Los desordenes de ansiedad conectaron a los dolores de cabeza de la enfermedad de tiroides, de la enfermedad respiratoria, de la artritis y de la jaqueca

Los desordenes de ansiedad aparecen ser asociados independientemente a varias condiciones físicas, incluyendo dolores de cabeza de la enfermedad de tiroides, de la enfermedad respiratoria, de la artritis y de la jaqueca, según un parte en la aplicación del 23 de octubre archivos del remedio interno. Este co-acontecimiento de desordenes puede aumentar importante el riesgo de incapacidad y afectar negativo a calidad de vida.

Aunque la depresión se haya conectado de largo a la enfermedad física, las pruebas que soportan una asociación entre los desordenes de ansiedad y los problemas de salud física son más recientes, según la información de fondo en el artículo. Los desordenes de ansiedad incluyen trastorno de pánico, agorafobia (el miedo de ser en una situación donde el pánico o la ansiedad puede ocurrir y escape de la situación pudo ser difícil), fobia social y desorden obsesivo. Los estudios han encontrado que ésos con ansiedad (temerosa) fóbica pueden ser más probables experimentar muerte cardiaca súbita, y los índices de desordenes de ansiedad son más altos que preveídos en pacientes con enfermedad de tiroides, el cáncer, la hipertensión y varias otras condiciones.

Jitender Sareen, B.Sc., M.D., F.R.C.P.C., universidad de Manitoba, Winnipeg, Canadá, y colegas fomenta exploró la asociación entre los desordenes de ansiedad y las condiciones físicas en 4.181 adultos que eran parte de la encuesta sobre alemana la salud (GHS), conducto entre 1997 y 1999. El levantamiento topográfico fijado si los participantes tenían cualesquiera enfermedades físicas a través de un cuestionario que pedían cerca de 44 condiciones determinadas, una entrevista médica conducto por un médico de la atención primaria, mediciones de la presión arterial y una sangre y muestras de orina. Las entrevistas psiquiátricas conducto por un psicólogo o un médico, que utilizaron consideraciones del diagnóstico y del manual estadístico de trastornos mentales, la cuarta edición (DSM-IV) para descubrir desordenes de ansiedad. Una encuesta sobre la calidad de vida--cuál midió factores tales como funcionamiento físico, dolor y salud general--también fue administrado, y determinar a participantes de los niveles de la incapacidad denunció cuántos días de los últimos 30 no podían realizar sus actividades diarias usuales.

Entre los 1.913 hombres y 2.268 mujeres en el estudio, 429 (el 8,4 por ciento) tenían un desorden de ansiedad dentro del último mes y 2.610 (el 60,8 por ciento) tenían una condición física dentro del último mes. Teniendo un desorden de ansiedad fue asociado a tener cualquier tipo de condición física, y específicamente a enfermedades respiratorias, a enfermedades gastrointestinales, a artritis, a alergias, a enfermedades de tiroides y a dolores de cabeza de la jaqueca. La mayoría de los individuos con un desorden de ansiedad y enfermedad física desarrollaron el desorden de ansiedad primero, y tendieron a tener una calidad de vida más pobre que ésos con desordenes de ansiedad o condiciones físicas solamente. Los que tenían ambos tipos de desordenes también eran más probables tener uno o más días de incapacidad que ésos con las enfermedades físicas solas.

“Los mecanismos de la asociación entre los desordenes de ansiedad y las condiciones físicas siguen siendo desconocidos, aunque varias posibilidades deban ser consideradas,” los autores escriben. Por ejemplo, la presencia de una enfermedad puede causar la preocupación y la ansiedad que llega a ser eventual bastante seria para calificar como desorden de ansiedad, la presencia de desordenes de una ansiedad podría accionar los procesos biológicos que contribuyen a la enfermedad o una tercera condición, tal como un desorden de abuso de substancia, se podría conectar a ambos.

“Estas conclusión extienden el trabajo previo en las muestras clínicas y de la comunidad que observaron una asociación entre los desordenes de ansiedad y las enfermedades físicas pero también demuestran la asociación única de este comorbidity con calidad de vida pobre y la incapacidad,” los autores escribe. “Aunque ha habido esfuerzos crecientes de reconocer y de tratar la depresión en el médicamente enfermo, nuestras conclusión subrayan la necesidad de crear programas similares para reconocer y para tratar desordenes de ansiedad en médicamente el Illinois”