Firma de la expresión génica del linfoma de Burkitt determinada

Un estudio internacional de la investigación que implicaba la Universidad del Centro Médico de Nebraska, del Instituto Nacional del Cáncer y de 10 otras instituciones ha determinado con éxito la firma de la expresión génica para el linfoma de Burkitt.

El descubrimiento, que está señalado en Nueva Inglaterra del Remedio, permitirá que los médicos diagnostiquen mejor y tratará el linfoma de Burkitt y lo distinguirá mejor de otro formulario más común del linfoma malo.

El linfoma de Burkitt es un linfoma agresivo raro del Linfocito B que explica el 30 a 50 por ciento de linfomas en niños solamente el solamente 1 a 2 por ciento de linfomas en adultos. El linfoma de Burkitt es rápidamente fatal si es no tratado, pero es curable con terapia intensiva.

El linfoma de Burkitt ofrece un alto nivel de proliferación de las células malas y de desregulación del gen del c-myc, que es característico del linfoma de Burkitt. La distinción entre el linfoma de Burkitt y el linfoma grande difuso del Linfocito B (DLBCL), el formulario más común del linfoma non-Hodgkin en adultos, es crítica, porque difiere la administración de estas dos enfermedades. Cerca De 300 nuevos casos de linfoma de Burkitt, típicamente en niños, se diagnostican en los E.E.U.U. cada año.

Considerando Que un régimen de la quimioterapia de la inferior-dosis se utiliza relativamente típicamente para tratar DLBCL, este régimen es inadecuado para el linfoma de Burkitt, que requiere la quimioterapia intensiva. Además, debido al de alto riesgo de la implicación del sistema nervioso central con el linfoma de Burkitt, es esencial que la quimioterapia intratecal o sistémica que cruza la barrera hematoencefálica esté administrada. Este tipo de quimioterapia es innecesario en la mayoría de los casos de DLBCL.

El artículo en New England Journal del Remedio ofreció los resultados de dos estudios en la diagnosis molecular del linfoma de Burkitt que implicaba a varias instituciones Europeas y Norteamericanas. El Ala (Juan) Chan, M.D., Amelia y el Profesor de Austin Vickery de la Patología y codirector del Centro para la Investigación del Linfoma y de la Leucemia en UNMC, y Louis Staudt, M.D., Ph.D., jefe llevó Uno de los equipos de investigación de la biología molecular de la sección linfoide de las malignidades en el Instituto Nacional del Cáncer. La investigación fue utilizada a través de un Director multimillonario Challenge Grant del dólar concedido al Dr. Chan por el Instituto Nacional del Cáncer.

“Nuestro grupo estudió los perfiles de la expresión génica de 71 anteriores, los pacientes VIH-negativos no tratados con el linfoma esporádico de Burkitt o Burkitt-Como linfoma,” dijo a Kai Fu, M.D., Ph.D., profesor adjunto, patología y microbiología, en UNMC y el segundo autor del estudio. “Determinamos con éxito una firma de la expresión génica para el linfoma de Burkitt que distingue sin obstrucción el linfoma de Burkitt de DLBCL.”

Usando la firma de la expresión génica para el linfoma de Burkitt, el grupo podía fácilmente distinguir el linfoma de Burkitt de DLBCL por la alta expresión del gen de la meta del c-myc así como un subconjunto de otros genes de la meta.

La supervivencia Total era marcado superior para los pacientes con una diagnosis molecular del linfoma de Burkitt, pues fueron dados un régimen intensivo de la quimioterapia en vez de un régimen más inferior de la dosis. Notablemente, ocho casos dados una diagnosis patológica de DLBCL fueron reclasificados por la expresión génica como linfoma de Burkitt. Estos casos tenían todos los sellos de la expresión génica del linfoma de Burkitt, sugiriendo que representan los casos del linfoma de Burkitt que son difíciles de diagnosticar por métodos actuales.

Los resultados del estudio sugerirían que el perfilado de la expresión génica sea un exacto, método cuantitativo para distinguir el linfoma de Burkitt de DLBCL, el Dr. Fu dijeron. “Este estudio nos da otro ejemplo de la utilidad de la expresión génica que perfila para definir entidades biológicas con las implicaciones importantes para la investigación clínica y práctica,” él dijo.

http://www.unmc.edu