Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Cisteína que contiene las tablillas y manera potencial del chicle nueva de prevenir cánceres superiores del aparato digestivo

Los investigadores en la universidad de Helsinki, Finlandia, sugieren que la cisteína que contiene las tablillas y el chicle puedan ser una nueva manera para la prevención de los cánceres superiores del aparato digestivo.

Se ha estimado que en países desarrollados hasta el 80% de los cánceres de la boca, la faringe y el esófago son causados fumando y bebiendo del alcohol. Acordando a investigadores finlandeses que estas conclusión epidemiológicas pueden por lo menos en parte sea explicado por el hecho de que el resultado de consumición y que fumaba del alcohol en una exposición local fuerte del aparato digestivo superior al acetaldehído, y ellas ha probado que la exposición del acetaldehído se puede prevenir marcado por una tablilla que libere el aminoácido, l-cisteína.

El grupo de investigación de profesor Mikko Salaspuro, universidad del hospital de Helsinki y de la universidad de Helsinki, Finlandia, publicó ya en 1990 s una hipótesis, que los microbios que representan la flora humana normal del aparato digestivo producen localmente el acetaldehído del etanol y que puede exponerlos éste para un riesgo creciente de cánceres del aparato digestivo.

La hipótesis fue soportada fuertemente por los estudios japoneses que mostraban que el riesgo de cáncer del aparato digestivo está aumentado marcado de los bebedores japoneses, que tienen una capacidad disminuida de quitar el acetaldehído debido a una mutación de gen. El lazo de la causa-efecto fue soportado posteriormente fuertemente por encontrar nuevo de la demostración finlandesa del grupo de investigación que después de una pequeña dosis de los asiáticos del alcohol con la mutación de gen antedicha tiene 2-3 concentraciones más altas de las épocas de acetaldehído en su saliva que ésos con el acetaldehído normal que quita la enzima. Recientemente, un grupo de investigación de NIH denunció un mecanismo que induce DNA-daño en esas concentraciones del acetaldehído que se encuentren en la saliva después de beber del alcohol.

Se ha sabido ya por décadas que una l-cisteína inofensiva del aminoácido puede atar efectivo el acetaldehído y de tal modo eliminar su toxicidad. En este profesor Salaspuro de la base y profesor Martti Marvola, la universidad de Helsinki, comenzó a desarrollar contener y el acetaldehído de la l-cisteína que eliminaban las preparaciones que se podrían utilizar eventual para la prevención de los cánceres del aparato digestivo. Las primeras dos preparaciones eran despacio l-cisteína que liberaba las tablillas que eliminaron efectivo el acetaldehído derivado a la boca y a la saliva después de un reto del alcohol o durante fumar.

Los métodos desarrollados por los grupos de investigación de Salaspuro y de Marvola se han patentado por todo el mundo. El propietario de las patentes es hoy en día compañía finlandesa Biohit Oyj. El primer producto comercial basado en este método patentado es l-cisteína que contiene el chicle que fue lanzado en el mercado en el 11mo congreso internacional del cáncer oral el 14-17 de mayo, en Italia.

“Sabemos que con este chicle es posible eliminar el acetaldehído totalmente de la saliva durante fumar. Esperamos que éste en el futuro resulte ser un método nuevo para la prevención de los cánceres orales asociados del consumo del alcohol y de tabaco. Sin embargo, las juicios controladas seleccionadas al azar largo plazo son naturalmente necesarias antes de que los efectos preventivos del cáncer posible puedan ser probados. Estamos proyectando actualmente ese tipo de estudios”, decimos Salaspuro.

Con el acetaldehído carcinógeno de la saliva se distribuye después de tragar a la faringe, al esófago y al estómago. Por lo tanto, los efectos de la l-cisteína pueden extender al área superior del aparato digestivo del conjunto. Por otra parte, el acetaldehído carcinógeno se puede producir también endógeno por los microbios orales de diversos productos alimenticios con el alto contenido del azúcar o de hidrato de carbono, especialmente en un estómago aclorhídrico. La gastritis y el achlorhydria atróficos son factores de riesgo bien conocidos del cáncer gástrico. Por lo tanto, además del chicle, también la otra cisteína que contiene preparaciones está en fase de desarrollo. La meta es desarrollar los nuevos productos que liberan despacio la cisteína en diversas partes del aparato gastrointestinal por el cual el acetaldehído se puede eliminar no sólo en la boca pero también en el estómago y puede estar también en el intestino grueso.