Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Todas las mujeres embarazadas tienen por lo menos una clase de pesticida en su placenta

Los seres humanos son directamente responsables de más de 110.000 substancias químicas que se han generado desde la Revolución industrial.

Cada año, “inventamos” más de 2.000 nuevas substancias, la mayor parte de ellas los contaminantes, que se emiten al ambiente y que están por lo tanto presentes en comida, aire, suelo y agua. No obstante, los seres humanos son también víctimas de estas emisiones, e involuntario (qué se sabe en este campo científico como “exposición inadvertida”), los seres humanos de cada día injieren muchas de estas substancias que no se puedan asimilar por nuestra carrocería, y se acumulan en las partes grasas de nuestros tejidos.

Esto se está preocupando especialmente para las mujeres embarazadas. Durante el período de gestación, todos los contaminantes acumulados en el organismo tienen acceso directo al microambiente en donde el embrión/el feto se convierte. La tesis doctoral “exposición del Maternal-niño vía la placenta a las substancias químicas ambientales con la actividad hormonal”, escrita por María José López Espinosa, del departamento de la radiología y del remedio físico de la universidad de Granada, analiza la presencia de pesticidas organoclorados - usados normalmente como pesticidas en los organismos de mujeres embarazadas. El análisis fue desarrollado en el hospital de la universidad de San Cecilio, en Granada, con 308 mujeres que habían dado a luz a los niños sanos entre 2000 y 2002. Los resultados son alarmantes: 100% de estas mujeres embarazadas tenía por lo menos un pesticida en su placenta, pero las cantidades del régimen medio a ocho diversas clases de substancias químicas.

Quince diversos pesticidas en los organismos de mujeres embarazadas

En su estudio, con el análisis de las placentas, López estudió la presencia de 17 pesticidas organoclorados disruptivos endocrinos (es decir, los pesticidas que interfieren con el funcionamiento apropiado del sistema hormonal). Resultados mostraron que los pesticidas más frecuentes presentes en el tejido de la placenta son el DDE (92,7%), el lindane (74,8%), endosulfán-Yo del diol del endosulfán (los 62,1%) y (54,2%). Entre éstos, el más frecuente era endosulfán-diol, con una concentración media de 4,15 nanograms por el gramo de placenta (lípido de 156,73 ng/g). Asombrosamente, el investigador de UGR [http://www.ugr.es] descubrió que las placentas de algunos pacientes contuvieron 15 de los 17 pesticidas analizados.

Un total de 668 muestras de mujeres embarazadas fueron utilizadas en este estudio, que fue aprobado por la Comisión ética del hospital de la universidad de San Cecilio. Los moldes-madre eran informados de las metas del estudio antes de dar su consentimiento expreso.

Las gracias a los ginecólogos, a las enfermeras y a las parteras que participaron en el estudio, las muestras biológicas fueron extraídas de la sangre, del cordón umbilical y de la placenta durante parto. El día siguiente, un levantamiento topográfico epidemiológico fue realizado por los estadísticos entrenados del levantamiento topográfico. Las preguntas contenidas levantamiento topográfico sobre los datos generales de los padres, sus domicilios, la profesión, el historial médico, la información antropométrica, la edad, hábitos del tabaco, forma de vida y dieta durante embarazo, entre otros factores.

El estudio hecho en el UGR ha facilitado la investigación en la asociación de las características de padres, de bebés recién nacidos y del parto con la exposición a los pesticidas encontrados en la placenta de los moldes-madre. Entre los aspectos asociados a una presencia más alta de pesticidas encontramos una más vieja edad, un índice de masa corporal más alto, menos peso ganado durante embarazo, bajamos el nivel de enseñanza, una exposición más alta del lugar de trabajo, maternidad por primera vez y bajamos el peso en bebés.

“Efectos serios sobre el bebé”

Según María José López, “no conocemos realmente las consecuencias de la exposición a los pesticidas disruptivos en niños, sino que podemos predecir que pueden tener efectos serios, puesto que esta exposición de la placenta ocurre en los momentos dominantes del revelado del embrión”. El grupo de investigación al cual María José López pertenece, dirigido por profesor Nicolás Olea Serrano, ha conducto varios estudios que asocian la exposición a los pesticidas a las malformaciones neonatales si el sistema genitourinario, tal como cryptorchidism (testículos undropped) y hypospadias (fusión total de los dobleces uretrales).

El investigador de UGR subraya el hecho que, a pesar de “exposición inadvertida”, “es posible controlar la ingestión del pesticida mediante una dieta apropiada, que debe ser sana y equilibrada, a través del consumo de comida cuyo contenido químico sea inferior. Por otra parte, el ejercicio diario y la evitación del tabaco (que podría también ser una fuente de la exposición inadvertida) son los hábitos muy importantes que ayudan a controlar la presencia de pesticidas en nuestros organismos.

El trabajo del investigador de UGR se enmarca dentro de los objetivos establecidos en el proyecto de investigación “incidencia cada vez mayor de desordenes masculinos humanos de la salud reproductiva en relación a efectos ambientales conectado incremento-y de cambios esteroide-inducidos sexo en el revelado programado” (salud reproductiva ambiental), dirigidos y realizados por un grupo multidisciplinario de clínicos, de investigadores básicos y de epidemiólogos en varias instituciones de países tales como Dinamarca, Finlandia o Inglaterra y financiados por la unión europea (QLK4-1999-01422).