Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las bacterias del Estómago pueden proteger contra asma

Los Investigadores han encontrado que las bacterias encontradas en el estómago, de que pueden causar el cáncer y úlceras pépticas, pueden tener un papel en niños de protección del asma.

Según investigadores en la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, la gente que había sido infectada con los píloros de Helicobacter era el 21 por ciento menos probable conseguir infectada con el asma y el 23 por ciento menos de probable llevar cualquier alergia que otras personas.

Los datos estudiados los investigadores obtenidos sobre de 8.000 adultos y encontrados el de ésos infectados por las bacterias antes de la edad 15, las ocasiones de conseguir asma fueron reducidos cerca tanto como el 37 por ciento y este grupo eran también el 45 por ciento menos probables llevar cualesquiera alergias.

El Dr. Martin Blaser, profesor de la microbiología en NYU, dice que él primero consideraba esta conexión cuando fue encontrado que los píloros de Helicobacter tenían un lazo inverso con la enfermedad del reflujo gastroesofágico (GERD).

Que encontrando dice al Dr. Blaser incitó la idea que Helicobacter pudo ser protector; aunque sea malo para el estómago, es bueno para el esófago.

Han conectado a GERD a menudo a asma.

Blaser y el colega Yu Chen, profesor adjunto en el Departamento del Remedio Ambiental en la Facultad de Medicina de NYU, datos estudiados de alrededor 7.663 adultos del Tercer Examen Nacional de la Salud y de la Nutrición Reconocen y encontraron que los que tenían cualquier historia con asma tenían una “asociación inversa con el helicobacter positivo de CAG”.

El Dr. Blaser dice que nadie habría predicho que la presencia o la ausencia de bacterias en su estómago está asociada a una sensibilidad a los pólenes y a los moldes.

Blaser dice que más investigación es necesaria confirmar la asociación y después resolverse cómo el conocimiento puede ser utilizado.

Él dice que la mayoría de los doctores creen actualmente toda la necesidad de las infecciones de los píloros del H. de ser tratado, incluso ésos que no causan síntomas de la úlcera, pero Helicobacter es parte del cuerpo humano natural y ha estado viviendo en el estómago humano por un tiempo muy largo.

El estudio se publica en la aplicación del 23 de abril los Archivos del Remedio Interno.