueron colocadas en una dieta de la restricción de la caloría que bajó su aportación calórica diaria por el cerca de 25 por ciento. Los investigadores compararon ésos en la restricción de la caloría a los temas que no había sido en una dieta, habían cortado calorías por el cerca de 12,5 por ciento y habían aumentado la energía que quemaron con ejercicio por a como cantidad, o habían pasado seis meses en una dieta baja en calorías estándar de cerca de 1.800 a 2.000 calorías por día hasta que hubieran perdido el 15 por ciento de su peso corporal.

El estudio, llamado la Evaluación Completa de los efectos A largo plazo de Reducir la Admisión de la Energía (CALERIE), encontrada que todos los temas que adietaron o aumentaron sus grasas perdidas ejercicio del peso y de cuerpo. Pero ésos en una dieta de la restricción de la caloría terminaron el estudio con niveles de ayuno más inferiores de la insulina y temperaturas del cuerpo más inferiores de la base. También tenían menos daño oxidativo a su DNA, probablemente una etiqueta de plástico del envejecimiento en el nivel bioquímico y celular.

“Este estudio ha descansado la base para la investigación futura en los efectos a largo plazo de la restricción de la caloría en seres humanos para considerar si puede prolongar realmente vida útil,” a Holloszy dice. “Se está poniendo de manifiesto de estudios con los Camaradas -- y de este estudio abreviado, anticipado -- esa restricción de la caloría cambia algunas de las etiquetas de plástico que nos asociamos al envejecimiento.”

Holloszy y Fontana están consiguiendo listos para poner en marcha una segunda fase del estudio de CALERIE, para observar los efectos de la restricción de la caloría a lo largo de dos años.

“Sabemos que la gente en la restricción de la caloría perderá el peso,” dice Fontana. “Solamente este estudio no es un estudio de la peso-baja. Estamos esperando aprender más sobre si la restricción de la caloría puede alterar el proceso del envejecimiento.

Fontana dice, por ejemplo, ése de calidad inferior, inflamación crónica parece mediar el envejecimiento. La gente Gorda y obesa tiende a tener niveles más altos de inflamación que gente magra, así que tiene sentido que el peso perdidoso pudo aumentar la vida útil media bajando los riesgos de algunas enfermedades relativas a la edad, tales como diabetes y ateroesclerosis. Pero en los estudios animales no sólo hicieron más del más largo vivo de los animales, la longitud máxima de una rata o la vida del ratón también creciente. El estudio de CALERIE espera conseguir algunas pistas sobre si la restricción de la caloría pudiera hacer la misma cosa para los seres humanos.

“Queremos aprender si la restricción de la caloría puede invertir algunas de estas etiquetas de plástico del envejecimiento en gente joven sana,” a Holloszy decimos. “Va a ser muchos años antes de que sepamos si la restricción de la caloría alarga realmente vida, pero si podemos demostrar que cambia estas etiquetas de plástico del envejecimiento, tales como daño de la DNA e inflamación, tendremos una idea bastante buena que está influenciando de alguna manera el proceso del envejecimiento en el nivel celular.”

Actualmente, Holloszy y Fontana están comenzando a reclutar a los voluntarios para la Fase II del estudio de CALERIE.

http://medicine.wustl.edu/