Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

el stent biliar del Anti-reflujo ayuda a ésos con la obstrucción hepática

Una válvula del anti-reflujo desarrollada para ayudar a enfermos de cáncer del esófago también se ha mostrado para ayudar a ésos con la obstrucción hepática, según Kulwinder S. Dua, a M.D., médico de la investigación en la universidad médica de Wisconsin en Milwaukee.

El estudio, usando el stent biliar del anti-reflujo en pacientes con el cáncer del páncreas o hepático, aparece en la aplicación de mayo el gorrón gastrointestinal de la endoscopia.

Este stent hepático con “la válvula del Anti-Reflujo del DUA,” nombrado después de su inventor, fue autorizado para uso del FDA el año pasado. El stent del DUA, para corto, también se ha aprobado para el uso en Europa y Canadá.

El conducto biliar lleva la bilis del hígado a los intestinos. Cuando esta tubería se obstruye de los cánceres del páncreas, de la vesícula biliar, o del conducto biliar, la bilis comienza a la reserva dando por resultado ictericia, picar, fiebre, moldes, otros funcionamientos incorrectos del órgano y muerte. Diagnostican a cerca de 30.000 nuevos pacientes con el cáncer pancreático y 4.000 nuevos casos de cáncer hepático en los Estados Unidos cada año, lo más frecuentemente en una más vieja gente.

La cirugía para quitar los tumores es generalmente el mejor tratamiento, pero la enfermedad ha progresado a menudo demasiado lejos para considerar cirugía. Por lo tanto, un stent, un tubo minúsculo, hueco, se inserta usando un procedimiento como mínimo invasor para ayudar a perfeccionar el pasaje de la bilis. Sin embargo, estos stents estorban con frecuencia requerir procedimientos de la repetición reemplazar los stents estorbados. El mecanismo exacto que ése lleva a la obstrucción del stent no se sabe. Hay una posibilidad que la obstrucción ocurre de contenidos de los intestinos backflowing (el refundir) en el stent.

“La válvula del Anti-Reflujo del DUA” fue desarrollada inicialmente para reducir el reflujo de los contenidos de estómago en pacientes con los cánceres del esófago. Asemejándose a una manga de viento, funciona como una válvula piezosensible que se cierre cuando la presión del estómago aumenta de tal modo la prevención de reflujo. Sin embargo, cuando las estructuras de la presión más allá de cierto punto, la válvula invierten tener en cuenta eructar o vomitar. Bebiendo un trago del agua, invierte a su posición del anti-reflujo.

Los E.E.U.U. Food and Drug Administration autorizaron el “Stent del esófago del DUA” para uso de pacientes con el cáncer del esófago en 2002. Usando un diseño similar de la manga de viento, el Dr. Dua modificó la válvula y la sujetó al stent hepático que se cierra siempre que la presión en los aumentos de los intestinos para prevenir contracorriente en los conductos biliares.

Los estudios de laboratorio para evaluar la dinámica del flujo de este stent modificado mostraron que su válvula era efectiva en reducir contracorriente mientras que mantenía su función primaria, a saber flujo delantero.

El Dr. D.N. Reddy del instituto asiático de la gastroenterología en Hyderabad, la India, conducto un estudio en 60 pacientes consecutivos en quienes el conducto biliar fue obstruido del cáncer del páncreas o del conducto biliar. Él colocó un stent biliar estándar en 30 pacientes y el stent del DUA en los 30 pacientes restantes. La adición de la válvula del anti-reflujo en el stent del DUA no comprometió la función principal del stent, es decir el desagüe de la bilis como ambos stents eran igualmente efectivos en perfeccionar pruebas del hígado, y los regímenes de complicación eran similares.

El estudio mostró que el stent con la válvula del anti-reflujo del DUA seguía siendo funcional para un punto medio de 145 días comparados a 90 días en ésos con un stent estándar. Esto dio lugar a menos endoscopias de la repetición para los cambios del stent en pacientes con el stent del DUA. Había seis pacientes en el grupo del stent del anti-reflujo en el cual el stent seguía siendo patente por seis meses y comparada más de largo a solamente un tal paciente en el grupo estándar del stent.

“En pacientes con los cánceres avanzados que causan la obstrucción hepática en la cual la esperanza de vida es limitada, esta diferencia puede traducir a menos procedimientos para mantener evidencia hepática. Eso significa una mejor calidad de vida para estos enfermos de cáncer,” dice al Dr. Dua.

“Nuestro paso siguiente es hacer análisis de microscopio electrónico del patrón estorbado y los stents del anti-reflujo para evaluar el papel del reflujo de contenidos intestinales en el stent que estorba,” el DUA dice. “También esperamos observar otras aplicaciones este tipo de stent.”