Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El Nuevo método de terapia génica altera las células inmunes para el tratamiento del melanoma avanzado

Las personas de investigadores en el Instituto Nacional del Cáncer (NCI), parte de los Institutos de la Salud Nacionales, han demostrado la regresión continua del melanoma avanzado en un estudio de 17 pacientes genético dirigiendo a los propios glóbulos blancos de los pacientes para reconocer y para atacar a las células cancerosas.

El estudio aparece en la edición en línea de la Ciencia del gorrón.

“Estos resultados representan la primera vez que la terapia génica se ha utilizado con éxito para tratar el cáncer. Por Otra Parte, esperamos que sea aplicable no sólo al melanoma, pero también para una amplia gama de cánceres comunes, tales como cáncer del pecho y de pulmón,” dijo a Director Elias A. Zerhouni, M.D. de NIH.

Los linfocitos Autólogos - los propios glóbulos blancos de una persona - se han utilizado previamente para tratar el melanoma metastático. En un proceso llamado transferencia adoptiva de la célula, los linfocitos primero se quitan de pacientes con el melanoma avanzado. Después, las células más agresivas de la tumor-matanza se aíslan, se multiplican en el laboratorio, y después se reintroducen a los pacientes que se han agotado de todos los linfocitos restantes. Mientras Que razonablemente es acertado, este método se puede utilizar solamente para los pacientes del melanoma y solamente para los que tengan ya una población de linfocitos especializados que reconozcan tumores como células anormales.

Así, los investigadores del NCI, llevados por Steven A. Rosenberg, M.D., Ph.D., buscaron un modo eficaz de convertir linfocitos normales en el laboratorio en las células cáncer-que luchaban. Para hacer esto, drenaron una pequeña muestra de la sangre que contuvo linfocitos normales de pacientes individuales e infectó las células con un retrovirus en el laboratorio. El retrovirus actúa como una paloma mensajera para entregar los genes que codifican las proteínas específicas, llamados los receptores del Linfocito T (TCRs), en las células. Cuando se giran los genes, se hace TCRs y estas proteínas de receptor adornan la superficie exterior de los linfocitos. El TCRs actúa como radiobrújulas en que reconocen y atan a ciertas moléculas encontradas en la superficie de las células del tumor. El TCRs entonces activa los linfocitos para destruir a las células cancerosas.

En este estudio, los linfocitos nuevamente dirigidos fueron infundidos en 17 pacientes con el melanoma metastático avanzado. Había tres grupos de pacientes en este estudio. El primer grupo consistió en tres pacientes que no mostraron ningún retraso en la progresión de su enfermedad. Mientras Que el estudio se desarrolló, los investigadores mejoraron el tratamiento de linfocitos en el laboratorio de modo que las células se pudieran administrar en su fase del incremento más activo. En los dos grupos restantes, los pacientes recibieron los tratamientos mejorados. Dos pacientes experimentaron la regresión del cáncer, habían sostenido niveles de linfocitos genético alterados, y habían seguido siendo sanos durante un año. Un mes después de recibir terapia génica, todos los pacientes en los dos grupos pasados todavía tenían el 9 por ciento a 56 por ciento de sus linfocitos de TCR-expresión. No había efectos secundarios tóxicos atribuidos a las células genético modificadas en ningún paciente.

Se Acerca para aumentar la función del TCRs dirigido - incluyendo el revelado de TCRs que puede atar a las células del tumor más apretado - y optimizar más lejos métodos de la salida usando retroviruses esté bajo investigación. Además, los investigadores creen que puede ser beneficioso modificar más lejos linfocitos insertando las moléculas que ayudan a dirigir linfocitos a los tejidos cacerígenos. Las juicios Clínicas están conducto para aumentar eficacia del tratamiento usando la radioterapia de cuerpo entero para agotar la fuente de un paciente de linfocitos no-alterados antes de reemplazarlos por las células puramente dirigidas. Los investigadores también han aislado TCRs que reconocen cánceres comunes con excepción de melanoma.

“Estamos tratando actualmente a los pacientes avanzados del melanoma que usan transferencia adoptiva de linfocitos genético alterados, y ahora hemos expresado el otro linfocito que los receptores que reconocen el pecho, el pulmón, y otros cánceres,” dijeron a Rosenberg.

“Estos éxitos muy emocionantes en tratar el melanoma avanzado traen esperanza que este tipo de terapia génica, alterando linfocitos, podría ser utilizado en muchos tipos de cánceres comunes y podría ser realizable en un futuro próximo,” dijeron a Director Juan E. Niederhuber, M.D. del NCI. Él reconoció a Rosenberg para su estudio persistente y visionario del papel del sistema inmune en el tratamiento del cáncer. “Él es uno de los arranques de cinta nosotros toda la mirada para a movernos hacia adelante,” Niederhuber dijo.

El cáncer de Piel es el más común de todos los cánceres. Según la Sociedad del Cáncer Americana, el melanoma explica el cerca de 4 por ciento de cajas del cáncer de piel, pero es también del tipo más serio y la mayoría más agresivo. En los Estados Unidos, los 62.190 nuevos casos estimados de melanoma serán diagnosticados y aproximadamente 7.910 personas morirán de la enfermedad en 2006.

Para un Q&A en las técnicas de la terapia génica similares a ésas usadas en este estudio, vaya: http://www.cancer.gov/cancertopics/factsheet/Therapy/gene.

Para más información sobre la investigación del Dr. Rosenberg, vaya a http://ccr.cancer.gov/staff/staff.asp?profileid=5757.

Para más información sobre cáncer, visite por favor el Web Site del NCI en http://www.cancer.gov, o llame el Servicio Informativo Del Cáncer del NCI en 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

www.nih.gov.